Reforma política: los K apuran la negociación y sus aliados se endurecen

Reforma política: los K apuran la negociación y sus aliados se endurecen
El oficialismo cede para sumar votos y hasta tiende puentes con la oposición.
Agustín Rossi, jefe del bloque oficialista de Diputados, inició una campaña de seducción de aliados hasta alcanzar los 129 votos necesarios que permitan aprobar la reforma política el próximo miércoles 18, o en su defecto el miércoles 25.

Por lo pronto, Rossi ya tiene agendadas una serie de reuniones, a partir del lunes al mediodía, con representantes de los bloques aliados, por caso Ariel Basteiro del socialismo bonaerense, el diputado electo Martín Sabbatella (que orienta una corriente de centroizquierda afín al Gobierno) y la radical K Silvia Vázquez.

La secretaria del bloque oficial Patricia Fadel y la vicepresidenta primera de la Cámara, Patricia Vaca Narvaja, también sumarán esfuerzos para juntar voluntades: como es de rigor en estos casos de leyes en las que son necesarias una mayoría especial de 129 votos positivos, lo primero que harán las autoridades del bloque K es pasar revista a la propia tropa que, de arranque, alcanza a 107 diputados.

Rossi asegura que "bajando restricciones" que afectan a los partidos chicos estarán en condiciones de juntar 132 votos, como ocurrió con la prórroga del impuesto al cheque, oportunidad en la que el kirchnerismo contó con el respaldo de los 6 diputados que responden al gobernador santiagueño Gerardo Zamora, independientes, radicales K, neuquinos, fueguinos y catamarqueños.

Sin embargo, en el oficialismo suponen que haciendo las concesiones reclamadas por los partidos chicos, también se sumarán los diputados de centroizquierda. Lo cierto es que los bloques opositores, la UCR, el Pro y la Coalición Cívica, tienen en claro que si el kirchnerismo reúne las 129 voluntades que necesita apurará el debate para sacar el proyecto en Diputados. En cambio, en el Senado no tendrá tiempo de debatirlo este año.

A propósito de la centroizquierda, en la sede del Partido Socialista Auténtico se encontraron ayer representantes de unos 20 partidos que rechazan frontalmente el proyecto oficial, entre los presentes Fernando "Pino" Solanas (Proyecto Sur), Eduardo Macaluse (Solidaridad e Igualdad), Humberto Tumini y Jorge Ceballos (Libres del Sur). Calificaron el proyecto de antidemocrático y discriminatorio. Y el próximo jueves, día que se reanudará el plenario de comisiones que discute el proyecto.

Las críticas a la reforma se mezclaron con palos al rumbo político del kirchnerismo. Solanas vinculó la reforma política a la reapertura del canje y Macaluse dijo que: "No es sólo una ley para resolver la interna del PJ, sino para garantizar un modelo de acumulación que excluye al 40% de los argentinos".Patricio Echegaray, del Partido Comunista, fue el menos crítico del Gobierno en la reunión pero también cuestionó el proyecto. Fue el único de allí que estuvo cuando se presentó en la Casa Rosada.

Comentá la nota