RECURSOS HUMANOS Faltan unos 15 enfermeros en el plantel del HIGA

La carencia de recursos humanos en el área de enfermería es un mal que aqueja a todos los hospitales de la provincia, situación que por lógica geográfica incluye al de Junín, cuyo déficit en esa materia debería ser atenuado con el nombramiento de al menos unos quince puestos.
Desde el centro asistencial que dirige Claudio Ricasoli afirmaron que aguardan con expectativas la asignación de nuevos profesionales para esa función sanitaria, aunque para llegar al ideal “serían necesarios algunos más”.

Situación crítica

Hoy por hoy, los hospitales bonaerenses cuentan con nueve mil ochocientos enfermeros, entre auxiliares, profesionales y licenciados. Para doce mil camas de internación se estima un faltante de cuatro mil cuatrocientos enfermeros profesionales sobre un ideal que contempla uno por cada cama.

Para hacer frente a este panorama, el Ministerio de Salud provincial estudia por estos días un proyecto tendiente duplicar la formación de modo tal que se logre pasar de 750 egresados anuales en la Provincia a 1.500 en los próximos dos años.

El plan, que aún está en fase de estudio, propone hacer frente a dos problemas serios que debe afrontar la actual gestión, por un lado el déficit de enfermeros pero, por otro, una realidad ineludible: El promedio de edad de los que hoy están trabajando en nuestros hospitales es de 49 años, de modo tal, que para el año 2014 un 25 por ciento de los enfermeros estaría en condiciones de jubilarse y podría quedar, de repente, un plantel de sólo siete mil trabajadores, muy por debajo del ideal de uno por cama.

Por eso, el proyecto que analiza el Ejecutivo apunta a reducir la actual carrera de enfermería de tres a dos años y medio manteniendo las actuales 1.900 horas de formación.

“El plan está pensado para que no se vea afectada en lo más mínimo la calidad de la capacitación; lo que se propone es que los alumnos cursen seis horas diarias, dos más que las cuatro actuales, eliminar el receso invernal y que sólo se tomen vacaciones durante un mes del verano”, precisó el jefe de la Región Sanitaria III, Juan Quadrelli, y aclaró que este plan, que tendrá carácter de excepcional, responde a la necesidad de planificar y garantizar la asistencia por parte de un eslabón clave del equipo de salud.

De concretarse el proyecto, aquellos que egresen de la carrera de enfermería deberán ofrecer como contraprestación, dos años de servicio en un hospital público de la Provincia cercano al lugar de estudio.

A nivel nacional, el plan delineado por la cartera sanitaria para todas la provincias prevé también que los alumnos asuman el compromiso de trabajo en la provincia en la que se formaron por un lapso de dos años como mínimo.

Más allá de todos estos datos, en el hospital de nuestra ciudad continúan esperando con urgencia la llegada de nuevos operarios para satisfacer una demanda de atención, que con la extensión del servicio a cada vez más municipios de la región, se torna a diario más abundante.

Comentá la nota