Reestructuración del Estado pasará por disminuir cargos.

Algunas direcciones están en la mira del Poder Ejecutivo. El reacomodamiento también pasaría por dar de baja algunas supervisiones y cargos fuera de nivel.
El Gobierno provincial se prepara para afrontar la crisis internacional que repercute en el país aplicando un achique de gastos sobre la planta de funcionarios. Ésta es una las medidas propuestas para acomodar los números del Presupuesto 2009, el cual deberá regirse con las cifras del año pasado a raíz de que el nuevo ejercicio fiscal no fue aprobado por la Legislatura Provincial.

Fuentes gubernamentales confirmaron a El Ancasti que el recorte presupuestario incluirá esta vez a los funcionarios, insertos en diferentes estructuras estatales, que no demuestren acabadamente una justificación para permanecer en el cargo.

Se trata, incluso, de algunas direcciones creadas durante la primera gestión de Brizuela, que no estarían brindando un aporte relevante al funcionamiento del Estado. De hecho, en medio de un hermetismo total, el Gobierno no quiere dar a conocer cuáles son las direcciones en la mira, aunque su reestructuración sería inminente.

Sin embargo, trascendió que los cambios no serán bruscos y que la oficinas y dependencias de las direcciones desarticuladas quedarán bajo la órbita del organismo donde funcionaban.

Supervisores

Siguiendo esa misma línea de achicamiento, la minuciosa revisión abarca también a los supervisores y cargos fuera de nivel.

Los cargos fuera de nivel dentro del Gobierno Provincial son motivo de análisis desde el año pasado, cuando Brizuela pidió a mediados de septiembre de 2008 la renuncia a todos los funcionarios. (Ver aparte).

En aquella oportunidad, el primer mandatario tenía planificado introducir diversos cambios en el organigrama estatal, pero finalmente desistió de la poda frente a los comicios provinciales que se avecinaban.

En el caso de los asesores de Gobierno, en diversos casos no queda claro cuáles son las funciones y el lugar donde el funcionario da cumplimiento con sus obligaciones. Los diferentes Ministerios, además del Poder Ejecutivo, cuentan con equipos de asesores cuyos índices -que son los que determinan los haberes del funcionario- varían según la preparación académica y la vinculación política del agente estatal. Y en esos casos estaría situada la lupa.

Comentá la nota