Reforma tributaria II parte

En Ingresos Brutos se apunta a eliminar la exención que hasta ahora goza la actividad industrial en un porcentaje que rondaría el 0,5 por ciento. Para el Inmobiliario se promoverá un incremento aún no definido, pero que no contemplará a los sectores más vulnerables.
El Ministerio de Economía enviará en los próximos días a la Legislatura el proyecto de Presupuesto 2010. La iniciativa de la Casa Gris incluirá nuevamente una propuesta de reforma tributaria para potenciar los recursos genuinos del fisco provincial en al menos dos de los cuatro impuestos provinciales: Ingresos Brutos e Inmobiliario -tanto urbano como rural-. En el primero de los tributos, se apuntará a eliminar la exención que hasta ahora goza la actividad industrial en un porcentaje que rondaría el 0,5 por ciento. Para el Inmobiliario se promoverá un incremento aún no definido, pero que no contemplará a los sectores más vulnerables. De no avalar las cámaras legislativa el paquete impositivo -como ocurrió en 2008 cuando la mayoría reutemista tumbó la iniciativa en el Senado-, el déficit proyectado para el año próximo rondará los dos mil millones de pesos.

Durante la semana, el gobernador Hermes Binner y su ministro de Economía, Angel Sciara avanzaron en la letra gruesa del Presupuesto para el año próximo, que será remitido a las cámaras en la primera quincena de noviembre. Sciara confirmó que la denominada "ley de leyes" contendrá una nueva propuesta de reforma tributaria para reducir el déficit y garantizar las obligaciones salariales, transferencias a municipios y comunas y la realización de obras públicas.

Binner había planteado la necesidad de "armonizar" criterios tributarios con las provincias limítrofes. "La provincia espejo es Córdoba y con ella estamos analizando un esquema en conjunto", confió a este diario un allegado al titular de la cartera económica.

El dato no es menor: en el Presupuesto 2010 elaborado por el gobernador Juan Schiaretti se promueve una suba promedio del Inmobiliario Urbano del 19 por ciento, con picos de hasta el 50 por ciento. Además, a mediante una suba de medio punto porcentual a la industria se proyecta recuadra 175 millones de pesos extra, para llegar al 82 por ciento de los recursos propios totales. En Santa Fe el mismo gravamen apenas supera el 70 por ciento de la masa propia total.

Sciara recordó que "desde el '92, en Santa Fe, la industria, la construcción y el agro, están exentos de Ingresos Brutos, con lo cual el gasto tributario, lo que no se paga, supera los mil millones de pesos. Son más de mil millones que no se cobran porque están exentos, mientras que Córdoba o Buenos Aires han optado por imponer Ingresos Brutos; además, en Córdoba, es más del 75 por ciento de recursos propios", explicó, al tiempo que agregó que este hecho "no determinó que se hayan ido industrias de la vecina provincia, ni que hayan venido a Santa Fe porque teníamos exención de Ingresos Brutos".

Según pudo saber este diario, la Casa Gris propondrá, sobre ingresos Brutos, eliminar la exención que hasta ahora goza la actividad industrial en un porcentaje que rondaría el 0,5 por ciento. Para el Inmobiliario se promoverá un incremento aún no definido, pero que no contemplará a los sectores más vulnerables. Sobre la patente automotor no habría mayores modificaciones. En cambio, no se descarta una actualización del impuesto a los Sellos.

Comentá la nota