Hay que recuperar la relación con la Legislatura.

Las autoridades del PJ, MPF y UCR manifestaron su voluntad de colaborar en la búsqueda de soluciones para la Provincia, pero reclamaron al Ejecutivo que revitalice el diálogo con los representantes legislativos de la oposición.
La instancia de diálogo que el Gobierno abrió con los partidos políticos con representación parlamentaria no deparó mayores sorpresas, ya que, como es de rigor en estas circunstancias, las autoridades del PJ, MPF y UCR manifestaron su predisposición a colaborar en la búsqueda de las herramientas políticas y normativas que permitan a la Provincia superar la crisis que hoy afronta, claro que siempre y cuando ello se dé en el marco de una diálogo amplio y respetuoso de los disensos.

Los referentes de las tres fuerzas destacaron la necesidad de que desde el Ejecutivo se recree un espacio de discusión seria y madura con el Parlamento fueguino.

Las autoridades radicales hicieron entrega a la Gobernadora de dos documentos críticos, uno emanado del partido y el otro firmado por los intendentes Martín y Sciurano, en el que se reclama el respeto de las autonomías municipales y la adopción de mecanismos que garanticen la remesa en tiempo y forma de la coparticipación.

La primera de estas tres reuniones Ríos la mantuvo con Carlos Manfredotti. Ésta se prolongó por algo más de una hora y fue la única en la que no participaron terceros. En segundo lugar recibió a los presidentes de las juntas departamentales Ushuaia y Río Grande del MPF, Roberto Matach y Pablo Márquez. De este encuentro tomó parte también el secretario de Gobierno, Daniel Ravaglia. La jornada cerró con el radicalismo que concurrió con la comitiva más numerosa, integrada por el presidente del partido, Ariel Pagella; los presidentes de los comité Ushuaia y Río Grande, Hugo Cano y Carlos Guevara, y por el legislador y convencional Gabriel Pluis. Esta fue la reunión más extensa y la que contó con mayor número de participantes, ya que a la representación oficial se sumó el ministro de Educación, Javier Fourastie.

Gestiones de buenos oficios

El presidente del PJ, sin lugar a dudas una de las figuras políticas más cuestionadas por el ARI, dijo que el partido que conduce "siempre va a hacer una oposición constructiva" y que se concurrió a este encuentro "con el ánimo de colaborar".

Carlos Manfredotti dejó en claro su compromiso personal y su voluntad de colaborar en esta complicada situación, pero precisó no haber asumido ningún compromiso en nombre de los legisladores que representan al PJ en el Parlamento por ser "muy respetuoso de las instituciones". En ese marco abogó para que se "aceiten los mecanismo para el excelente diálogo entre el Ejecutivo y el Legislativo, ya que el presidente de un partido puede ayudar a acercar posturas, pero lo más importante es que el dialogo sea bueno entre ambos Poderes", sostuvo, trasfiriendo de esta manera la mayor responsabilidad de mejorar la relación con la oposición legislativa al propio Gobierno.

Señaló que la Gobernadora le planteó "las necesidades del Gobierno respecto de los temas que están en la Legislatura", pero dijo que "también hay que escuchar a los legisladores, para entonces resolver en el marco de la discusión política que se debe dar en la Legislatura, y ahí vamos a estar junto a nuestros legisladores", apuntó.

Manfredotti destacó la importancia que tiene para la Provincia que los "políticos podamos dialogar y colaborar dentro de nuestras posibilidades, aun cuando existan temas en los que no coincidamos. Lo más importante es que todos sepamos que hay buena voluntad en colaborar, y que en algunos temas habrá coincidencias y en otros no".

Reconoció que el tema tarifaria fuera abordado, y que él interpretó ese planteo como una intermediación de "buenos oficios de alguien que conoce de estos temas, para que le trasmita a los legisladores esa necesidad". Dijo que sobre esta cuestión, como en otras, "para tomar decisiones, éstas se deben evaluar en su conjunto" y no de manera aislada.

En una muy velada crítica, Manfredotti indicó que "gobernar es muy difícil porque cuando uno toma una decisión no todos los sectores la interpretan de la misma manera, y ésas son decisiones privativas del Gobierno, y Tierra del Fuego necesita un Gobierno y el Gobierno tiene que tomar las decisiones que crea correcta". Explicó que cuando refiere que "la Provincia necesita un gobierno, lo que plantea es que hay que tomar decisiones a pesar del costo personal que impliquen", y dijo que lo que más lamenta "es que todo el esfuerzo que hice, con todo el costo político que pagué, se haya dilapidado muy rápidamente y que la provincia haya vuelto a estar en la misma, o muy similar, situación en la que la encontré" al momento de asumir la Gobernación.

Propuestas partidarias para superar la crisis

"Creo que fue una reunión muy positiva, ya que pudimos hablar de todos los temas que nos preocupan como MPF y pudimos hacer algunas críticas", fue la evaluación del encuentro que desde ese partido hizo Roberto Matach.

El referente mopofista indicó que quedó el compromiso de "seguir conversando para que esto no sea sólo un encuentro". En cuanto la posibilidad de que tras esta primera reunión pueda surgir alguna indicación precisa a los legisladores de ese partido para que modifiquen algún criterio, respondió que el contacto con sus representantes parlamentarios "es permanente y compartimos nuestro pensamiento".

Precisó además que "como partido vamos a acercarle a nuestros legisladores algunas propuestas tendientes a que la Provincia pueda salir de la crisis". La posición sobre el accionar mancomunado Partido-Legisladores parece no ser unánime dentro de la conducción mopofista, ya que en las charlas informales que algunos de estos mantuvieron con funcionarios del Ejecutivo se deslizaron críticas al accionar autónomo de los parlamentarios respecto del partido.

"Convocatoria importante pero tardía"

La visión más crítica sobre el encuentro mantenido con la Gobernadora surgió desde la UCR, circunstancia ésta que resultaba esperable habida cuenta la traumática relación política que el Ejecutivo mantiene con el Municipio que conduce el radical riograndense Jorge Martín.

Ariel Pagella, titular de la UCR fueguina y concejal de Río Grande, consideró "importante" pero "tardía" esta convocatoria, "ya que se perdió mucho tiempo durante el que los partidos políticos no han sido valorados correctamente por el Gobierno, ya que los legisladores pertenecen y responden a los partidos políticos", aseguró, a pesar de las dudas que esta afirmación encierra.

En cuanto la agenda planteada por el Gobierno, Pagella sostuvo que "si vamos a asistir un diálogo, y no a un intento de diálogo, debemos incluir los temas que son de preocupación del Ejecutivo y la oposición, y en ese marco se tiene que discutir todos los temas pero en un escenario general, fijando prioridades y plazos, porque no podemos pasarnos un año discutiendo", apuntó.

Retomando una vieja idea ya planteada desde el radicalismo, Pagella volvió a reclamar que en la provincia se avance hacia "generar un espacio serio de discusión, serio para empezar a generar consensos y acuerdos, aunque no se den en todos los casos porque una de las características de la democracia es el disenso. Pero si esta convocatoria es responsable y empieza a plantearse una agenda de corto y mediano plazo, tal vez podamos empezar a transitar el camino de las soluciones que tanto hacen falta", sostuvo.

Comentá la nota