La reforma constitucional debe surgir por demanda de la sociedad y sin re-reelección, dijo Saiz

El gobernador de Río Negro, Miguel Saiz, afirmó que la reforma constitucional “debe ser como consecuencia de una demanda y no de una oferta del sector político” y que a su juicio “hay temas concretos que no han tenido resolución, como el tema de los ejidos colindantes”.
Enfatizó que “la reforma de la constitución está totalmente ajena y excluída del tema de la reelección y así lo hemos hecho saber”.

Explicó Saiz en declaraciones a Radio Noticias de Viedma, reproducidas por la agencia APP, que “quedan únicamente dos provincias que no han reformado su constitución después de la modificación de la constitución nacional en 1994, es decir, tenemos una constitución que ya cumplió sus 20 años”.

Dijo sin embargo que la carta magna provincial “sigue siendo la más moderna”, pero explicitó que “hay temas concretos que no han tenido resolución, como el tema de los ejidos colindantes. En 20 años más allá de algún acuerdo muy aislado entre algunos municipios, no ha tenido solución. Cada vez que se tira el tema arriba de la mesa es un tema conflictivo. El tema de la residencia en la provincia para la designación de magistrados judiciales, tampoco ha sido una buena experiencia. Quizás en los primeros años sí, pero hoy no lo es”.

Sobre otros temas, mencionó además que “en ecología y medio ambiente se puede avanzar mucho más, a pesar de ser una buena constitución en la materia. El municipalismo, las funciones y el rol de cada una de las áreas, de quién es responsabilidad un área, de quién es responsabilidad el otro, la no superposición de esfuerzos, la descentralización”.

Dijo además que la reforma “debe ser producto de una demanda y no de una oferta, yo lo tengo absolutamente claro. Si la sociedad a través de sus distintos estamentos, organizaciones no gubernamentales, instituciones, entiende cada una en el tema que por ahí le es más específico y el que conoce más, la necesidad de una reforma, vamos a actuar en consecuencia”. Insistió que “debe ser como consecuencia de una demanda y no de una oferta del sector político”.

Comentá la nota