Reelección de intendentes: habrá una sola urna y boleta separada.

La Junta Electoral, a pedido de los partidos, dispuso que no se usará la doble urna como en 2005 y también rechazó el pedido demócrata de adherir el Sí a cada lista para que nadie se olvide de incluirla en su voto.
El tema por ahora no tiene difusión institucional, pero dentro de 24 días los mendocinos también decidirán si ponen límite a la reelección de los intendentes, a través de la votación de la enmienda que modifica el artículo 198 de la Constitución.Para ello la Junta Electoral decidió que esa votación se hará con boleta separada de la de candidatos, con un solo sobre y en una sola urna.

Para algunos el futuro de la reforma es complicado, pues aunque los partidos dicen apoyarla, no hacen alusión al tema en la campaña.Hasta ahora cada vez que hubo un intento de reforma con la metodología que se aplicará (urna única y boletas separadas) se hizo difícil juntar los votos necesarios.

Es que para que sea aprobada la enmienda, deben votar por el "sí" la mitad más uno de los empadronados.Por eso en las próximas elecciones 590.925 personas deberían inclinarse por el sí para que finalmente los intendentes puedan ser reelectos sólo una vez.

En la Justicia aseguran que no hubo voluntad política real de los partidos para que se agilice la metodología de votación y, de esa manera, hacer más probable la reforma.De hecho ningún partido pidió formalmente que haya doble urna (y dos sobres obviamente) y por eso el tema no fue analizado. Esto hubiera facilitado el trámite, porque así los electores no se olvidarían de votar por la enmienda.

El otro elemento clave fue que sólo dos partidos pidieron que se incluya en las mismas boletas de los candidatos el "sí" o el "no" a la reforma. Estos fueron el PD y el Frente Cívico. El PJ, junto con todas sus listas espejo, se opuso por lo que la Junta electoral entendió que no había consenso sobre el tema.

Uno de los argumentos del oficialismo sonó a casi insólito, pues argumentaron que los costos de impresión de las boletas con un espacio más, era muy elevado.

Pero además ningún partido ni el propio Gobierno han difundido la reforma.Según aseguraron ayer, desde el Poder Ejecutivo están preparando una campaña de difusión para explicar qué se elige y cómo se vota la reforma del artículo 198 de la Constitución.Claro que es una pelea contra el tiempo.

Sin voluntad real

La propuesta para limitar la reelección de los intendentes fue aprobada por la Legislatura en 2007, como parte de un intento de reforma política del gobierno de Julio Cobos.

Como es un cambio en la Constitución, debe ser sometida a consideración pública en elecciones. La Constitución establece que para que sea aprobada esa enmienda debe ser apoyada por la mitad más uno de los empadronados.

Ese requisito es un escollo complicado de resolver. "La reforma es difícil que sea aprobada.Hay que tener en cuenta que votarán cerca de 800.000 personas y se necesita que muchos (casi el 75%) voten por el sí", explicó Luis Puebla, de la Justicia Electoral provincial.

El ministro de Gobierno, Mario Adaro, aseguró que ellos querían que se votara con una sola urna y un solo sobre para agilizar la elección. "En otras elecciones se presentaron algunos inconvenientes con la doble urna.Queremos que sea más sencillo el escrutinio. La gente va a saber lo que se vota; no hay que subestimarla", aseguró el funcionario, quien informó que en los próximos días habrá una campaña oficial para informar sobre la reforma.

Juan Carlos Jaliff, que es presidente de Confe y era vicegobernador cuando se impulsó la reforma, dijo que se complica la reforma.

"Nosotros vamos a militar el sí, pero de esta manera es difícil.Por eso nosotros usamos la doble urna en 2005", aseguró. Sin embargo, su sector no pidió la doble urna ante la Junta. "Es el Gobierno el que debería promocionar esto y pedir la doble urna. No han mostrado ninguna voluntad para que salga", dijo Jorge Albarracín, representante del Frente Cívico ante la Junta Electoral.

El demócrata Omar De Marchi dijo que la UCR y el PJ tienen "posturas testimoniales" frente a la reforma política. "El justicialismo y el radicalismo actúan sólo para las cámaras, porque cuando de verdad tienen que tomar una decisión a favor de la transparencia del sistema político, no lo hacen. Son rehenes de sus intendentes", dijo De Marchi.

Si bien la Junta Electoral determinó que no se unan las boletas de la reforma al resto de las categorías por considerarlas de distinta naturaleza, los que conocen el tema aseguran que en realidad depende de la voluntad de los partidos.Como la mayoría dijo que no quería que se votara todo junto, la Junta ordenó en esa dirección.

Ahora el Gobierno debe hacerse cargo de la impresión de las boletas del Sí y el No que serán distribuidas en todas las escuelas el próximo domingo 28.

Comentá la nota