La reelección de Pulti

El escrutinio oficial definitivo conformó el irreversible resultado del 28-J. Siete concejales para Acción Marplatense. Un escenario político, con clara supremacía, en los próximos años.

La decisión "In pectore" en primer término, en su círculo más íntimo, luego en su más estrecho cerco de colaboradores, con el correr de las horas, no se descarta en absoluto una nueva postulación de Gustavo Pulti para su reelección en 2011.

"Falta mucho todavía"; "No es momento de hablar de candidaturas"; "Mi función es cumplir con el mandato que me dio la gente hasta el 2011"; "Se resolverá en su momento, como lo hizo siempre Acción Marplatense", entre otro cúmulo de explicaciones, posiblemente se utilicen como desmentidas, de un proceso que cae por su propio peso.

¿Cómo se lee el triunfo de Acción Marplatense en alianza con el FPV? – "se ganó con la boleta que llevaba a Pulti como candidato" se da como excluyente lectura, "Traccionó para arriba y también para abajo", se deduce. Ese 33 % tapiza el Concejo para un respaldo que lo exime de sobresaltos legislativos hasta dentro de dos años. Pero además ubica a Acción Marplatense con un mínimo de siete concejales por dos años más a partir del 2011, sólo una catástrofe electoral le quitaría la posibilidad de sumar más bancas en la próxima elección.

La candidatura testimonial como senador provincial de Pulti y el magro 7,8 % de Eduardo Pezzatti, provocan úlceras dignas del mejor antiácido y sin recetas de la Asociación Bancaria, por las dudas.

Esta lectura lineal es irreversible. Pulti tiene en sus manos y en su fuerza política, las decisiones más trascendentes para la ciudad de los próximos seis años. El P.J. ha desaparecido en la representación, cayendo al sótano con su sigla, en cualquiera de sus formas de expresión. Hoy es el doctor Fernando Arroyo con el Frente es Posible, quien mantiene algún rasgo de identidad con los Rodríguez Saa. Mientras que la U.C.R. ha descendido de 7 a 5, su número de concejales.

Trabajar y gestionar, siempre al lado de la gente, no enredarse en internas ajenas, no contaminar este favorable momento, son las reglas de oro para consolidar un piso electoral, un objetivo perseguido desde hace 25 años, por quienes componen la mesa chica de la resoluciones de A.M. Otro dato relevante, es que el intendente ha comenzado a quebrar la curva descendente, de su imagen negativa, instalándose en porcentajes similares a los detentados, cuando Scioli lo hizo capitular el 9 de mayo, éste sería a "prima facie" otro obstáculo sorteado. Pero tal vez no alcance para zafar definitivamente del abrazo del oso.

Guste o disguste, esta la realidad, y como tal la única verdad. Roig en el ´87, Aprile en el ´99 y Katz en el 2003, gozaron de escenario similares. Hoy los años transcurridos permiten conclusiones. Los años que vienen prometen, una gran cantidad de desafíos. La democracia, con un singular sistema de reparto, se ha expedido soberanamente. Las mayorías propias son siempre una tentación, que no han tenido los mejores finales, aunque tampoco haya que dejarse ganar por el pesimismo. Aunque una vez más, hay que dejar definitivamente en claro, que los votos no tienen dueños.

Comentá la nota