Redrado avanza con una nueva imagen para el peso

Busca diseñador para renovar las monedas de $ 1 y los billetes.
No todos los años se cumplen 200 años, y el Gobierno tiene en cartera decenas de proyectos para festejarlo. Una de las propuestas que cobra cada vez más forma para el Bicentenario de la Revolución de Mayo, el año próximo, es la del Banco Central (BCRA), que está trabajando ya hace algunos meses para poder lanzar en el aniversario de la patria una nueva serie de billetes y de monedas, que poco a poco irían reemplazando los que están actualmente en circulación.

Si bien en un principio el BCRA aspiraba a reemplazar los próceres que figuran en el anverso de los actuales billetes, como Juan Manuel de Rosas o José de San Martín, con figuras del mundo de las ciencias y de las artes (se barajaban nombres como el de Jorge Luis Borges o el de René Favaloro, entre muchos otros), esta idea fue luego descartada ya que en la entidad temían por la polémica que podía levantar la elección de los nuevos protagonistas. La idea original del titular del BCRA, Martín Redrado, de hecho, había sido someter a votación popular (mediante mensajes de SMS, entre otras vías) la selección de los hombres y mujeres que ilustrarían los nuevos billetes.

Pero para evitar cualquier tipo de confrontación, el BCRA habría decidido finalmente mantener los próceres que hoy ilustran todas las series de billetes, aunque modificaría las imágenes del reverso, muchas de las cuales son monumentos históricos. Los nuevos pesos del Bicentenario tendrían, en su lugar, imágenes de centros turísticos de la Argentina, como podrían ser el Tren de las Nubes, las cataratas del Iguazú o el glaciar Perito Moreno. La intención, explican desde el BCRA, es que la moneda pueda transformarse en una suerte de carta de presentación para quienes visitan el país. Algo similar a lo que ya sucede con las monedas de otros países de la región.

También, confiaron en el Central, podrían reverse los colores que hoy predominan en las diferentes series (como el azul, en la de dos pesos; el verde, en la de cinco pesos, o el violeta, en la de 100 pesos).

Recién por estos días se terminarán de definir todos los detalles del cambio, una vez que el BCRA concluya con el proceso de selección que está llevando a cabo para determinar quiénes serán los encargados de diseñar los billetes.

"Queremos que toda la línea esté lista para ser presentada el 25 de mayo. Aunque recién en esa fecha empezaríamos a canjear los billetes de $ 20, que es la serie que tiene menos unidades en circulación", reconoció una alta fuente de la autoridad monetaria.

Como parte del paquete del Bicentenario, el BCRA lanzará también monedas conmemorativas de $ 1, que en su reverso tendrán paisajes que representen a cada una de las regiones geográficas del país: Noroeste, de las sierras pampeanas, pampeana, chaqueña, de Cuyo, patagónica, mesopotámica y antártica.

Una historia complicada

La nueva serie de billetes del Bicentenario reemplazaría paulatinamente los pesos que surgieron en 1992, cuando regía la convertibilidad de $ 1 por cada dólar, pero no implicaría cambios en las denominaciones.

A diferencia de esta ocasión, en la historia reciente de la Argentina, siempre que se modificó el diseño de una serie de billetes se hizo con el objeto de reemplazar alguna moneda extremadamente devaluada. Tales fueron los casos del peso, que en 1991 superó al austral ideado por Raúl Alfonsín (cada peso equivalía a 10.000 australes), que a su vez había surgido en 1985, para reemplazar a los pesos argentinos. Estos habían sustituido al peso ley, la moneda vigente entre 1970-1983, también muy desvalorizada por los efectos de la inflación.

La Argentina, sin embargo, no es el único país de la región que ahora busca aprovechar los festejos del Bicentenario para actualizar el diseño de su moneda. Existe, por ejemplo, un proyecto similar en Chile, donde ya están entrando en circulación los nuevos pesos chilenos.

La serie de pesos que hoy circula sólo había recibido un simple lavado de cara en 1997, cuando se le realizaron algunas mejoras técnicas (en los grabados, con la incorporación de un papel de un gramaje superior, y la marca de agua de molde cilíndrico localizada) y se reemplazó el billete de 1 peso, que por entonces llevaba la cara de Carlos Pellegrini, por monedas de idéntica denominación.

Comentá la nota