Referentes del comercio y la producción analizaron el impacto de la crisis

Los titulares de dos sectores importantes de la ciudad estudiaron el contexto económico actual. De acuerdo con lo expuesto por los profesionales los argentinos superarán este período pero la tasa de velocidad será más lenta a la de 2001.
DE LA REDACCION. El titular de la Secretaría de Producción, Daniel Freggiaro y el presidente de la Cámara de Comercio e Industria de la ciudad, Eddo Pascot analizaron la situación económica actual de los sectores que ambos representan.

Vale aclarar que durante 2008 el país percibió y aún advierte una seguidilla de crisis. En primera instancia es importante hacer hincapié en las secuelas que ha dejado el conflicto entre el campo y el Gobierno. Seguidamente se dio la crisis financiera mundial que influye notoriamente en el país. “En este momento hay rubros que están sintiendo las repercusiones de las crisis que se sucedieron en el país”, declaró Pascot.

Por un problema propio de las expectativas la mayoría de los comerciantes y de los consumidores son cautelosos al momento de efectuar sus gastos. Esto realmente afecta a todos los rubros del comercio que en los últimos tiempos ha decrecido notablemente. “Hemos detectado que las ventas en el mostrador de muchos de los locales han mermado demasiado”, reveló el dirigente local.

En cuanto a las medidas que los empleadores ponen en práctica para morigerar el impacto el profesional reveló que en la mayoría de los locales pergaminenses no se ha llegado a tomar decisiones drásticas para con el personal. “Muchos de los comerciantes e industriales tenemos una vasta experiencia a lo largo del tiempo de haber enfrentado muchas crisis, indudablemente cuando aparece un conflicto se toman algunos recaudos. La voluntad de los patrones no es despedir personal pero frente al impacto del cimbronazo económico deben adelantar vacaciones o efectuar suspensiones”, explicó Pascot.

Influencias internacionales

De acuerdo por lo expresado por el presidente de la Cámara de Comercio el país seguirá sufriendo un impacto ya que el precio de los comoditties en baja permite que Argentina sienta lo que sucede en el mercado internacional. Además la baja que se registra en los volúmenes de la exportación se da porque a nivel mundial hay una recesión importante. Consecuentemente habrá una menor demanda de los productos nacionales.

En cuanto a las expectativas que se tienen para el próximo año Pascot señaló: “No se puede vaticinar casi nada ya que estamos atravesando una crisis nacional y otra que se desarrolla en el contexto externo. Esto hace que se adviertan ciertas dificultades al querer visualizar cuál es el desenlace del panorama conflictivo”.

De acuerdo a lo expuesto por el dirigente las últimas medidas que la dirigencia nacional pretende poner en práctica tienden a tratar de amortiguar esta situación. “Es necesario contar con varias herramientas para que el impacto sea menos doloroso”, concluyó el arquitecto.

El comercio es el más afectado

Otro de los consultados por El Diario fue Daniel Freggiaro quien señaló que la situación problemática que se atraviesa tiene distintos impactos de acuerdo al sector. Desde la Secretaría de la Producción avistan que el comercio es uno de los sectores más afectados. “Ya venía con una caída en ventas que se registraba desde los inicios del conflicto entre el agro y el Gobierno, continuó con un nivel de ventas muy por debajo de los anteriores y actualmente está estancado”, informó el ingeniero.

También se percibe que es diferente el comportamiento según el negocio del que se trate. En comparación con los locales situados en el radio céntrico de Pergamino se detecta que en los comercios minoristas ubicados en los barrios es donde más se ha notado la merma ya que es donde, por lo general, se hallan las personas con mayores dificultades económicas.

De acuerdo con lo expuesto por el secretario en el mes de diciembre las expectativas de ventas se acrecientan ya que hay celebraciones importantes. Luego de este período si no hubiera medidas implantadas que apunten a reactivar el consumo se verificará una significativa caída de la actividad comercial y económica para enero y febrero del próximo año.

Incentivar el consumo

Las pymes industriales están sufriendo desde hace varios meses la entrada irrestricta de productos de diversos orígenes. Esto ha permitido que el nivel de producción se vea en baja. También hay que tener en cuenta que las pequeñas y medianas empresas locales han padecido una falta de créditos. Frente a este panorama una de las posibles soluciones se relaciona con incentivar el mercado interno. En torno a esta cuestión Freggiaro expresó: “Hablando con el sector financiero, nos dicen que desde hace dos meses han desaparecido los créditos para el consumo. Al caer el valor del salario cae también la posibilidad de financiarse”. Según el secretario del área Producción se da, de esta manera, la profecía autocumplida o el efecto dominó, razón por la cual el advenimiento de la crisis hace que la gente tome y ponga en práctica una actitud de prevención efectuándose una retracción en el consumo.

En cuanto a las últimas medidas anunciadas por la presidenta Freggiaro declaró “que las mismas son tomadas con bastante anticipación, esto permite que si la norma no es apta se pueda corregir y hay margen para hacer las correspondientes correcciones y perfeccionarlas.”

Habilidad para enfrentar las crisis

De acuerdo a lo manifestado por ambos dirigentes los argentinos atravesaremos la crisis que estamos padeciendo pero la tasa de velocidad de salida va a ser muy distinta y más lenta a la de 2001 porque, en primer lugar, el dólar no registrará una suba en su valor y también porque el contexto internacional no demanda la misma cantidad de productos que en aquella época. “Si hacemos hoy una fotografía de la situación actual veremos que nos costará mucho la salida de esta crisis pero debemos recordar que los argentinos tenemos una amplia habilidad para emerger de estos panoramas”, declaró Pascot. A la vez que expresó: “La gente está alerta. Por eso estamos tratando entre todos de darle algún tipo de definición al contexto actual.”

Comparación con 2001

Según la vista técnica de la Secretaría de Producción no se está ante una situación de crisis de la severidad de 2001 sino que se atraviesa un proceso conflictivo en el que si se toman medidas acertadas se podrá salir más fácilmente con el agravante de que, en este caso, la resolución de los problemas locales no solamente son de orden económico sino políticos y muy vinculados con la dinámica de la resolución de las problemáticas a nivel mundial.

A diferencia de lo ocurrido en 2001 las instituciones, el sector público y privado tienen una mejor relación entre ellos. “Hoy se están trabajando en conjunto y más sólidamente ya que el sector político tiene un mayor grado de compromiso. Esto se constituye en una fortaleza ‘intangible’ pero significativa”, concluyó Freggiaro.

Comentá la nota