Reforma política: posibles candidatos en 2011 buscan afirmarse en sus partidos

El control de las fuerzas políticas para los que cuentan con aspiracones para el 2011 puede ser crucial de aprobarse el proyecto que esta semana comenzará a ser tratado en el Congreso

El control de la estructura partidaria se considera clave para que estos candidatos puedan sortear con éxito las internas abiertas que deberían realizarse en 2010 en caso de que se apruebe la reforma impulsada por el oficialismo.

Con la puesta en marcha de la segunda versión del "operativo clamor", el ex presidente Néstor Kirchner podría reasumir la titularidad del Justicialismo en el marco del Consejo Nacional partidario, que sesionar el próximo martes en La Plata.

Respaldado por intendentes y dirigentes de todas las líneas, el santacruceño se enfila a retomar las riendas del PJ, algo que volvería a posicionarlo de cara a los próximos comicios generales, tras el tropiezo electoral en territorio bonaerense del 28 de junio pasado.

El gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, a cargo del partido tras el paso al costado de Kirchner, alentó la vuelta del ex mandatario y dijo que el Consejo Nacional del PJ tratar el tema en coincidencia "con la reforma política, el fortalecimiento de los partidos y elecciones internas abiertas".

En contrapeso, el vicepresidente Julio Cobos continúa en vías de reconciliación definitiva con la Unión Cívica Radical, y en las últimas horas confirmó que ese partido ser la "columna vertebral" de su eventual proyecto presidencial.

Si bien ratificó sus intenciones de culminar su mandato como vicepresidente de Cristina Kirchner, el mendocino ya piensa en solicitar una licencia varios meses antes de la campaña de 2011 para planificar su estrategia proselitista.

En un acto este jueves en la Universidad Tecnológica Nacional de Tucumán (UTN), Cobos pidió "madurez política", y envió un nuevo mensaje de unidad interna hacia el radicalismo, a fin de reducir la fragmentación en lo que podría ser su plataforma electoral para el 2011.

Distanciada, pero dentro del mismo espacio que el vicepresidente, la titular de la Coalición Cívica-ARI, Elisa Carrió, no resigna sus chances presidenciales. Su estrategia con vistas a los comicios generales ser relanzarse como líder de la oposición desde el Congreso, a trav‚s de su participación como jefa de bancada de los diputados de su espacio, algo que incrementar su exposición política.

Carrió ya inició conversaciones con distintos sectores del arco antikirchnerista, con el objetivo de dirigir las negociaciones opositoras dentro del Congreso, donde tambi‚n estar n Kirchner y Cobos.

Del otro lado, el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, dio un paso fundamental con vistas a 2011, tras la fusión de Recrear dentro del PRO, movida que convirtió a su fuerza en un partido nacional.

Con la suma de la fuerza que comanda Esteban Bullrich, el macrismo ganó representación institucional en 20 distritos y el respaldo de 100 mil afiliados, un paso necesario para llevar adelante un armado nacional.

En ese marco, la Cámara de Diputados intentará acelerar el tratamiento del proyecto oficial de reforma política, y este jueves volver a reunirse el plenario de las comisiones de Asuntos Constitucionales, Justicia y Presupuesto y Hacienda.

Pese a la resistencia opositora, la idea es avanzar el debate y obtener el dictamen de mayoría, trámite que dejar lista la iniciativa para ser discutida en el recinto el mi‚rcoles 18 de noviembre.

Para poder tratar la reforma ese día, el oficialismo en la Cámara baja ya obtuvo la preferencia durante la sesión ordinaria del cuerpo que se llevó a cabo el pasado miércoles, por lo que no hay impedimentos reglamentarios para comenzar la discusión.

Comentá la nota