Reflexiones para tener en cuenta

ADIOS A LOS FAVORES.- "Los métodos políticos de reclutamiento y de promoción de jueces, instrumentados básicamente según criterios absolutamente discrecionales de selección por parte del Poder Ejecutivo con acuerdo del Legislativo, han provocado en ciertos casos una judicatura satelizada -desde luego, no siempre la mejor-, alineada de vez en cuando con aquellos otros poderes que conciben el acto de nombramiento o de ascenso de un juez como una especie de obsequio o regalo, generador de ciertas 'deudas' no escritas, desde luego nada provechosas para la independencia de los magistrados" (Néstor Pedro Sagüés).
IGUALDAD.- "Entonces, la idea de combinar democracia con idoneidad -dos conceptos que en nada deben estar reñidos- exigía cada vez más que los aspirantes a cubrir los cuadros judiciales no fuesen excluidos libérrimamente por el disfavor del Poder Ejecutivo y, asimismo, que pudiesen competir para demostrar sus cualidades. A ellos apunta, al mismo tiempo, la idea de igualdad de oportunidades que subyace en el Consejo de la Magistratura" (Sagüés, jurista santafesino).

ARMONIA.- "Ahora, en la composición de un órgano perteneciente al Poder Judicial (el Consejo de la Magistratura), hay una presencia de representantes de otros poderes. Por eso, la noción de equilibrio es relevante para el Consejo, y este equilibrio quedaría roto si, por la cantidad de miembros de los órganos políticos de origen popular, quedara a merced de ellos una predominancia que neutralizara la representación de los jueces y de los abogados" (Germán Bidart Campos).

PASO ADELANTE.- "El Consejo de la Magistratura amortigua la gravitación político-partidista que el sistema anterior de nombramiento de jueces dejaba en ciernes, con toda las malas consecuencias que, muchas veces, nos atestiguó la experiencia" (Bidart Campos, fallecido catedrático).

NO, A LOS PEORES.- "Quizás, como se ha sostenido reiteradamente, el sistema no consiga elegir a los mejores jueces posibles, pero evitará que se designe a los peores, aunque el componente fuertemente político del Consejo de la Magistratura deja su impronta cuando se modifica excesivamente el orden de mérito (resultante de los concursos)" (María Angélica Gelli, profesora de la UBA).

PARIDAD.- "En el sistema anterior, la propuesta del Poder Ejecutivo al Senado no estaba condicionada por el cumplimiento previo de procedimiento reglado alguno dirigido a asegurar la idoneidad de los candidatos ni a garantizar la igualdad de oportunidades de los ciudadanos en el acceso a la sublime función jurisdiccional del Estado (…). En la realidad, no estaba garantizada la posibilidad de que los méritos de todos los idóneos fueran valorados para la formulación de la propuesta presidencial (o del gobernador). La igualdad real de oportunidades, en este aspecto, no existía" (Rodolfo Comadira, administrativista).

PARTICIPACION.- "En la actualidad, la posibilidad de postularse para el ingreso en la Justicia y adquirir, si no el derecho a ser juez, sí el de participar en condiciones igualitarias en un procedimiento reglado dirigido a seleccionar a quienes integrarán la terna (en Tucumán, será un quinteto) para remitir al Presidente (aquí, al gobernador) está, formalmente, abierta a todo aquel que, reuniendo las condiciones constitucionales y legales, se considere apto para ello" (Comadira).

Comentá la nota