Las redes sociales, un dolor de cabeza para los candidatos

Los piratas informáticos hackean las páginas oficiales, mientras que muchas otras personas se hacen perfiles falsos en Twitter, Facebook o blogs para burlarse de los candidatos
En todo el mundo, candidatos a legisladores, gobernadores y presidentes han usado (y lo seguirían haciendo) internet como parte de su campaña de cara a las elecciones. Sin embargo, en la Argentina, esto no siempre puede ser beneficioso, sino un dolor de cabeza. Sucede que, en nuestro país, la proliferación de identidades falsas en comunidades sociales como Twitter y Facebook o la modificación de sitios oficiales son una realidad que perjudica y golpea a los aspirantes a un puesto legislativo.

Twitter es un sitio de internet que permite a los usuarios escribir textos con una longitud máxima de 140 caracteres que responde a la pregunta "¿Qué estás haciendo?". Allí, el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, tiene una página oficial (www.twitter.com/mauriciomacri) donde habla de su labor en la Comuna: "Potenciando y fomentando las pymes porteñas", "La ciudad respira cultura", "Misa por la educación en la Catedral Metropolitana".

Sin embargo, el socio político de Felipe Solá y Francisco de Narváez también una falsa (www.twitter.com/macri). En esta última, dedicada a mortificar al ex presidente "xeneize", pueden leerse textos tales como "Llamando a mi padre, necesito de sus consejos", "Me llama de nuevo Horacio (Rodríguez Larreta)...Uff!", "Casi están cerradas las listas... Pero de quedar un lugar con posibilidades de entrar para la Ciudad, a quien pondrían?", "El dengue no es PRO".

Ante esto, el macrismo está intentando dar de baja este usuario, aunque aún no lo consiguió. Marcos Peña, secretario de Gobierno de la gestión de Macri, recordó que "nos pasó lo mismo meses atrás con páginas falsas en Facebook (…) Una vez que nosotros hacemos el reclamo ambas empresas tardan unos días en darlo de baja, con lo cual es difícil identificar a los culpables de la campaña sucia".

Claro que esto no es sólo una mala moda que sufre el PRO. Matías Méndez, el vocero de la Coalición Cívica (CC), señaló que "a nosotros nos piratearon en dos oportunidades el sitio del partido en la Presidencial de 2007", por lo que se está comprobando la seguridad informática de la plataforma del Acuerdo Cívico y Social que se lanzaría hoy.

Ahora, ante la consulta de qué hacer frente a los sitios falsos (blogs, Twitter y Facebook apócrifos), Gonzalo Oxenford, de Odasoft, señaló que hay que "redoblar la apuesta y tener una presencia comprometida en el mundo 2.0 y de esta forma opacar a los impostores con un discurso más atractivo", publicó el diario Clarín.

Comentá la nota