El referente provincial de la Juventud Pro, Soledad Martínez, es concejal de 3 de Febrero "En nuestro Concejo Deliberante, las sesiones duran apenas ocho minutos"

Estuvo este fin de semana en Olavarría organizando la juventud partidaria local. Recorrió algunos lugares con la concejala local, Carola Patané. Visitó el Asilo de Ancianos y se quedó muy conforme. Su dieta es la mitad de la local, quiere a Mauricio Macri como candidato a presidente, y dice que los sectores más bajos "lo quieren y hasta el piden autógrafos"
Soledad Martínez, es concejal del Pro en la Municipalidad de Tres de Febrero, y presidente de la Juventud partidaria en la provincia de Buenos Aires.

Tiene apenas 26 años e integra una minoría casi absoluta sobre lo que es la oposición legislativa de aquella comuna del noroeste bonaerense. Es que el bloque oficialista que responde al intendente kirchnerista, Hugo Curto, tiene 17 de los 24 concejales que posee el cuerpo deliberativo.

Según dijo, las sesiones duran muy poco tiempo: "La última fue de 8 minutos y medio cronometrados, no hay nada de debate y los proyectos de la oposición no se tienen en cuenta".

Estuvo este fin de semana en Olavarría organizando la Juventud del Pro. "Estamos trabajando para que Mauricio Macri sea el próximo presidente del país, pero sabemos que para ganar necesitamos llegar cada vez más a todos los sectores", dijo, consciente de que el macrismo nació y creció como una alternativa política de las clases media altas y altas, pero que debe masificarse llegando a los de menores recursos.

No está de acuerdo con que el macrismo sea un espacio de derecha, "tampoco creo que haya espacios de derecha o de izquierda. No existen soluciones de izquierdas ni de derechas, sino soluciones concretas para problema comunes. En mi Concejo Deliberante yo no ofrezco soluciones de uno u otro signo. En mi partido hay un gran abanico. Tenemos un perfil y un electorado, pero hay un gran trabajo con las clases más bajas que con el crecimiento del partido se ha empezado a dar".

Hizo un diagnóstico de las realidades sociales de muchos distritos del Conurbano "en los que hay grupos minoritarios que son de clases altas pero la mayoría son de otro nivel social y el PRO trabaja en esos barrios de menores recursos con políticas si se quieren más peronistas".

Concejo desvalorizado

En Olavarría, Soledad Martínez estuvo con la concejala Carola Patané reunidos con jóvenes que los lidera Mauricio Arce, y "le está dando mucha dinámica".

A su juicio, se los atrae con la idea de "hacer política, pero sin los vicios tradicionales. No venimos ni por un cargo ni por un espacio por el solo hecho de ocuparlo". Ella misma comenzó trabajando en los equipos técnicos del partido, "atraída por lo nuevo, lo diferente, lo poco tradicional en la política que representaba el Pro. También los referentes de poca edad que había y la visión renovadora, menos ideológica que tenía y más focalizada en la gestión, en el hacer concreto".

Por oposición, dice que no le gusta de la actual política "la contradicción entre el discurso y la acción, la improvisación, la falta de diálogo. Los políticos están como en una burbuja sobre todo en los ámbitos nacionales. Hay que cambiar los concejos deliberantes porque están desmerecidos, desvalorizados, en general, los concejales son empleados de los intendentes".

En ese sentido habló del de su municipio: "Allí, los proyectos de la oposición no se tratan. Ni siquiera se debaten en el recinto. Se leen, y a veces lo dan por leído porque tenés una copia. Las sesiones duran 8 minutos y medio porque yo mismo las he cronometrado. Nos sentamos, se lee el orden del día, se vota y listo. Es que son 17 concejales oficialistas de un total de 24". Algo así como que si no van, no se nota. "Nosotros acompañamos cualquier tipo de proyectos que sean una buena iniciativa, pero no recibimos lo mismo".

Su dieta es de 1.800 pesos, la mitad de la que perciben los ediles locales, aunque hay otros municipios en los que se cobra más y mucho menos también.

En su Comuna, "la inseguridad es el mayor problema, no sólo en el distrito sino también en toda la región. Hay mucha gente que está muriendo y eso es una gran preocupación, sobre todo cuando los intendentes no tienen muchas respuestas para darnos".

Según opinó, "la inseguridad es porque hay gran crecimiento de la pobreza, la marginalidad, no hay políticas públicas a largo plazo para esa gente. Hay un deterioro social muy grande y eso se nota a simple vista. Además, el desempleo no es el que se dice y la realidad es mucho más dura".

Sostuvo que el candidato a presidente de su partido "debe ser Mauricio Macri. Nuestro espacio aspira a que lo sea, pero sabemos que para ganar debe llegar a todos los sectores. Pero no hay problemas, hemos recorrido con Maurcio y Jorge (Macri) en sectores muy bajos y la gente lo quiere muchísimo. Hasta le piden autógrafos. Esto yo no lo he visto en mi corta carrera política", concluyó.

Comentá la nota