Reemplazarán semáforos en las principales avenidas de Zárate con nueva tecnología

Desde el Ejecutivo municipal informaron que se iniciará un proceso de renovación de semáforos en distintas zonas de la ciudad, principalmente sobre las principales arterias donde se han encarado obras de repavimentación y ornamentación.
Sin embargo, actualmente existen inconvenientes en distintos cruces, algunos de los cuales no tienen respuestas desde hace varios meses por falta de partidas presupuestarias para reemplazar las lámparas incandescentes. En entrevista con LA VOZ el director de Tránsito de la Municipalidad, Jorge Blanco, habló de la situación y adelantó los beneficios de la nueva tecnología que comenzará a instalarse sólo en algunos sectores.

"El problema de los semáforos es un tema que tenemos en esta dirección desde que asumimos", dijo el funcionario, "todos los semáforos de la ciudad son muy antiguos, tienen un promedio de 24 años de edad, con sistemas cuya reparación es muy costosa, no se encuentran repuestos, ha avanzado tanto la tecnología que este tipo de semáforos ya no se utilizan más".

En ese marco, informó que el replanteo de toda la red de la ciudad es parte del trabajo que está haciendo la Universidad de Rosario, a través del convenio que firmó con el Municipio para realizar un estudio que brinde soluciones de ordenamiento al tránsito local, cuyo informe estaría finalizado la próxima semana.

Blanco indicó que de los 56 cruces con semaforización de Zárate –Lima s´plo cuenta con uno-, cuatro permanecen desconectados en forma completa por falta de lámparas. Sin embargo, otros tantos también presentan inconvenientes como funcionamiento parcial o intermitencia.

Por lo general, la falla de estas herramientas se deben a los picos de tensión que se registran en el distrito, sumado a la antigüedad del sistema y la falta de partidas para reemplazar los elementos quemados.

NO HAY PRESUPUESTO PARA REEMPLAZAR LAMPARAS

"La suba de tensión provoca que cada semáforo se quede con muchas lámparas menos", explicó el director, "los semáforos que uno ve que se desconectan, tiene que ver con que se trata de vieja tecnología, al quemarse las lámparas producen descordinación y hay que estar reintegrándolas constantemente".

La reposición de las mismas no se llevan a cabo con agilidad por un factor central: la falta de presupuesto. "Sabemos que hay reclamos sobre esquinas que pasan días, semanas o meses sin tener semáforos o que no funciona alguno de los colores", dijo el funcionario, "pero eso tiene que ver con un problema presupuestario, he realizado ya un pedido de lámparas que data del mes de marzo y todavía no he tenido respuesta por parte del Ejecutivo, mal puedo solucionar esos problemas si no tengo los elementos, amen de que se tarta de semáforos viejos".

En ese mismo contexto, sostuvo e informó que "hasta que no tengamos los elementos para poder repararlos, los que no funcionan van a quedar desconectados".

NUEVA TECNOLOGIA EN ANTA, GALLESIO Y MITRE

Por otro lado, Blanco informó sobre el convenio que se firmó entre el Municipio y la empresa Tecnotrans para comenzar la renovación de semáforos en las avenidas Anta, Gallesio y Mitre, también en Antártida Argentina, Lavalle y Justa Lima. Se trata de un sistema nuevo que supera en calidad a los semáforos de lámparas incandescentes como los que existen en Zárate, permite mayor luminosidad, mayor duración y, además, si uno o varios de los leds se queman el semáforo sigue iluminando.

"Todas las obras públicas que se están llevando a cabo en las distintas avenidas tienen replanteada la red de semáforos con tecnología de punta, ya no se va a utilizar el sistema a lámparas sino de LED, que hace que el semáforo tenga más vida útil", informó Blanco, "ya se firmó contrato con la empresa Tecnotrans que es la que va a proveer de todos esos elementos".

La sigla LED proviene de las palabras en inglés "Light Emiter Diode" (Diodo Emisor de Luz). A través de este sistema, la luz es producida por la emisión de fotones en la juntura del semiconductor al circular la corriente eléctrica, a diferencia de las lámparas incandescentes en donde el paso de la corriente libera energía en forma de calor y luz.

La eficacia lumínica es varias veces superior al de la lámpara y, entre los beneficios que se obtienen se encuentra que el Municipio se ahorra un consumo ocho veces menor que el tradicional con lámpara. No sólo el consumo es importantísimo, sino también el bajo costo de mantenimiento, uno de los principales problemas actuales.

"Se van a renovar las ópticas de los semáforos de Mitre, Gallesio, Antártida y Lavalle, no va a haber más problemas de lámparas y van tener nuevos controladores y se les va a implementar un sistema de GPS y cámaras, coordinado con la DPU (Direccion de Prevención Urbana) para que haya un monitoreo de toda la ciudad", agregó el funcionario.

Además, las ocho esquinas de Justa Lima, desde Mitre hasta Rivadavia, también formarán parte del nuevo sistema.

Comentá la nota