Los rectores piden refuerzos

El proyecto de presupuesto oficial para 2010 prevé 10.500 millones de pesos para las universidades nacionales, que pedían 1700 millones más. El consejo de rectores pide una partida especial para las casas de estudios más desfavorecidas.
Los rectores del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) acordaron pedirle al Gobierno un aumento de 300 millones de pesos en el presupuesto previsto para 2010, con el propósito de reforzar las arcas de las casas de estudios más desfavorecidas. Mientras, tras negociaciones mantenidas con miembros de la Cámara de Diputados –que esta semana trataría la ley de presupuesto–, los rectores confían en conseguir al menos un refuerzo de 245 millones de pesos.

En el último plenario del CIN, el rector de la Universidad Nacional de Río Cuarto (UNRC), Oscar Spada, presentó una propuesta para "solicitar 300 millones más de presupuesto y que una porción de esa suma se reparta entre las universidades que están más alejadas de llegar a los objetivos" de la pauta presupuestaria consensuada por el consejo. El proyecto fue avalado por el CIN y, luego, fue girado a la comisión de presupuesto del cuerpo para debatir el modo en que se distribuirían los recursos entre las casas de estudios.

"Entre la suma pedida por el CIN para el año que viene y la que proyecta otorgar el Poder Ejecutivo existe una diferencia del 23 por ciento. En ese margen hay universidades a las que se les genera un desfasaje entre lo que indica la pauta acordada en el CIN y lo que realmente reciben", aseguró Spada en diálogo con Página/12.

El presupuesto que requirió el CIN para 2010 es de 12.200 millones de pesos, mientras que el proyecto presentado por el Ejecutivo ante el parlamento es de 10.500 millones, lo que arroja una diferencia de 1700 millones de pesos. La propuesta que planteó Spada consiste en "pedir 300 millones de pesos más para el presupuesto y, de esa cifra, que el 60 por ciento sea para compensar a las casas de estudios más perjudicadas" en el reparto que se realiza respetando pautas objetivas (por ejemplo, cantidad de alumnos y docentes). El 40 por ciento restante se repartiría entre todas las casas de estudios, "tal y como está acordado", es decir, siguiendo aquellas pautas. Algunas de las universidades que se encuentran en el grupo de las desfavorecidas "son las de Quilmes, Nordeste, Sur, La Matanza, Lomas de Zamora y La Rioja, por nombrar solo algunas".

Los aumentos presupuestarios en los últimos años estuvieron ligados a los incrementos salariales para las plantas docente y no docente. "Allí es donde se produce la diferencia: las universidades que tienen mayor número de dedicaciones exclusivas quedamos muy alejadas de las metas planteadas en la pauta. En el caso de la UNRC, de 1540 docentes el 60 por ciento tienen dedicaciones exclusivas", indicó. El rector de la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER), Eduardo Asueta, dijo estar de acuerdo "en que la distribución se realice por modelo de pauta tal y como está acordado. En cuanto a la propuesta realizada, la universidad se encuentra auditando las distintas carreras para determinar si el impacto planteado tiene ese alcance".

Además, los rectores piden fondos para que se implemente un programa de fortalecimiento de la extensión universitaria, a través de una asignación específica. "En el presupuesto para el sistema universitario existen tres ítem: Educación y cultura, Ciencia y técnica y Salud. Estamos pidiendo que se incorpore un inciso específico para Extensión, así no depende más de lo que se pueda sacar de Educación y cultura". El reclamo de financiamiento exclusivo para las tareas de extensión –las que son dirigidas a la comunidad– lleva por lo menos tres años. "Es uno de los objetivos más importantes del sistema que se lleva adelante con un esfuerzo financiero de parte de las casas de estudios", agregó Asueta.

El proyecto de presupuesto 2010 está a punto de tratarse en Diputados. Las gestiones encabezadas por el presidente del CIN, Darío Maiorana (Rosario), y del vicepresidente, Martín Rodrigo Gill (Villa María), avanzaron las gestiones para obtener un refuerzo de 245 millones. La cifra se acerca bastante a los 300 millones solicitados en el plenario de rectores. En cualquier caso, aún quedaría por resolver el modo de distribución de esos recursos.

Comentá la nota