Reforma tributaria: intendentes irán este jueves a la Legislatura

Plantearán la necesidad de que diputados y senadores acuerden un proyecto de reforma tributaria que pueda ser aprobado por ambas cámaras. Persisten planteos de algunos intendentes del justicialismo. Reclaman que también se cambien los parámetros de distribución de los ingresos.
Intendentes de diferentes puntos de la provincia desembarcarán mañana en la Cámara de Diputados para reclamarle a los legisladores que acuerden un proyecto de reforma tributaria factible de ser aprobado en las dos cámaras.

"No vamos a pedir que se vote esta reforma (la del Poder Ejecutivo); vamos a pedir que se pongan de acuerdo en votar una reforma que logre sanción definitiva", dijo el intendente de Santa Fe, Mario Barletta, ante la consulta de El Litoral. "No vamos a involucrarnos respecto de si un punto más o menos del Inmobiliario o Ingresos Brutos; no vamos a entrar en ese tipo de disquisiciones, pero lo que sí vamos a plantear es la necesidad de que se pongan de acuerdo y que debatan responsablemente para tener una reforma", completó el jefe municipal.

La decisión de ir a golpear las puertas de la Legislatura surgió ayer en el marco de una reunión que mantuvo el gobernador Hermes Binner con una veintena de intendentes tanto del oficialismo como de la oposición, para discutir los alcances del proyecto de reforma impositiva que el Ejecutivo ya envió a las cámaras.

La invitación para concurrir mañana a la presidencia de Diputados será girada a todos los intendentes y jefes comunales de la provincia, aunque la expectativa estará centrada en qué referentes del Justicialismo serán parte de la comitiva.

"Asistiremos los intendentes y jefes comunales que estemos entendiendo que es necesario analizar el tema y encontrar un consenso -dijo Barletta-. Vamos a convocar a todos para manifestar que tanto legisladores del oficialismo como de la oposición encuentren un consenso que posibilite avanzar en una ley que le garantice al Estado contar con los recursos que necesita para el año 2010", resumió.

Consultado sobre si asistirá a la reunión de mañana, el intendente justicialista Omar Perotti, no confirmó ni descartó su presencia. "Si hay algún consenso (con el resto de los intendentes de su partido) para ir o para acercar propuestas, seguramente se podrá hacer. Pero al haber definido la cámara tiempos tan cortos (para tratar el proyecto), habrá que ver cómo uno podrá acomodarse a esas posibilidades. Si no, haremos llegar nuestros aportes con los legisladores de nuestra zona", expresó.

Disidencias

Precisamente Omar Perotti fue uno de los intendentes que más reparos planteó a la reforma tributaria, tal como está redactada por el Poder Ejecutivo. Objetó no sólo el contenido, sino también las formas con las que se está manejando el tema.

"Antes de dar una opinión, hay que conocer el proyecto", dijo el intendente. "Que quede claro: el proyecto lo acabamos de recibir -sentenció-. Y acá no hay buenas noticias para los vecinos de cada ciudad porque más allá de las necesidades puntuales que tienen los distintos municipios y las comunas, hay un claro aumento de impuestos que decididamente lo va a pagar la gente, porque también Ingresos Brutos termina trasladándose. Ésa es una primera discusión", planteó.

Perotti ratificó su rechazo a la propuesta de gravar con Ingresos Brutos sectores productivos como la construcción y la industria, y sumó otras críticas.

"No se cambian los parámetros para distribuir los impuestos (no se toca la Ley de Coparticipación Provincial), y por otra parte, un elemento importante que es la deducción de Registro e Inspección de Ingresos Brutos, desaparece. Esto quiere decir que estamos sumando otro tributo por lo que habrá que analizar su impacto", advirtió.

Por último, cuestionó "el poco margen de acción" que habrá sobre todo en la cámara de Diputados, que ya mañana prevé tratar el tema en comisión. "Hay muy poco margen en la toma de decisiones porque nos dicen que este jueves ya sesiona la cámara en comisión y que el próximo jueves estarían tratando el tema en el recinto. Me parece que en Diputados hay poco para discutir", señaló.

Según contó, hubo un planteo común de los intendentes sobre "algunas situaciones de coyuntura que urgen determinadas atenciones, y en la necesidad de buscar consensos con un esquema de distribución diferente". De todas maneras, aclaró que no hay una postura unánime sobre el proyecto.

"Binner dijo que si él tenía que hacerse cargo del impuestazo, lo hacía, pero que quería informarnos los parámetros que incluye la reforma tributaria", concluyó.

Planteo

El secretario de Hacienda de la municipalidad de Rosario, Gustavo Asegurado, compartió la idea de trasladar los planteos a la Legislatura, pero aclaró que ello no pretende ser un lobby ni una presión.

"Hubo coincidencia en el diagnóstico de que necesitamos mayor cantidad de recursos. Hubo algunas objeciones porque el proyecto no se conoció antes, y en general, hubo una opinión de ir a la Legislatura y encontrar el ámbito para plantear las necesidades que tienen municipios y comunas, y en consecuencia, la necesidad también de que se encuentre un acuerdo que evite llegar a una situación frustrante como la que vivimos el año pasado (cuando la reforma tributaria no prosperó en el Senado)", manifestó.

Comentá la nota