Referentes del MPN apuestan a la unidad.

Destacaron la decisión de Sapag y Sobisch de resignar candidaturas. En cambio, el acuerdo no habría sido bien recibido por un sector del sobischismo.
Neuquén > Luego del encuentro que mantuvieron el jueves de la semana pasada el gobernador Jorge Sapag y su antecesor Jorge Sobisch, en el que se estableció trabajar en una lista de consenso en el MPN de cara a las elecciones de autoridades partidarias y de cargos legislativos, referentes del partido provincial elogiaron esta decisión y coincidieron en que generará una renovación que fortalecerá a la principal fuerza política de la provincia.

No obstante, desde las filas del ultrasobichismo trascendió que este preacuerdo entre los máximos referentes del partido provincial no habría sido bien recibido entre los partidarios del ex gobernador, para quienes el único candidato potable a conducir los destinos del Movimiento Popular Neuquino sigue siendo Sobisch y no otro.

Del resultado de la reunión del jueves por la noche surgió la propuesta de lograr una lista de consenso para las elecciones partidarias, en la que el actual funcionario provincial Pedro Salvatori y el senador nacional Horacio Lores ocuparían, respectivamente, la presidencia de la Junta de Gobierno y de la Convención.

“En esa reunión hubo un gesto que enaltece a ambos (por Sapag y Sobisch) de postergar sus justas pretensiones. El acuerdo que lograron lo saben ellos, lo que sí puedo decir es que Sobisch me llamó a mí y me habló de la posibilidad de que encabece la Junta de Gobierno y que Sapag lo llamó a Horacio Lores para decirle que él sería el candidato a la Convención”, indicó Salvatori, quien agregó que para ello se debe “lograr el consenso y la aprobación de todos los sectores, que en definitiva tienen la misma ideología”.

El dirigente del MPN señaló que “los adversarios no son los compañeros del partido sino aquellos que están en la vereda de enfrente”, precisó que recibió “más de 200 adhesiones de parte de intendentes, concejales y dirigentes pero todo esto no es suficiente”, y aseguró: “Debemos lograr el consenso de todos los sectores a través de reuniones que ya estamos haciendo con autoridades partidarias de las distintas seccionales. Yo me siento un soldado que está en la trinchera, voy a ir donde me marque el destino y donde el MPN me necesite”.

Consulta a las bases

Horacio Lores, actual senador nacional, afirmó que deseaba dejar bien en claro que “cualquier lista de consenso que alcance para beneficiar al partido tiene que tener el acuerdo de las bases”, respetando lo que establece la carta orgánica. “Cada vez que hay una elección aparece una gran cantidad de postulantes. Esto se da porque es un partido importante y es natural que esto pase. Siempre hemos resuelto los problemas con total madurez y a mí personalmente me gusta que haya muchos candidatos”, sostuvo.

El diputado nacional José Brillo dijo que el principal objetivo debe ser una lista única que tenga como función reorganizar al partido y fortalecerlo. “Yo quiero expresar un respeto a este acuerdo estratégico. Lo que hicieron en realidad tanto Sapag como Sobisch fue apartarse de candidaturas, que de concretarse llevaban al MPN a una fractura. Y por otra parte hay una delegación expresa a que dos notables del partido lo conduzcan, como son Pedro Salvatori y Horacio Lores, con la función de recuperarlo”, expresó el legislador.

Dijo que, en segundo lugar, deberán tenerse en cuenta las candidaturas, que “lo primero es el partido” y resaltó “la actitud del gobernador Jorge Sapag que, como en todos los actos de su gestión institucional, y en este caso también en lo partidario, prioriza y construye el diálogo y el consenso como la mejor alternativa de solución”.

Indicó que en lo personal no ha pensado en ser concejal (una de las alternativas que se manejaba en esta lista de unidad) y que tiene un proyecto para la Intendencia de Neuquén capital en 2011. “Me seduce más continuar como diputado nacional para seguir con la tareas que venimos haciendo con el bloque, vinculadas a las gestiones que favorezcan a la provincia en su relación con el gobierno nacional. Pero todo está supeditado a un MPN fuerte”, precisó Brillo, quien enumeró una serie “muy importante” de temas pendientes de tratamiento en la Cámara de Diputados como la definición del paso de cargas por Pino Hachado, el Plan Frutícola y la incorporación de la provincia al directorio de Parques Nacionales, entre otros.

Renovación

La diputada Alicia Comelli también coincidió con su compañero de bancada y destacó la actitud adoptada por Sapag y Sobisch. “Me parece saludable que, lo que amenazaba como una interna, haya concluido en la posibilidad de que en lugar de confrontar estos dos referentes tradicionales del partido se excluyan para que en el MPN se pueda dar un proceso de cambio y renovación”, afirmó.

“Antes la interna daba una solución a esto pero ahora creo que se escuchó el pedido de intendentes del MPN y de segundas líneas del partido, que pedían dejar de lado el individualismo y procurar la unidad. Por eso más que un acuerdo de cúpulas yo analizo esto como una autoexclusión que permitirá fortalecer al partido”, enfatizó Comelli.

Pero no todos los sectores del MPN vieron con buenos ojos el preacuerdo alcanzado entre los dos máximos referentes del partido provincial. Muchos ultrasobischistas no comparten esta idea porque entienden que el proyecto político de Sapag no coincide con lo que quiere este sector parea el MPN, fundamentalmente en lo que tiene que ver con la relación del gobierno neuquino con el Ejecutivo nacional

Al ser consultado al respecto, el actual presidente de la Convención del MPN, Federico Brollo, evitó dar una opinión, aduciendo que este tema requería más tiempo de análisis, aunque sí advirtió que una posible lista partidaria consensuada “no es la única solución” para el MPN.

Comentá la nota