Sin recursos para ampliar la red

En julio del año pasado, Aguas de Catamarca recibió autorización para aumentar las tarifas un 40%, según un pedido hecho por sus responsables en 2008, luego de que la Provincia terminara el vínculo con la firma española que operaba el servicio sanitario en Capital, Valle Viejo y Fray Mamerto Esquiú, y creara la sociedad con participación estatal mayoritaria.
Este ajuste, sin embargo, fue considerado "insuficiente" por las autoridades de la empresa, que pretendían un porcentaje más elevado para eliminar los subsidios del Estado y avanzar con un plan de obras en la red.

Según llegaron a plantear, se necesitaba una suba en las boletas del 140% en cinco años.

En ese momento, los miembros del directorio dijeron que no había recursos para los trabajos orientados a la expansión del sistema de distribución de agua potable y de la red cloacal.

"Es una empresa deficitaria, que depende en su mayoría del aporte de su socio mayoritario que es el Estado provincial. Con lo que se recauda, algunos meses alcanza para pagar los sueldos y comprar cloro", dijo en ese contexto el titular de la empresa, Juan Carlos Montenegro.

Por eso es que descartó que pudiera llevarse a cabo en el corto plazo nueva infraestructura por la falta de recursos. Sin embargo, el ENRE dejó abierta la posibilidad de otro incremento, el cual podría realizarse en los primeros meses de este año.

Comentá la nota