Recurrirán a la Corte Suprema para garantizar el juicio por Melitón Bustos

Organismos de derechos humanos solicitarán a la Corte Suprema de Justicia de la Nación que garantice la continuidad y finalización del juicio por el secuestro y homicidio del escribano Aldo Melitón Bustos, del cual sólo se ha hecho la lectura de las acusaciones.
La segunda postergación de audiencias del primer juicio por un crimen de "lesa humanidad" que se realiza en Salta encendió luces amarillas en los organismos de derechos humanos locales y del país.

El lunes pasado, un sorpresivo parte de enfermo del presidente del Tribunal, Roberto Frías, dejó a 10 testigos sin declarar, entre ellos Raúl Federico Bustos, hijo del escribano, quien presenció cómo se lo llevaban a su padre el 2 de febrero de 1978.

Ayer la Asociación por los Derechos Humanos "Lucrecia Barquet", el "Encuentro por la Memoria, Verdad y Justicia", de Orán, e HIJOS de Córdoba, junto a la abogada de la querella, Tania Kiriaco, se juntaron para advertir las consecuencias que podría tener otra postergación.

Sucede que el Código de Procedimientos de la Justicia Federal determina la anulación de un juicio si permanece suspendido por más de diez días.

Pero la única audiencia del juicio realizada hasta el momento fue la del 25 de noviembre, cuando se leyeron las acusaciones.

Ese día, el Tribunal dispuso que la siguiente audiencia se realizara el 30 de noviembre, siguiendo un cronograma original para la declaración de los testigos.

La enfermedad de Frías impidió su realización: si el Tribunal conserva el criterio de ajustarse al cronograma original, la siguiente audiencia sería recién el lunes 7 de diciembre, esto si por entonces ya se ha restablecido Frías.

La nueva postergación ha hecho que Raúl Federico Bustos haya regresado a Santa Fe, sin haber podido aún dar su versión del secuestro de su padre, por el que están acusados el entonces jefe del Regimiento de Infantería de Tartagal, Joaquín Guil y el entonces teniente Carlos Arias, reconocido un día después como uno de los raptores por el propio hijo de la víctima.

"¿Cómo es posible que se haya designado a un hombre de 80 años para presidir un juicio histórico y no se haya pensado que todos las personas de esa edad siempre tienen alguna complicación de salud?",se preguntó ayer María José Loto, hija de Daniel Roberto Loto, secuestrado en Salta por fuerzas de seguridad, el 24 de septiembre de 1976.

Integrantes de HIJOS de Córdoba, Loto dijo que "todas las organizaciones sociales están pendientes de un juicio histórico como el de Melitón Bustos", resaltó que en otras ciudades del país se han producidos fallos ejemplares sobre casos de violaciones de derechos humanos, y concluyó que la Justicia Federal de Salta, "parece no estar a la altura de las circunstancias".

Kiriaco, en tanto, anticipó que se realizará una presentación formal a la Corte Suprema para que se garantice la continuidad del juicio y adelantó que una posibilidad sería la renuncia de Frías y sus sustitución por el actual juez de la Cámara Federal, René Ravivaldi.

Nora Gamboa, familiar de un desaparecido, Cristina Cobos, Raquel Adet y Nora Leonard, de la Asociación por los Derechos Humanos "Lucrecia Barquet", y Mario Corte y Hugo Tapia, de Encuentro por la Memoria, Verdad y Justicia, también estuvieron en la conferencia.

Comentá la nota