Refinanciamiento y perdón de déficit para las comunas

Esta es una muy buena noticia para los trabajadores municipales de Coronel Suárez, ya que ahora el intendente Ricardo Moccero no tendrá más excusas para otorgar el 30% que están reclamando. Esas medidas están previstas en varios artículos del cálculo de gastos y recursos provincial.
El pasado viernes, se conoció una muy buena noticia para los trabajadores de la Municipalidad de Coronel Suárez que mantienen un conflicto gremial con el Ejecutivo que ya superó los dos meses, ya que se conoció que el proyecto de ley que contempla el Presupuesto 2010 de la provincia de Buenos Aires incluye artículos que permiten a los intendentes terminar el año con déficit, ordena al Tribunal de Cuentas no hacer cargos por esa situación al Jefe comunal y al contador, pero además se prevé repactar los compromisos asumidos por los municipios con el Estado bonaerense.

Esta decisión del gobierno de Daniel Scioli descomprime la situación local, ya que el intendente Ricardo Moccero supeditaba el aumento del 30% a esta cuestión; por lo tanto, si mantiene su palabra, en las próximas horas se tendría que llegar a un acuerdo que mantiene en vilo a la población desde hace más de dos meses.

La información indica que la grave situación financiera por la que atraviesa buena parte de los municipios bonaerenses tendrá cierto alivio si la Legislatura aprueba determinados artículos del proyecto de Presupuesto de la Provincia para 2010. Es que la administración de Daniel Scioli impulsa un «perdón» del déficit que numerosas comunas acumularon durante este año, fundado en la crisis económica y la consecuente caída de los ingresos propios y los que gira el propio gobierno provincial.

El mecanismo utilizado es la inclusión de varios artículos en el proyecto de Presupuesto de la Provincia para el 2010 que ponen a cubierto a los intendentes de eventuales sanciones monetarias por incumplir la legislación vigente. Ocurre que en la Provincia las comunas tienen vedada la posibilidad de cerrar sus ejercicios con déficit y cuando esta situación sucede el Tribunal de Cuentas aplica sanciones y cargos monetarios a los intendentes y sus funcionarios por contravenir la normativa.

Así, ante la falta de recursos para atender las demandas de los intendentes que buscan denodadamente zafar de estas multas, y que en algunos casos son abultadas, la Provincia eligió un camino alternativo: permitir que las comunas puedan cerrar el 2009 sin déficit y, al mismo tiempo, autorizar al Tribunal de Cuentas a no sancionar a los jefes comunales.

La otra soga que arrojará la Provincia a los municipios consiste en reestructurar las deudas que mantienen con la propia administración bonaerense, estableciendo, entre otros mecanismos, quitas, esperas o remisión de intereses, por ejemplo.

Fondos afectados

En medio de las medidas más trascendentes para ayudar a las comunas se incluye otro «perdón» para los intendentes: no tendrán sanciones por haber utilizado fondos afectados para otros fines y así podrán tapar «agujeros» financieros en sus administraciones.

Esta posibilidad está prohibida por la legislación porque en general se trata de recursos destinados para programas sociales o de inversión considerados esenciales. Pero la gestión de Scioli decidió flexibilizar la exigencia y pedirle además al Tribunal de Cuentas que no sancione a los intendentes que apelen a ese mecanismo.

En relación al perdón de los déficit, el artículo 58 del proyecto de Presupuesto establece que las comunas que exhiban desequilibrios presupuestarias a fines de este año, deberán presentar ante el ministerio de Economía la fundamentación que justifique ese desfase. Y la cartera que conduce Alejandro Arlía tendrá que emitir un informe que lo convalide.

En ese sentido, se le dará el plazo de un año a los municipios para cancelar ese déficit que ahora se «perdona» a las administraciones locales.

Ante la preocupación de los intendentes expresada en varios encuentros con el Gobernador y diversos ministros, el gobierno provincial decidió incluir un artículo en el Presupuesto por el que se autoriza al Tribunal de Cuentas a «suspender la imposición de las sanciones previstas» en la Ley Orgánica a aquellos funcionarios municipales que hubieran autorizado, en este ejercicio, el uso de fondos reservados para otros gastos.

Todas estas medidas que apuntan a atender en parte la situación deficitaria de los municipios como la posibilidad de que se puedan sumar al sistema de pago con bonos a sus proveedores, integran un capítulo del proyecto oficial que acaba de ingresar a la Legislatura.

Nuevos cargos

En 2010, el gobierno bonaerense creará 9.685 cargos para satisfacer las necesidades de funcionamiento de distintas áreas de la administración provincial. Así está establecido en el proyecto de Presupuesto para el año próximo que el Ejecutivo envió a la Legislatura.

En Educación, se crearán 4.500 cargos para docentes, mientras que también se presupuestan 44.410 horas cátedras. De éstas, 41.100 serán para Educación; 200 para la Universidad Pedagógica Provincial; 400 para el ministerio de Trabajo y 2.710 para el ministerio de Salud, con destino al segundo año de la Tecnicatura Superior en Enfermería. De todas formas, el artículo autoriza al Ejecutivo a incrementar tanto los cargos y horas cátedras previstos.

A partir de las creaciones de cargos propuestas por el Ejecutivo provincial, la totalidad de cargos en la Provincia serán de 323.790 de planta permanente y de 81.917 de planta temporaria en los organismos centralizados. A estos números, hay que sumar 16.672 cargos de planta permanente y 1.729 de temporarios en los organismos descentralizados.

Comentá la nota