Redrado desconoció el espíritu del fallo y se aferra a su cargo

El economista sostiene en un comunicado que su remoción debe provenir de un dictamen de la comisión bicameral, como contempla el artículo 9 de la Carta Orgánica del Banco Central
Además, observa la esquela que "la ratificación de la suspensión judicial del decreto que disponía el uso de las reservas , confirma la ausencia de incumplimiento de deberes de funcionario público del presidente del Banco Central".

Según Redrado, junto a los argumentos que utiliza la Cámara para explicar la intención del Poder Ejecutivo Nacional de "sanear el acto asumido por la Presidente, modifican el escenario del proceso cautelar".

De ahí que sostiene en la carta firmada de puño y letra que "resulta evidente que la voluntad de sanear el DNU 18/2010 implica la existencia de defectos legales en el decreto de remoción. Sólo puede sanearse aquello que tiene vicios".

En consecuencia, resalta el comunicado que "la Cámara considera que no se ha producido el desplazamiento del presidente del Banco Central, y que por existir la voluntad de sanear el acto que dispuso la remoción del presidente es suficiente cautela que no se designe, con carácter definitivo, su reemplazante hasta tanto, se cumplimente con la participación legislativa dispuesta en el art. 9 de la ley 24.144".

A partir de allí, una vez cumplida la función de la Bicameral, se prevé que Cristina Kirchner le pedirá la renuncia nuevamente al presidente del Banco Central , aunque probablemente no pueda argumentar que "incumplió en los deberes de funcionario público", vinculado con su oposición al uso de las reservas para pagar la deuda pública, que es el prerequisito para retirarse que estaría esperando Martín Redrado.

Comentá la nota