Reforma Tributaria versión 2009: la caja o la vida

Mientras el Gobernador Binner asegura que para lo que resta del 2009 no habrá "un solo peso" de más para los maestros (y los aumentos del año que viene están condicionados a la reforma tributaria), e insiste a través de la Ministra Rasino en hacerle saber a la población que cumplieron con 17 puntos acordados en paritarias, el Ministro de Economía Angel Sciara le endulza los oídos a los presidentes de comunas e intendentes diciéndoles que la versión 2010 de la reforma tributaria (eufemísticamente denominada "armonización fiscal" con Córdoba y Entre Ríos) les significaría unos 400 millones de pesos más de coparticipación anual.
Definitivamente la reforma tributaria es a Binner lo que a Néstor Kirchner la resolución 125: una espina clavada en el corazón; con la diferencia que para Kirchner es en el corazón político y para el Gobernador santafesino en el núcleo económico. Es que para las enrojecidas arcas fiscales santafesinas, el aumento del inmobiliario y el cobro de Ingresos Brutos a mas de 100 empresas exentas le significarían - el peronismo dice que no es así - incrementar la recaudación, en el 2010 en unos 1.200 millones de pesos, con lo cual achicaría - a "prima facie" - el déficit del año que viene que el propio gobierno estima en dos mil millones de pesos, ya que calcula que el gasto público será de 13.000 millones de pesos, mientras que los recursos proyectados son de 11.000 millones de pesos.

Desde el peronismo esta vez prefieren ser menos talibanes que el año pasado, cuando los senadores tumbaron la reforma sin siquiera tratarla en comisiones, y apelan al gasto. Por ejemplo, el senador capitalino Juan C. Mercier quiere saber el stock de deudas de la Provincia al 30 de setiembre último, lo que para su jefe de bancada, el venadense Ricardo Spinozzi es "saber en qué gastó la plata el socialismo en todo este tiempo"

En tanto, el Ministro sigue apuntando a la "enorme rigidez del gasto" que solo en salarios y coparticipación a municipios y comunas se come el 78 por ciento de la recaudación, que asciende a la friolera del 93% si se le agregan la policía, salud, desarrollo social y educación.

Para agregarle una cuota más de polémica, Sciara relató que Entre Ríos recauda 65 millones de pesos anuales en concepto de Inmobiliario Rural, es decir un 50 por ciento más que Santa Fe porque "en los años de crecimiento económico los entrerrianos hicieron lo que no se hizo en nuestra provincia y fueron modificando el impuesto, mientras en Santa Fe el slogan de gobierno de Obeid era "hacer obras sin aumentar ningún impuesto". Según Sciara, los entrerrianos ya están en la segunda reforma del Inmobiliario Rural y esperan recaudar 150 millones de pesos anuales en dos años; nosotros estamos hoy en 40 millones, en esta Pampa Húmeda, con valores de 17.000 dólares la hectárea", cotejó.

Con respecto del tan meneado Ingresos Brutos, el hombre de la caja santafesina afirmó que Córdoba y Santa Fe "son dos provincias con estructuras económicas similares, entonces - se preguntó Sciara- si es racional establecer un 0,5 de Impuesto sobre Ingresos Brutos en Córdoba, ¿por qué no es racional hacerlo en Santa Fe. ¿Es distorsivo en Santa Fe y no lo es en Córdoba?".

El diputado peronista Mario Lacava le respondió a Sciara indicando que "la eliminación de ingresos brutos sobre la actividad agropecuaria, la construcción y la industria reduciendo solo su aplicación en la etapa de comercialización trajeron inversiones, trabajo, inclusión social, actividad económica y mas recursos para el estado"

Lacava justificó diciendo que en el año 2003, saliendo lentamente de la crisis del 2001 y hasta el año 2007, la provincia recibió mas de 8.000 millones de dólares de nuevas inversiones, se generaron mas de 400.000 puestos de trabajo, la desocupación bajó del 19% al 8% y la pobreza del 25% al 12%, convirtiendo al período en uno donde mayor inclusión social se registra en años".

En su momento, el Ministro de Gobierno Antonio Bonfatti había dicho que el gobierno de Obeid pudo hacer obras sin aumentar los impuestos porque nadaba en la plata que recibía del gobierno de Néstor Kirchner, "de quien hablaba maravillas", azuzó.

Fuente: SM

Comentá la nota