Reelecto

Con el voto en contra de seis diputados, la ausencia de uno y la aprobación de 33, Carlos Rovira fue reelecto presidente de la Legislatura de Misiones. También fueron ratificados en sus cargos los aliados al oficialismo Ángel René Repetto y Ricardo Buiak como vicepresidente primero y segundo respectivamente.

Posadas (Línea Capital). El diputado provincial Carlos Rovira fue reelecto presidente de la Cámara de Representantes de Misiones con el voto de 33 de los 40 legisladores. No votaron por el ex gobernador Ricardo Biazzi, Esteban Lozina, Mariano Díaz, Miguel López, Gustavo Weirich y Miguel Molina. Estuvo ausente el diputado por la Unión Cívica Radical Pablo Andersen.

La reelección de Rovira estaba prevista en virtud de la mayoría automática del oficialismo renovador y de sus aliados de otros bloques, entre ellos el presidente del Frente para la Victoria Diego Sartori y el radical Orlando Schuster, quien con su voto desobedeció el mandato partidario. La Convención provincial de la UCR había ordenado no votar por Rovira para la titularidad de la Cámara.

La elección de autoridades de la Legislatura se realizó en una sesión extraordinaria convocada este miércoles, durante la cual llamó la atención de propios y extraños la ausencia del radical Andersen, quien tenía mandato partidario de no votar al oficialismo pero que semanas atrás había manifestado su intención de levantar la mano a favor de Rovira.

También fueron reelectos como vicepresidente primero de la Legislatura Ángel René Repetto, vicepresidente segundo Ricardo Andrés Buiak y fueron ratificados en sus cargos la secretaria legislativa a cargo del Área Parlamentaria Cecilia Catherine Britto, el secretario legislativo a cargo del Área Administrativa Alberto Daniel Cáceres, la prosecretaria legislativa a cargo del Área Parlamentaria Patricia Isabel López y el prosecretario legislativo a cargo del Área Administrativa Juan Marcelo Rodríguez.

Opositores

Los votos negativos de Biazzi, Lozina, Díaz, López, Weirich y Molina fueron argumentados en conjunto, a través de un documento suscripto por todos ellos y que se conoció antes de la sesión extraordinaria, en el que dejaron sentada su posición de desacuerdo en que nuevamente el diputado Rovira, del Frente Renovador, sea presidente de la Legislatura.

"La elección a simple pluralidad de votos de las autoridades de la Cámara es una circunstancia más que se produce cada año. En tal sentido, creemos que los 40 diputados debemos, sin tensiones innecesarias, expresarnos libremente y seguir trabajando mañana en la tarea legislativa, como todos los días", destacaron los legisladores y agregaron que para que así suceda, "es indispensable construir un clima respetuoso de los disensos y del lugar en el que a cada uno nos toca actuar, sin perder ni licuar identidades”.

En el mismo sentido, los seis diputados recordaron que “la sociedad, con su voto, nos colocó a todos en el recinto, ya seamos mayoría o minorías, pero donde ninguno tiene derecho a la exclusión del otro”, y subrayaron que “en nuestro caso, pertenecemos a un espacio de oposición, y en tal sentido desde esa identidad, no estamos dispuestos a acompañar con nuestros votos a quienes interpreten como agresión todo cuestionamiento a los proyectos del oficialismo, y muestren intolerancia para atender, o al menos entender posiciones divergentes, bloqueando en forma constante nuestras propias iniciativas".

Finalmente destacaron que, "por el contrario, la clara comprensión de la lógica del trabajo del Poder Legislativo sólo pueden concebirse como producto del intercambio y la interacción de voces diferentes de las que se nutre este Poder, por la voluntad diversa y plural de la ciudadanía”, con lo cual, con el voto negativo, señalaron, “evitaremos actitudes hegemónicas y distorsiones que afectan el derecho de todos".

Oficialistas

Del lado de quienes votaron por Rovira, mayoritariamente, según el parte de prensa de la Legislatura, manifestaron su decisión “por su capacidad de liderazgo, conducción y gestión, los cuales generaron un espacio de trabajo caracterizado por el diálogo y el respeto a las ideas”.

A su turno, una vez reelecto, Rovira manifestó su “orgullo por haber votado leyes que son fundamentales para la provincia" y sostuvo que “las concreciones en el ámbito legislativo no se corren ni un milímetro de lo que siempre ha dicho y sobre la palabra empeñada”.

El diputado mencionó como ejemplos las leyes de envasado en origen y estampillado provincial, la ley de renovación energética, el debate de los biocombustibles, el banco de germoplasma y las mejoras laborales, entre otros aspectos que hacen a una legislación moderna.

Comentá la nota