DE LA REDACCION. La Municipalidad de Pergamino informó que durante el mediodía de ayer, con la presencia del intendente Héctor Gutiérrez y representantes de la Escribanía General de Gobierno de la provincia de Buenos Aires, se llevó a cabo la escrituració

La medida de fuerza se llevará a cabo el viernes, en vísperas del fin de semana largo. En Pergamino el servicio de expendio de combustibles se verá interrumpido durante la mañana. Los empresarios adherirán en reclamo de mayor rentabilidad. Los empleados solicitarán que se mantengan las fuentes de trabajo y un 15% de incremento salarial.
DE LA REDACCION. Bien es sabido que el conflicto con el campo y el desarrollo de la crisis financiera mundial han impactado en todos los rubros de la sociedad. En este sentido es importante resaltar que el sector de los playeros y trabajadores de las estaciones de servicio no están ajenos a esta situación.

El mayor reclamo de los estacioneros es la baja que se ha percibido en las ventas de combustibles.

El decrecimiento de las ventas es del 20%. Uno de los factores de esta merma es el bajo consumo que hacen los ruralistas y los transportes relacionados con dicho sector. Otra de las causas de la disminución registrada es la precaución con la que actúa la gente al momento de efectivizar sus compras. La ciudadanía se retrae y trata de gastar lo menos posible. También los aumentos que han advertido las tarifas de los combustibles es otro de los factores que incitan al usuario a consumir menos. Asimismo la falta de trabajo que se registra en el sector relacionado al transporte (de carga o de pasajeros) hace que el consumo de combustibles se vea reducido en la actualidad.

El panorama no es alentador, motivo por el cual los empleadores deben hacer un gran esfuerzo para no poner en práctica medidas que afecten a los trabajadores de las empresas. “En Pergamino no hemos verificado casos de despidos pero sí los responsables de algunas firmas han tenido que adelantar vacaciones para paliar un poco la difícil situación que atraviesan”, comentó Santos Albarracín, dirigente del Sindicato Obreros de Estaciones de Servicio, Garages, Playas de Estacionamiento y Lavaderos Automáticos de Capital Federal y Provincia de Buenos Aires (Soesgype).

Ante los múltiples inconvenientes que mantiene el sector desde la dirigencia local se informó que el próximo viernes el sindicato llevará adelante un paro nacional que incluirá no sólo a los playeros sino también a la parte empresarial ya que debido a los precios de los combustibles el propietario de la firma ha perdido una gran parte de rentabilidad, motivo por el cual se sumarán a esta protesta. Otra de las razones por la cual se ha instaurado esta medida de fuerza es en defensa de los puestos de trabajo y para lograr un aumento de sueldo de los trabajadores cercano al 15%. En julio los empleados del rubro percibieron un aumento del 20% en sus haberes pero debido a la suba en los índices inflacionarios los representantes de la organización sindical han decidido luchar por un incremento salarial. “El llegar a establecer un paro es una de las medidas extremas a las que hemos arribado. A través de este paro queremos que las petroleras y el Gobierno sepan cuál es la situación de nuestro sector”, reveló el dirigente sindical.

Momentos difíciles

El momento más crítico de los estacioneros se dio en el primer semestre cuando el paro del agro y los constantes cortes de ruta posibilitaron la escasez y la falta de combustibles en las gasolineras. En este sentido el dirigente explicó que durante ese lapso se acrecentaron de manera significativa las consultas de parte de los responsables de expendedoras y trabajadores. “En todo momento nosotros buscamos hacerle frente a la crisis, dándoles recomendaciones a los dueños de las firmas locales para lograr el bienestar no sólo de ellos sino también de nuestros protegidos que son los empleados”.

En Pergamino el sector de los empresarios es comprensivo y trata de mantener siempre la fuente de trabajo de su personal.

En relación al desabastecimiento el dirigente declaró que en la actualidad no se registran casos en las estaciones de la ciudad pero sí frecuentes quejas de algunos propietarios, principalmente los adheridos a YPF, ya que éstos tienen cupos que limitan la entrega de combustible. De acuerdo con lo expuesto por los referentes del partido las petroleras no abastecen apropiadamente al mercado. No obstante en varias localidades situadas en el centro y sur de la provincia de Buenos Aires y en la Capital Federal la cantidad de inflamables que se posee siempre es escasa.

El porcentaje de mermas que se han registrado en las ventas depende de la ubicación de cada una de las gasolineras. Las estaciones que se hallan a la vera de las rutas son las que más ventas perciben ya que éstas proveen a los transportes que por allí transitan. En cambio las situadas en nuestro medio, especialmente, las ubicadas en la zona céntrica son aquellas que perciben bajas más importantes en sus niveles de venta.

Los representantes del gremio en la ciudad mantienen permanentes reuniones con los empresarios ya que consideran que en estos momentos de crisis tener diálogo con los propietarios de las firmas es un aspecto positivo. Durante los encuentros que se concretan todas las semanas los referentes de las firmas presentan sus quejas y los dirigentes aconsejan a los estacioneros sobre el accionar que deben poner en práctica.

En la ciudad

Al establecer contacto con algunos empresarios los dirigentes del gremio han afirmado que se logrará un alto acatamiento por parte de las estaciones locales cuyos responsables saben que desde la organización sindical se busca en todo momento el bienestar de todos los nucleados en el rubro. Si bien el sindicato nacional ha decretado un paro de 24 horas en nuestro medio la mayoría de las gasolineras cortaran el expendio de combustibles durante la mañana, extendiéndose la medida de fuerza hasta horas del mediodía.

Los empresarios están de acuerdo con la medida de fuerza porque son conscientes de las complicaciones que presenta el panorama actual. “Esto es una cadena porque si al empresario le va bien el empleado también percibe más beneficios”, declaró Albarracín. A la vez que expresó: “Si la crisis se sigue profundizando vamos a tener que llegar a ciertos límites que impactarán directamente en el personal. Queremos que las petroleras se comporten bien para que el empresario tenga rentabilidad y de esta forma pueda ofrecerles a los empleados que tiene a cargo un sueldo más digno acorde a la época en que vivimos. Tenemos que trabajar en conjunto y buscar la forma justa de que todos atravesemos esta crisis”.

Comentá la nota