Reducir las ganancias, para multiplicar las operaciones

Empresarios del sector tildaron de "acertados" a los valores para los alquileres sugeridos por la institución para la temporada. No obstante, aclararon que siempre la decisión final es de los propietarios.-
Decisiones. De ellas depende el éxito o el fracaso de, por ejemplo, una temporada de verano como la que comenzará en menos de tres meses. El Colegio de Martilleros y Corredores Públicos ya "sugirió" los precios para los alquileres: dispuso que se mantengan en el mismo nivel que la temporada anterior. El Atlántico consultó a distintos operadores inmobiliarios de la ciudad y éstos apoyaron la determinación de la institución, aunque advirtieron que serán los propietarios los que tendrán la decisión final de aumentar o congelar los valores actuales. En ese mismo orden subrayaron la necesidad de optimizar los servicios que ofrece Mar del Plata para atraer al turista y garantizar así la prosperidad del próximo período estival.

El propio presidente del Colegio de Martilleros, Miguel Ángel Donsini, se ocupó de dar a conocer el pasado miércoles en conferencia de prensa lo que definió como una "excelente noticia". Según informó, después de un trabajo llevado adelante entre los operadores inmobiliarios avocados a los alquileres temporarios y los propietarios, se decidieron los precios sugeridos y quincenales para el alquiler de inmuebles: los departamentos de un ambiente costarán desde 900 pesos; de dos ambientes desde 1260 pesos; de tres ambientes desde 1600 pesos y los chalet de tres ambientes, desde 2500 pesos. Es decir, en el mismo nivel del año anterior.

Las inmobiliarias consultadas por este medio respetaron la decisión de la institución e incluso hubo quienes la definieron como "acertada". No obstante, aclararon que la determinación final "quedará en manos de los propietarios".

"Creo que la política del Colegio ha sido acertada si uno se pone a analizar que en todos los años anteriores algún aumento ha habido", consideró Diego Del Valle, propietario de la inmobiliaria situada en Santa Fe al 3100.

"Tiene que ver con concientizar y con incentivar a que la gente venga a Mar del Plata, manteniendo los precios del mercado. Es una decisión que tiene que tener éxito", señaló en esa misma línea y luego añadió: "El mercado siempre te va dando las pautas, hay momentos en los que es preferible no aumentar, y tener ingresos".

En un contexto de crisis que aún se percibe al momento de concretar operaciones entre los posibles compradores e inquilinos, la necesidad de lograr alquilar se vuelve imperiosa. "Es preferible poder alquilar con un precio razonable a aumentar los valores y que el propietario se tenga que hacer cargo de las expensas y todos los gastos", dijo Del Valle, quien a su vez admitió que las ventas "se mantuvieron flojas todo el año".

Frente a las sugerencias trasmitidas por Donsini, que contarían con la aprobación de los operadores inmobiliarios, nace una incógnita: ¿aceptarán los propietarios mantener el precio de los alquileres en el mismo nivel que la temporada pasada?

De acuerdo con Del Valle, en lo que va del año los propietarios han decidido mantener el valor de los alquileres con el objetivo de concretar operaciones. Sería esperable que la tendencia se aplique durante el próximo verano para recibir al turismo.

Desde "Pluchino propiedades", inmobiliaria situada en el microcentro, sobre la calle Bolívar, explicaron que en esta segunda etapa del año "ha crecido la oferta de alquileres", aunque "muchos evalúan primero el gasto de los encargados y las expensas". "En un ambiente a partir de los 700 y 900 pesos se encuentran departamentos; ya de dos ambientes están por encima de los 1000 pesos", detalló Maximiliano, quien describió una situación que actúa como denominador común: "Los alquileres se van un poco acomodando a la gente" y en un año de crisis, por sobre la intención de tener un mayor ingreso, sería preferible lograr alquilar la propiedad.

Desde "Tizzani propiedades", ubicada sobre la calle Corrientes a menos de Belgrano, Roberto aseguró también que los precios se han mantenido y que esta parecería ser la nueva "tendencia" para lograr alquilar tanto por 24 meses como por temporada. "En general los valores se han conservado igual al año pasado, aunque mucho depende de la zona", indicó al respecto.

MEJORAR LOS SERVICIOS

Sin lugar a dudas, el precio es un factor fundamental a la hora de tomar la decisión de alquilar o no un inmueble. Sin embargo, teniendo en cuenta el saldo que han dejando las últimas temporadas de verano, garantizar una interesante y renovada rama de servicios podría ser el primer paso para lograr la clave del éxito en materia de turismo.

"El propietario tiene que tratar de volver a tener en cuenta una política de servicio para volver a traer a la gente a Mar del Plata", dijo Del Valle sin dejar de ejemplificar su postura: "En verano los hoteles cinco estrellas están llenos. Los restaurantes más caros tienen las mesas completas. ¿Por qué? Porque ofrecen servicios. Un servicio completo que satisface al cliente, al turista".

Se trata en realidad de una sana competencia con el resto de los destinos pueblos de la Costa Atlántica que, con el paso de los años, han ido convirtiéndose en nuevos y atractivos destinos turísticos ganándose el aprecio de los visitantes. Para competir contra esta oferta de ciudades en crecimiento, Mar del Plata se vería obligada a redoblar la apuesta, optimizando sus servicios.

¿Cuáles servicios? Desde la promoción de la ciudad hasta la recepción y atención de los viajantes. "Hay otros lugares que no tienen la belleza de Mar del Plata, que es increíble, y que han mejorado sus servicios como ocurre en Córdoba, por poner un ejemplo, donde a través de pequeños detalles el turista se va totalmente conforme, vuelve, y lo recomienda entre su círculo de allegados", describió Del Valle.

En relación a la oferta de inmuebles, la mejora de los servicios implica varias cuestiones. "Hablamos de que los lugares se entreguen cada vez más lindos, que si el propietario puede poner un mejor televisor lo haga, que si puede poner Internet ponga este servicio, que si puede tener cable que lo ponga", amplió y, pausa mediante, resumió su concepto: "Si la plaza inmobiliaria marplatense mejorase su servicio, Mar del Plata, con la belleza y la infraestructura que tiene, podría crecer muchísimo".

De esta manera, el martillero dejó algo en claro: por sobre los valores -iguales o más elevados en relación al verano pasado-, una mejora en los servicios podría garantizar no sólo el éxito de una temporada de verano como la que se aproxima, sino además avanzar paso a paso hacia uno de los desafíos inevitablemente presente en el discurso del intendente Gustavo Pulti e incluso del presidente del Ente Municipal de Turismo (EMTur), Pablo Fernández: lograr una ciudad de 12 meses.

El próximo fin de semana largo del 12 de octubre será la fecha "termómetro". Los operadores turísticos podrán allí evaluar qué saldo podría dejar la próxima temporada de verano con la concreción de las primeras operaciones. Decisiones, en este caso de los visitantes, que garantizarán el éxito o el fracaso del período estival.

Mientras la promoción de "La Feliz" como destino turístico se mantiene igual a la de años anteriores, existe un fuerte y determinante mercado ofertante y demandante que exige un cambio, que podría desprenderse únicamente a partir de la toma de decisiones. De eso se tarta, de tomar decisiones acertadas y elegir el camino correcto.

Comentá la nota