Reemplazaron a 36 mil autoridades de mesa.

La Justicia Electoral bonaerense debió convocar a empleados públicos.
La provincia de Buenos Aires podría volver a batir este año el récord de ausentismo de autoridades de mesa. Según información revelada ayer por la Justicia Electoral, debieron buscar reemplazos para 37 mil personas que habían sido convocadas mediante telegramas que volvieron rebotados. Esto configura el 60% del plantel de presidentes de mesa y suplentes necesarios para la elección legislativa. Por esta razón, la Suprema Corte provincial autorizó a que unos seis mil funcionarios judiciales actúen como reemplazantes de los que mañana no se presenten a la hora señalada.

Este año, la Cámara Nacional Electoral hizo un esfuerzo adicional para concientizar a la gente sobre la obligación de cumplir con el mandato de autoridad de mesa. En los comicios de 2007, el 65% de las 150 mil personas que fueron convocadas no se presentaron. Buenos Aires encabezaba el ranking, con un 70% de inasistencia. A pesar de que la tendencia se revirtió en la Capital Federal, donde este año lograron notificar al 95% de los designados, en la provincia tuvieron que diseñar un operativo paralelo para cubrir las vacantes que se produjeron por no haber podido notificar al 60% de los 61.854 bonaerenses elegidos para esta misión. "Consideramos la amplia distribución que el Poder Judicial provincial tiene en todo su territorio y el importante número de personas en condiciones de llevar adelante las tareas propias de las autoridades de mesa", explicaron a la agencia Télam desde el juzgado electoral a cargo de Manuel Blanco.

La convocatoria también se abrió a directores de escuelas para que cumplan funciones de delegados de la Justicia en las escuelas, una tarea que tiene como objetivo controlar la normalidad del proceso. El domingo, serán más de cinco mil los centros educativos que funcionarán para la votación.

Los existencia de reemplazos no eximirá a los ausentes de recibir una pena. El secretario de la Cámara Nacional Electoral, Nicolás Deane, recordó ayer que la inasistencia es un delito que prevé "de seis meses a dos años de prisión". Hasta las últimas elecciones, los jueces tenían la costumbre de no perseguir penalmente a los ausentes, pero en 2007 la jueza federal con competencia electoral en Capital Federal, María Romilda Servini de Cubría, abrió 922 causas, en las que hay 80 procesados, 50 personas con llamado a indagatoria y unas 20 que cumplirán en estos comicios con una probation: serán, justamente, autoridades de mesa.

Por si esto fuera poco, Marta Osasso, la fiscal electoral de Santa Rosa, La Pampa, anunció ayer medidas drásticas. "Meteremos presas a las autoridades de mesa que no se presenten. En caso de ausencias, los policías deberán ir al domicilio y buscarlos. En caso de que se nieguen, están autorizados a detenerlos", dijo la fiscal.

Hackearon el sitio web de los padrones

Desde hace unos años, la página web del Poder Judicial de la Nación se convirtió en el lugar de consulta indispensable para conocer la escuela y la mesa donde hay que votar. Cuando miles de argentinos intentaron ayer conocer sus coordenadas para el domingo se encontraron con una sorpresa: el sitio había sido hackeado. Entre las picardías que hicieron, los atacantes alteraron el nombre de Buenos Aires por "Buenos Aires DE LADRONES". Y modificaron la lógica de las respuestas que ofrece la base de datos para enviar a todos los electores a votar a provincias equivocadas.

Comentá la nota