Reforma fiscal de Scioli logró media sanción

Reforma fiscal de Scioli logró media sanción
La reforma impositiva de Daniel Scioli, que incluye un aumento del impuesto inmobiliario para 150 mil contribuyentes, se aprobó esta noche en tiempo récord, apenas el oficialismo logró el quórum necesario para tratar la iniciativa en la Cámara de Diputados bonaerense.
El oficialismo obtuvo el quórum gracias al voto clave del titular del bloque de la Concertación, el cobista Patricio López Mancinelli, para tratar la iniciativa que le permitirá comenzar a tratar esta reforma impositiva impulsada para aumentar en unos 1.100 millones de pesos anuales la recaudación.

Al bloque oficialista se sumó también Buenos Aires Federal, de Hugo Bilbao, con lo que alcanzó los 47 legisladores que necesitaba para conformar quórum, tras lo cual ingresó el resto de los bloques al recinto.

Los diputados lograron por la mañana introducir cambios que, aunque pequeños, permitieron descomprimir la relación con algunos sectores.

Las principales modificaciones se centran en el nuevo tributo que se aplicará a la carga y descarga en los 14 puestos bonaerenses.

Los diputados lograron que el gobierno comprendieran la necesidad de introducir reformas al proyecto que originalmente se elevó a la Cámara baja.

En principio, la idea del Ejecutivo era establecer un cobro de 30 pesos por tonelada despachada en puerto, luego se llevó a 24 y ahora los diputados lograron que se clavara en 18 pesos por tonelada.

En cuanto a la tasa de importación, la fluctuación fue de 10 a 8 y finalmente de 6 pesos por tonelada.

En medio de reuniones de último momento para debatir la suba del impuesto inmobiliario en la provincia de Buenos Aires, legisladores de la oposición decidieron no dar quórum al oficialismo para tratar de impedir que la iniciativa sea aprobada.

La iniciativa prevé aumentos en el impuesto inmobiliario para unos 150.000 contribuyentes con viviendas de alta valuación; nuevos gravámenes a la carga y descarga en los puertos de la provincia y a la transmisión gratuita de bienes (básicamente, herencias y donaciones), y una modificación en los impuestos a la venta de automotores usados.

"Este aumento afecta fuertemente a los sectores productivos, en particular al campo, y a la población en general, ya que no sólo se incrementa el impuesto inmobiliario, sino también ingresos brutos, sellos, y la carga y descarga en los puertos", dijo la Coalición Cívica-ARI, a través de un comunicado.

En este capítulo también se introdujeron excepciones a la pesca en general, menos y mayor, y a productos como la arena, cantos rodados y piedra partida que se produce en el distrito de Olavarría, entre otros productos de simulares características en donde la tasa distorsionaba el precio del los mismos.

En cuanto a las modificaciones con relación al aumento del Inmobiliario Rural, la modificación que aun se trabaja es la particularidad del Tres Arroyos, que no está alcanzada con los beneficios de la emergencia que distritos vecinos si lo están, y peor aún se estipulaba un aumento en el IR de un 34 por ciento.

El otro legislador que permitió que el oficialismo llegara a los 47 diputados sentados en sus bancas para arrancar el debate, Hugo Bilbao, del Buenos Aires Federal, terminó apoyando la Reforma Fiscal en General, aunque con alguna oposición en particular.

Entre los que se opusieron a la ley estuvo el echado ex ministro de Asuntos Agrarios de la Provincia, Emilio Monzó, quien se diferencio así del bloque oficialista.

Comentá la nota