"Redrado no debería ir al Banco Central"

Federico Pinedo se sienta en el pasto sin problemas. Detrás, árboles, pajaritos, un arroyo. El paisaje bucólico engaña: el jefe del bloque de PRO en Diputados no está en el campo, sino en plena ciudad, en una casa del gobierno porteño, junto al Jardín Japonés, donde acaba de comer un asado con Mauricio Macri y parte del equipo PRO. Mientras dialoga con Página/12, la diputada Paula Bertol se divierte sacándole fotos de su momento hippie. "Redrado no debería ir al Banco Central", advierte Pinedo sobre el fallo de la Cámara en lo Contencioso Administrativo.
–¿Ya está preparando las valijas para ir a formar quórum en Devoto?

–(Se ríe.) Sí, si el Gobierno tiene éxito y mete a todos los diputados presos, vamos a hacer quórum allí.

–¿Por qué cree que el Gobierno lo denunció?

–El mensaje fue: "Ojo, diputados, de hacer denuncias contra el kirchnerismo, porque los vamos a meter presos. Y ojo, jueces, con fallar contra el kirchnerismo".

–¿Por qué usted había recusado sin causa a uno de los camaristas?

–Porque era el derecho mío. Lo que defendía era una cosa demasiado importante, que era cómo conseguir argumentos para levantar un embargo de tres mil millones de dólares contra la Argentina.

–¿Redrado tendría que seguir en su cargo?

–Lo que dijo la Cámara es que hay que congelar la situación hasta que la resuelvan el Congreso y la Presidenta. Redrado no está destituido, pero entiendo que la Cámara quiso cambiar lo que resolvió la jueza Sarmiento al reponerlo en su cargo. Está congelada su situación y no debería ir al Banco Central. El entendió otra cosa, pero me tiene sin cuidado.

–¿La oposición puede juntar quórum para autoconvocarse?

–Sí. El Congreso tiene que revisar los decretos en forma inmediata.

–Stolbizer planteó algunas diferencias.

–Ella dijo que no creía que en enero había que juntarse. Hay que insistirle al Gobierno con que lo mejor es que se reúna el Congreso.

–¿Cuál debería ser el destino de los excedentes de la reserva?

–No hay excedentes de reserva. Los pasivos del Banco Central son mayores que sus activos. Hay que ser prudente en eso. La solución pasa porque quien tome la decisión de si le sobran o no reservas sea el Banco Central y no el Gobierno.

–Si no sale de ese fondo, ¿de dónde propone que provenga el dinero?

–Está previsto en el Presupuesto que va a salir de impuestos y endeudamiento. El problema es que si la Argentina es muy poco seria el endeudamiento es muy caro.

–¿Qué implica "ser más serio"?

–Seriedad quiere decir respetar la palabra. Si la Argentina respetara su palabra, se endeudaría con las tasas de Brasil, del 5 por ciento. Hay mil maneras de financiar al Estado nacional. Lo que hay que hacer es llamar a un par de abogados que entiendan de derecho y sepan defender al Estado de un embargo. El Gobierno, me parece, está actuando sin abogados serios.

–¿Coincide con la Carta Orgánica que escribió "su abuelito"?

–La Presidenta creyó que me descalificaba hablando mal de mi abuelo. La Carta Orgánica original era interesante. No es verdad lo que dijo Cristina, que los ingleses podían vetar que se pudiera modificar. Pinedo aplicó keynesianismo antes de que Keynes escribiera y logró que la Argentina saliera de la crisis del ’30 mucho antes que otros países.

–¿Por qué le pidieron ahora el juicio político a Aníbal Fernández?

–Porque ordenó a la policía que no obedeciera una orden judicial en la interna de los aeronavegantes y le mandó la policía a la jueza Sarmiento para que intentaran llevársela al tribunal a las 7 de la mañana de un sábado para que recibiera un escrito. Fue amedrentador y escandaloso.

–Que un gobierno denuncie penalmente a un juez porque dictó un embargo y lo recuse en 700 causas, ¿puede considerarse amedrentamiento? Es lo que hizo Macri con el juez Roberto Andrés Gallardo.

–Es una reacción muy extrema, que sólo se puede tomar si se está convencido de que el juez es un enemigo del Gobierno. Es lo que pensaba en su momento el procurador de la ciudad. Cuando lo recusás, no lo estás persiguiendo. Otra cosa es sacarle los juicios presentando pedidos en la Cámara o mandarle un patrullero. Eso genera pánico en la sociedad.

–Tras los últimos traspiés, ¿la candidatura a presidente de Macri sigue en pie?

–Como decía Nietzsche, lo que no mata fortalece. Los errores, en la medida en que los enmiendes, son lo que te hacen crecer. Macri cometió algunos errores y tuvo algunos aciertos. La candidatura no está lanzada por él. Yo creo que Macri tiene que ser el candidato a presidente.

–¿Y quién podría competir en la ciudad?

–Claramente, Gabriela Michetti. También empezaron a sonar autopostulados: Horacio (Rodríguez Larreta), Diego Santilli. Siempre en la política hay muchos candidatos.

–¿Evaluaron en cuánto los afectó el caso de espionaje?

–Nos afectó negativamente. El caso de espionaje quiero que se aclare. Cualquier persona responsable de un caso de espionaje ilegal me parece deplorable en una democracia.

–Está procesado el ex jefe de la Metropolitana Jorge "Fino" Palacios.

–También se habla de un procesamiento de (Mariano) Narodowski. Decir que él es un espía es como decir que Minguito Tinguitella es un científico atómico.

–De Narváez fue muy duro con la gestión de Macri. ¿Se rompe Unión-PRO?

–Me parece un análisis un poco frívolo de Francisco, a quien quiero mucho. Tiene que hacer lo que quiere que haga la gente que nos votó. Creo que vamos a trabajar juntos. Lo que hizo, lo hizo junto con nosotros.

–¿El lanzamiento de Duhalde les complica una alianza con el PJ disidente?

–No creo que sea un lanzamiento real. Es un mecanismo para juntar tropa.

–¿Cobos es el...?

–... el adversario a vencer en 2011. Cobos tiene un problema: por un lado, fue votado por la gente que votó a Cristina Kirchner. Y por el otro, mucha gente dejó de apoyarla después. Tiene un problema de difícil resolución. En la Argentina hay un trauma desde la renuncia de Chacho Alvarez que parece indicar que renunciar es defeccionar de su mandato. Y eso es siempre medio fulero.

Comentá la nota