Se recupera el turismo, tras el fuerte impacto de la epidemia

Se recupera el turismo, tras el fuerte impacto de la epidemia
Hay más movimiento de viajeros en Bariloche; hoy se reanudan los viajes de egresados
SAN CARLOS DE BARILOCHE.- Es indiscutible que están de vacaciones. Gritos, risas, cascos y mucho color en la vestimenta es la característica de estos días en el cerro Catedral, donde miles de chicos disfrutan de las prolongadas vacaciones de invierno.

El mejor panorama trajo cierto alivio al sector turístico de Bariloche, que por el impacto de la gripe A había comenzado la alta temporada con apenas 30 por ciento de las 22.000 plazas hoteleras, según indicaron las entidades del sector. La epidemia también provocó numerosas cancelaciones de vuelos chárter provenientes de Brasil y la postergación de los viajes de egresados por dos semanas, que se reanudarán hoy.

"Preparados, listos..., ¡ya!", grita el encargado de largar una pequeña carrera de "culipatín" en la base del cerro, donde un grupo de chicos, sin conocerse entre sí, se posicionan en una pequeña pista que mantiene la nieve a fuerza de un cañón.

La idea es divertirse y cualquier excusa viene bien para hacer nuevas amistades en vacaciones. Hay chicos de todas las edades. Algunos de ellos esquían todo el día y aprenden cómo mejorar su técnica en escuelas de esquí para niños, pero al caer la tarde pasan un rato en la base de la montaña para aprovechar otros juegos.

Otros, como Martín, en cambio, aseguran: "No me gusta mucho esquiar y sólo vengo acá". El y su hermana llegaron el lunes con su familia desde Buenos Aires.

Eliana Sudre, de Río de Janeiro, es una de las tantas mamás que desde un costado de la pequeña pista para el "culipatín" toman fotos digitales a sus hijos. Eliana mira y se ríe de las caídas en la nieve de sus hijas Aline y Andresa.

"Nunca habíamos visto nieve. Llegamos e inmediatamente vinimos a jugar en la nieve. Mañana volveremos para esquiar", contó a LA NACION, y afirmó que, a pesar de las recomendaciones de no viajar al país por temor a la gripe A, tomó precauciones y llegó en una travesía lacustre desde Chile que invita a "navegar la Cordillera".

El segmento del turismo brasileño tuvo una caída superior al 70 por ciento este invierno, como consecuencia de la crisis financiera internacional y por la recomendación de no viajar a la Argentina y a Chile para evitar contagios del virus de la gripe A.

El cerro comenzó esta semana con un mayor movimiento de turistas nacionales, pero la merma de visitantes respecto del año anterior se hace notar. La demora de la nieve abundante también afecta la llegada de los potenciales esquiadores.

Desde la empresa concesionaria de los medios de elevación Catedral Alta Patagonia prefieren no dar cifras de la cantidad de gente que asciende a la montaña por día, pero aseguran que "si bien hay menos gente que el invierno pasado, la temporada es buena y esperamos que llegue más gente el fin de semana", dijo a LA NACION Agustín De Barbará, vocero de la compañía.

Los sectores empresariales y estatales vinculados con el turismo son optimistas al observar el repunte de la llegada de turistas que comenzó a darse en los últimos días y prevén relanzar Bariloche como destino turístico a nivel nacional a partir de agosto, cuando haya pasado el temor por la gripe A.

El cerro Catedral tiene nieve para esquiar a partir de los 1200 metros y la mayoría de las pistas habilitadas están a más de 1600 metros de altura.

La falta de nevadas intensas hasta el momento hace que todas las noches las pistas de la alta montaña se mantengan con cañones que aprovechan las bajas temperaturas para mantener la nieve, y se aguarda un agosto con más nieve, que mejorará las condiciones para esquiar

Comentá la nota