El PJ redobla la apuesta por el dinero de la soja

Ahora los concejales del oficialismo presentaron un proyecto de declaración pidiendo que la Provincia no se quede con el 70%, sino con el 50% del Fondo Federal Solidario. Para ello, pedirán el apoyo al resto de las comunas. Y quieren que Binner destine de lo que le corresponde la plata para terminar las cloacas y expropiar los predios para las lagunas de retardo.
Los cruces entre oficialismo y oposición por el destino que se le dará a los tres millones de pesos estimados del Fondo Federal Solidario no cesan. Luego de que el oficialismo negara que usaría el dinero que le corresponde a la Municipalidad para culminar la obra de cloacas, ahora el bloque del PJ presentó un proyecto de declaración en donde propone que sea la administración provincial la que se desprenda de los ingresos extraordinarios provenientes de la soja no sólo para completar las cloacas, sino también para garantizar la expropiación de los terrenos en donde quieren construir lagunas de retardo.

Concretamente, le piden al Gobernador "la inmediata modificación de los porcentajes de distribución del Fondo Federal Solidario adjudicando el 50% del mismo a los municipios y comunas de toda la Provincia y reservando el 50% restante para las arcas provinciales".

Para que esto se convierta en realidad, el oficialismo local busca conseguir el apoyo de los Concejos y Presidentes Comunales de toda la Provincia.

Asimismo, solicitan que "se destinen los aportes recibidos de la Nación al pago total de la obra de cloacas de nuestra ciudad y a la expropiación de los terrenos correspondientes a lagunas de retardo que fueran aprobados por convenios y leyes provinciales". En el caso de aprobarse, una copia de esta declaración sería enviada a ambas Cámaras de la Legislatura Provincial.

En los considerandos, el bloque de concejales del justicialismo recuerdan "que el gobierno de la provincia de Santa Fe adhirió formalmente al Fondo Federal Solidario propuesto por el Gobierno Nacional, el 30 de marzo del corriente año y que "en virtud del mismo y según declaraciones efectuadas por el ministro Antonio Bonfatti se estima que la Provincia recibirá en el curso del año aportes extras del orden de los 563 millones de pesos". En tal sentido, mencionan que "con los actuales porcentajes de participación la Provincia se queda con el 70% de los mismos, estos es 394.100.000 pesos y sólo coparticipa a municipios y comunas con el 30% es decir, 168.900.000 pesos.

"En virtud de aplicar los actuales coeficientes de coparticipación las ciudades de Santa Fe y Rosario resultan las más beneficiadas, configurando esta situación una notoria injusticia ya que se trata de ciudades claramente alejadas de la actividad agropecuaria; mientras que las comunidades del interior de la Provincia cuyas economías se encuentran indisolublemente ligadas al trabajo del campo solo reciben migajas", dicen Jorge Maina, Luis Castellano, Héctor Sierra y Mónica Garrappa.

Añaden que "frente a situaciones de inequidad como estas, los gobiernos provinciales pueden disponer de cambios en los porcentajes, tal como lo ha efectuado la provincia de Salta que decidió distribuir más equitativamente el Fondo Solidario repartiendo el 50% de lo recibido entre los municipios y comunas, reservando para el Gobierno central el otro 50%".

"Esta decisión apunta a fortalecer los gobiernos locales y a aumentar las autonomías municipales, mecanismos básicos para mejorar la calidad democrática en la medida que independiza a los municipios de la dependencia del poder central", afirman y añaden que "por otra parte, la Provincia se encuentra en poder de una masa de recursos impensados que inclusive exceden lo que se estimaba recaudar con la fallida reforma impositiva".

LAS LAGUNAS TAMBIEN

Finalmente, indican que "esta situación favorable a las finanzas provinciales fortalece nuestra esperanza de que el Gobierno central finalmente honre los compromisos contraídos con la ciudad de Rafaela, salde la deuda que mantiene con las empresas constructoras de la obra de cloacas y complete los envíos de fondos para culminar las mismas y para cerrar definitivamente la adquisición de los terrenos que deben ser expropiados para la construcción de lagunas de retardo".

Recordemos que estos son las concesiones 340 y 341, propiedad de Orfinda Ramón Posebón y Ricardo Jorge Bruno y la esquina sureste de la 325 (propiedad de la Mutual del Club Ben Hur) ubicadas al suroeste de la ciudad.

En esas 66 hectáreas, durante la inundación de marzo pasado, se formaron "manchones de agua" debido a que en esos lugares se recibió gran parte de la masa hídrica que venía desde toda la zona oeste, la cual se encuentra en desnivel hacia el río Salado, y desde allí al Paraná.

Debido a estas características se requieren estos terrenos, para realizar una serie de trabajos que consistirían en una depresión escalonada del suelo. En épocas de grandes lluvias, se formarían lagunas que regularían el ingreso del agua a la ciudad, permitiendo el normal funcionamiento de los desagües. Cuando las precipitaciones escaseen, esos lugares, serían utilizados como espacios verdes.

En marzo pasado, los concejales aprobaron un pedido al Gobierno de la Provincia para que asigne las partidas presupuestarias necesarias estimadas en unos 5 millones de pesos.

Comentá la nota