Recuerdos y emoción en el centenario de la Escuela 18

Ayer se concretó el acto protocar donde se recordó a sus fundadores y se valoró a los docentes, funcionarios, miembros de cooperadora y demás integrantes de la comunidad educativa que caló muy hondo en el barrio que lleva su nombre
La Escuela Nº 18 Manuel Carrera, realizó ayer por la mañana el acto protocolar para celebrar sus cien años, en su sede de la avenida Leandro N. Alem 336.

Cabe recordar que la entidad cumplió cien años el pasado 24 de mayo, aunque las principales actividades se están concretando durante este mes.

El acto comenzó con la firma del Libro de Oro, tras lo cual se descubrió una placa recordatoria.

Asimismo, se hizo un minuto de silencio de la comunidad educativa por ex integrantes fallecidos, y se entregaron recordatorios.

Luego, la directora Mariela Saldungaray, brindó unas emotivas palabras alusivas a la historia de la institución, donde destacó entre otros, la figura de don Manuel Carrera, quien "trabajó acompañando todo el tiempo a las docentes, fijándose todo el tiempo de sus necesidades y por ende de los alumnos y de las personas que trabajan en ella".

También señaló que en este sentido la escuela tiene como fortaleza "el vínculo con nuestros alumnos, el acompañamiento del barrio, el compromiso de cada docente que trabaja acá para mejorar día a día y hacer que estos chicos tengan mejores conocimientos para la vida".

Por último, aseguró que "nuestro compromiso es seguir trabajando de la misma manera, para poder cumplir con todos los sueños de estos alumnos".

Tras las palabras de la directora de la institución, María del Carmen Correa, ex docente del establecimiento, destacó la generosidad de Manuel Carrera como también la de la gente del barrio "que siguen con su generosidad hasta el día de hoy.

"Estamos de fiesta y esta comunidad que gestó el nacimiento de esta escuela que acunó y la sigue acompañando ha trabajado para hermosearla", agregó.

"En lo personal me encontré cuando vine con muchísimo afecto, con muchísimo respeto y con una comunidad trabajadora, que siempre nos acompañó en todos los proyectos que pudieran servir para la mejor educación de sus hijos", aseguró con emoción.

Por último, le pidió "a los docentes del día de hoy, que sigan trabajando como lo están haciendo para seguir formando el ser nacional".

Cristina Cassina, ex directora del establecimiento, por su parte indicó: "Alguien dijo, los hombres pasan las instituciones quedan y esas instituciones van tomando fuerza, dinamismo y prestigio en la medida que su comunidad compacte en obras benéficas su permanente quehacer".

También dijo que "hoy se celebran cien años donde el ayer y el mañana se conjugan en un presente cargado de recuerdos, de emociones, de sonrisas y de lágrimas entre docentes, ex docentes, ex alumnos e integrantes de la comunidad".

Sin dudas el mensaje más emitivo fue el de Mario Dumini, presidente de la Comisión de ex alumnos, grupo que trabajó para remodelar la institución. "Para escribir este discurso, tuve que recurrir a una caja de los recuerdos de cuando la escuela cumplió 75 años, un mensaje que decía: 'Recuerdo de la niñez, nostalgia del ayer, encuentro inolvidable el de hoy, hermosa realidad el del presente', ¡cuánta verdad y cuánta razón en ese mensaje!

"Muchas cosas pasan por nuestro pensamiento, algo que no se puede describir con palabras, para todos los que nos hicimos y formamos en esta escuela el sentimiento es enorme", aseguró.

Además, indicó que "un grupo que embanderamos ese sentimiento pudimos lograr que la escuela se encuentre en este estado. Para nosotros volver para restaurar el edificio y festejar los cien años de la escuela es un poco como volver a clases".

"Parecía un sueño y hoy gracias a todos ustedes y al gran barrio, porque eso tiene esta escuela, es de barrio de verdad. Gracias a ustedes pudimos llevar a cabo todo esto, priorizamos la educación y el edificio, pusimos todo el corazón, no nos guardamos nada, como nos enseñó esta querida escuela".

Para finalizar, afirmó que "igualmente no podremos nunca devolverle a esta escuela lo que ella nos enseñó a nosotros, nos dio mucho. Para muchos quizá los mejores años de nuestras vidas. La escuela nos enseñó además de solidaridad, compromiso, valor y entrega. Nos dio valores para toda la vida, lo que les agradecemos eternamente".

La última oradora fue Patricia Puente, inspectora jefa de la Región 21, que sintetizó lo vivido en la celebración de la escuela centenaria. "Si podría sintetizar lo vivido en este acto, podría plantearlo en tres palabras, celebración, memoria y encuentro. Celebración porque se cumplen 100 años de trayectoria educativa, que es un motivo de alegría, porque aquí hay mucha historia vivida a través de trayectorias escolares, de momentos de trabajo compartido por los docentes y de toda una comunidad, que además toma de la escuela el nombre para identificarse en el marco de la localidad".

Por último, destacó "el concepto de encuentro, porque en primer lugar la educación siempre supone un encuentro humano; porque esta escuela da cuenta de un encuentro, primero de vecinos, que se encuentran y trabajan solidariamente para llevarla adelante, de docentes, que se encuentran con frecuencia para trabajar, incluso fuera del horario de trabajo. Y, como educadora celebro muchísimo porque además en estos tiempos que parecen signados por los desencuentros, una vez más sea la escuela la que produjo este milagro".

Comentá la nota