Redrado ‘corta’ la bicicleta financiera con retornos del 12% en los futuros de dólar

Redrado ‘corta’ la bicicleta financiera con retornos del 12% en los futuros de dólar
Con este nivel de tasa, el Central desactivó el atractivo de hacer arbitrajes entre activos en pesos y contratos a futuro. Con el costo de cobertura más alto, ya no es rentable
Aprovechando la calma en la que quedó sumergido el mercado cambiario, y en un intento por fijarle un piso al tipo de cambio, el Central se lanzó de lleno en estos días a comprar futuros de dólar a precios notablemente altos, que dejaron boyando en la plaza tasas mayores al 12%, y que evaporaron de un plumazo los beneficios que se percibían hasta hace pocos días con la conocida "bicicleta financiera". El organismo volvió a entrar agresivamente ayer con una fuerte demanda de contratos en el MAE y en el Rofex, y una compra de u$s 70 millones en el mercado spot, luego de que la divisa mayorista amenazara con perforar el piso de los $ 3,81. "Lo hizo, en cierto sentido, para cortar con la ‘bicicleta’: dio vuelta las condiciones para los inversores que hacían arbitrajes entre activos en pesos y contratos a futuro con el fin de obtener buenas ganancias en dólares. Ahora que las tasas en pesos empezaron a bajar, si el costo de cobertura es más alto en futuros, ya no es rentable invertir en pesos y cubrirse en dólares", comentó a El Cronista un operador. Ayer, el mercado al contado operó con tranquilidad durante toda la jornada. Pero en los futuros se notó, otra vez, una fuerte presión oficial para levantar los precios de los plazos más cortos. "Se viene comprando en los últimos días sencillamente porque el mercado está fuertemente vendedor. Combinar operaciones en spot y en futuros tiene que ver con el hecho de ser menos previsible, e incluso de evitar usar pesos para absorber los dólares", comentó una fuente del BCRA. La mano del Central provocó que los contratos al 30 de diciembre pasaran ayer de los $3,8240 a los $ 3,8290; los que son a tres meses, de $ 3,885 a $ 3,90; y los que son a seis meses, de $ 3,98 a $ 4,0110.

Las subas acumuladas en estos tramos, en apenas una semana, fueron de entre uno y cuatro centavos. Y en un contexto bajista de tasas en pesos (la Badlar que pagan los bancos por ahorros mayores al millón de pesos está en 9,75%), terminó por diluir los atractivos del arbitraje que hacían los inversores: por ejemplo, al vender sus dólares en el mercado, depositar lo obtenido en un plazo fijo, y salir a comprar futuros de dólar una vez cumplido su vencimiento. Esta especulación permitió a los bancos captar unos $ 7.600 millones en los últimos cuatro meses.

Pero en estos días la cosa cambió. "Hoy es una excelente oportunidad vender dólares al contado y comprar futuros: en el plazo más corto dejan una tasa del 12,3% anual que actualmente no da ningún otro activo. En el Siopel (el mercado mayorista) hoy no hay negocios genuinos, y no se ven más que estos negocios de tasas", comentó Carlos Risso, director de Zonabancos.com. El dólar mayorista se ubicó ayer en los $ 3,81, luego de que oscilara durante el día entre $ 3,8120 y $ 3,8090, y de que el Central absorbiera para sus reservas u$s 70 millones. El minorista quedó fijo: en los $ 3,83.

Hay quienes entienden que la entidad que dirige Martín Redrado está "limpiando" el mercado de futuros, en donde había quedado altamente expuesto, para poder vender contratos si, en algún momento, resurge la volatilidad. "Hoy ya se ve que tiene menos contratos abiertos. En el MAE, por ejemplo, se sabe que está muy expuesto, y lo que hace es comprar los futuros para, después, tener espalda si debe salir a venderlos en momentos de volatilidad", explicó un analista. Los contratos pendientes de cancelación (el llamado "interés abierto") sumaban entre el MAE y el Rofex unos u$s 9.000 millones en octubre. Hoy, en cambio, están en torno a los u$s 6.000 millones.

Comentá la nota