Recuerdan hoy la mediación con Chile

Habrá una misa en Luján; Cristina Kirchner y Cobos estarán en el acto; mensaje en simultáneo con Bachelet
El Gobierno y la Conferencia Episcopal Argentina celebrarán hoy, con una misa en la basílica de Luján, los 30 años del inicio de la mediación del papa Juan Pablo II que evitó una guerra con Chile por el canal de Beagle.

De la misa, que será presidida por el titular del Episcopado, cardenal Jorge Bergoglio, y concelebrada por una treintena de obispos de todo el país, participarán la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, su gabinete de ministros y el vicepresidente Julio Cobos. Será la primera vez después de mucho tiempo que la jefa del Estado y el vicepresidente se muestren juntos en un acto luego de las fuertes diferencias que tuvieron por el conflicto con el campo.

A la vez, asistirán empresarios, productores rurales, sindicalistas y representantes de otros credos, que integran los Foros de la Comisión Nacional Justicia y Paz, que preside el laico Eduardo Serantes y cuyo asesor es monseñor Jorge Casaretto, presidente de la Comisión de Pastoral Social, quien estará a cargo de la homilía de la misa.

"El Episcopado recuerda con gratitud este suceso e invita a todos los argentinos a participar de la celebración. Sigamos trabajando en la construcción de un país que nos incluya a todos, promoviendo, como herramienta indiscutible para este fin el diálogo y la generación de consensos", dice la invitación que repartió la Iglesia.

Con el lema "Queremos la paz. Eduquemos para el diálogo", la celebración constará de dos partes: la misa, que comenzará a las 19 en el interior del templo, y un acto cívico, que se realizará luego frente a la basílica, en el que la jefa del Estado será la única oradora.

Casi simultáneamente, con diferencia de una hora, el gobierno y la Iglesia de Chile repetirán el mismo esquema en el santuario nacional de Maipú, donde se venera a Nuestra Señora del Carmen, patrona del país trasandino.

En medio de ambas celebraciones, se realizará un gesto de hermandad entre los pueblos: una familia chilena que reside en la Argentina recibirá una imagen de la Virgen de Luján, en tanto que una familia argentina que vive en Chile hará lo propio con una réplica de la Virgen del Carmen.

Para el Episcopado argentino, se tratará de un "acto histórico" que buscará dar una señal de "la necesidad de la unidad de los argentinos" y recordar la herramienta de la mediación como "un ejemplo admirable de construcción de la paz a través del diálogo", como dijo el papa Benedicto XVI semanas atrás al recordar el aniversario de la mediación papal. Esto ocurrió hace treinta años con la tarea mediadora que Juan Pablo II le encomendó al cardenal Antonio Samoré, que frenó un conflicto bélico entre ambos países.

Armaron un protocolo especial

* No resultó fácil para la Iglesia organizar el acto conmemorativo que hoy se hará en Luján por la mediación papal con Chile. Por empezar, los obispos y funcionarios debieron diagramar un protocolo especial para evitar que Cristina Kirchner y Julio Cobos se sienten juntos. La Presidenta estará sola, en un reclinatorio adelantado. Habrá un corralito para el Poder Judicial y otro para el Poder Legislativo. Dentro de los límites de este último estará el vicepresidente. "¿Quién lo invitó, quién me hizo la emboscada?" dicen que preguntó la Presidenta en relación a Cobos, mientras el canciller Jorge Taiana intentaba convencerla de que no podría ausentarse de la misa.

Comentá la nota