Reduce la Presidenta la actividad oficial

Habrá escasas reuniones; ministros de descanso
Ella tiene una escasa agenda, sin actos ni presentaciones fuera de la Casa Rosada. El mandó a todos sus colaboradores de vacaciones. Ambos prevén volver pronto a su descanso en El Calafate.

Cristina y Néstor Kirchner planearon comenzar el año sin demasiadas actividades y permitieron, como pocas veces antes, que sus ministros y colaboradores se tomaran vacaciones.

Y aunque estuvo en análisis el lanzamiento formal del Año del Bicentenario para los primeros días del mes, esta semana no será la ocasión. La Presidenta volvió ayer por la mañana junto con su esposo después de haber pasado el fin de año en El Calafate y, llamativamente, tuvo una única actividad. Fue una reunión (de las habituales) con el ministro de Economía, Amado Boudou; el director de la AFIP, Ricardo Echegaray, y el secretario de Hacienda, Juan Carlos Pezoa, para hablar de la recaudación tributaria.

La Casa Rosada se pareció ayer a un desierto. Despachos vacíos ante la falta de ministros y algunos pocos de guardia por la presencia de la jefa del Estado. Esta vez le tocó al jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, acompañar a la Presidenta, tras pasar el fin de semana en Villa Gesell. Diferente será la semana del ministro del Interior, Florencio Randazzo, y del secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli. Previa autorización de Cristina, partieron hacia Valeria del Mar y Neuquén con celulares desconectados.

No habrá actos ni salidas para la jefa del Estado en estos días. Para hoy sólo está prevista una reunión con el ministro de Información de Siria, Mohsen Bilal. Pasado mañana, recibirá a un grupo de legisladores demócratas norteamericanos.

La escasa agenda presidencial generó suspicacias y algunos funcionarios lo interpretaron como una negativa de Cristina a mostrarse públicamente de vacaciones; la misma actitud adoptó Néstor Kirchner que, junto con Cristina, regresó ayer de El Calafate, adonde regresarán pasado mañana.

Hubo varias opciones para la primera presentación del año de Cristina. Según pudo saber LA NACION, se analizó grabar un mensaje televisivo como puntapié inicial de los festejos del Bicentenario, pero se descartó. De todas maneras, está en estudio la presencia de la jefa del Estado en Mar del Plata, a mediados de mes, antes de partir a China.

Comentá la nota