"Redrado se negaba a acumular reservas"

El jefe de Gabinete insistió en sus críticas
Decidido a no ceder en su ofensiva, el Gobierno acusó ayer a Martín Redrado de haberse negado "históricamente" a acumular reservas desde su posición de presidente del Banco Central.

Lo hizo por medio del jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, que insistió en la refutación de las denuncias lanzadas anteanoche por Redrado, al presentar su renuncia en público.

"Cuando el 6 de enero lo llamé para decirle que la Presidenta le había aceptado la renuncia, se resistió a hacerlo. Pidió que lo sacaran por el sistema parlamentario de remoción. Ahora no se le puede aceptar la renuncia como él quiere", afirmó, en declaraciones a Radio Mitre.

Fernández opinó que "la solidez de la economía argentina [hizo que] las cosas no se complicaran" cuando Redrado se negó a destinar 6500 millones de dólares de las reservas del Banco Central para pagar la deuda pública, por medio del polémico Fondo del Bicentenario.

Además, cuestionó a Redrado por atribuirse "logros propios que no son suyos, sino del Gobierno". Y enfatizó: "La política comercial del Gobierno, la insistencia, los viajes de la Presidenta en busca de mercados han demostrado que podíamos tener una balanza comercial positiva, mientras que el mundo la tenía negativa".

También el ministro de Economía, Amado Boudou, cargó ayer contra Redrado. Retomó la idea del complot, tan cara al kirchnerismo. "Con el lío que nos trataron de meter en enero la oposición, Redrado y el monopolio Clarín no pasó nada; con todo el ruido que se trató de meter, la gente quiere consumir, vivir tranquila, y va a ser un muy buen 2010", pronosticó.

Comentá la nota