Referentes sociales desestiman riesgos de gobernabilidad pero piden cambios

Igual que los dirigentes políticos, los referentes sociales se mostraron preocupados por la gobernabilidad de la provincia tras los últimos escándalos que involucran al Gobierno y reclamaron mayor poder de decisión.
Sin embargo, también aprovecharon para reclamar una profunda reforma política que modifique la forma de elegir los candidatos de cara a cada elección.críticas. Referentes ambientalistas, del sindicalismo, del empresariado mendocino y de la sociología concluyeron en un punto en común, la situación es para preocuparse, pero no porque el Gobierno se vaya a tener que ir antes de tiempo, sino porque este debe cambiar el rumbo y tomar decisiones que demuestren un claro apoyo hacia la población.

Según la socióloga y vicedecana de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNCuyo, Graciela Cousinet, es muy difícil que la gobernabilidad se ponga en riesgo y aseguró que no están dadas las condiciones para que el Gobierno se caiga.

Sin embargo, explicó que el resultado de las elecciones del 28 de junio, obviamente, le quitó legitimidad a Jaque.

Cousinet reconoció que la situación es grave, porque nunca hubo una situación de ingobernabilidad como esta, agravada, además, por la crisis económica, pero se mostró esperanzada en que se logre un consenso que permita salir adelante.

En tanto, el presidente de la organización ambiental Oikos, Eduardo Sosa, aseguró estar preocupado por la situación y afirmó que la salida requiere de la grandeza del sistema político.

Sosa desestimó que la gobernabilidad corra riesgo alguno, aunque señaló que hay que cuidar las instituciones, incluidas las gubernamentales.

El ambientalista explicó que hay que aprovechar este momento para reflexionar, porque Celso Jaque llegó al poder gracias al voto ciudadano, por lo que en el futuro se debe pensar acerca de las condiciones "que tienen que tener nuestros gobernantes, no apostar a soluciones a corto plazo ni a nombres, sino a ideas y proyectos".

En tanto, desde el lado del sindicalismo, Raquel Blas, titular del gremio ATE, también se mostró en desacuerdo con cualquier posibilidad de que corra riesgos la gobernabilidad de la provincia.

No obstante, explicó que esta tiene que ver con el respeto a las decisiones del pueblo, aseguró que la gestión de Jaque no escuchó el reclamo que se tradujo en el resultado electoral del 28 de junio y afirmó que si el Gobierno sigue tomando distancia, la situación se puede agravar.

En tanto, el director de Bodegas Zuccardi, José Zuccardi, indicó que la gobernabilidad tiene que ver con la vigencia de las instituciones, pero que la responsabilidad en el cuidado de estas y de mantener la gobernabilidad no sólo depende de los poderes Ejecutivo, Judicial y Legislativo, sino también del resto de los ciudadanos.

Comentá la nota