Los rectores advierten que habrá fuga de docentes a Villa Mercedes

Oscar Spada, titular de la casa de altos estudios de Río Cuarto, y su par de San Luis, José Luis Ricardo, dicen que es injustificada la fundación de la nueva universidad y que competirá con las dos que dirigen.
Bajo la sospecha de corresponder a razones políticas en medio de un proceso electoral complejo para el Gobierno Nacional, la educación superior se encamina a sumar cuatro nuevas universidades: Villa Mercedes, Moreno, Merlo y Avellaneda.

Las cuatro casas de altos estudios ya tienen media sanción del Senado y el dictamen favorable de las comisiones de Educación y de Presupuesto de Diputados. Ahora, esperan turno en el recinto para convertirse en ley.

Ante esto, los rectores nucleados en el CIN denunciaron que las nuevas fundaciones sólo responden a cuestiones políticas y que no se corresponden con la planificación académica integral. Para el caso de Río Cuarto, además, aseguran que traerá como consecuencia directa el debilitamiento de los recursos humanos. Traducido: habrá una fuga de profesores hacia Villa Mercedes como necesidad de contar con docentes ya formados en esa universidad. Lo mismo le ocurrirá a la casa de altos estudios de San Luis, según anticipó su titular, José Luis Ricardo. El rector puntano no dudó en señalar que esto corresponde "a cuestiones políticas, porque de otro modo no se entiende esta barbaridad de abrir universidades donde ya existen ofertas académicas de ese tipo", indicó.

Para Oscar Spada, rector de Río Cuarto, "la decisión no se corresponde con ninguna planificación y se superpondrá con las ofertas de la región. Esto no sólo puede quitar matrícula, sino que también tendrá un impacto fundamentalmente en los recursos docentes", remarcó.

"Una universidad no se nutre de profesores de un día para el otro y mucho menos de investigadores. Eso necesariamente debe ser aportado por otras que se encuentren preferentemente cerca, lo que trae como consecuencia la fragmentación de recursos humanos", indicó Ricardo.

La universidad de Villa Mercedes fue un proyecto original de Adolfo Rodríguez Saá, luego recogida por el senador nacional Pérsico, también de San Luis. Al final hubo una aprobación en el Senado que contó con un mix de ambos escritos. "Sin dudas que esto responde a un acuerdo entre el oficialismo de San Luis y el nacional, de otro modo no se entiende, porque no hay justificativos en la necesidad de la región. En todo caso podría haberse agregado dentro de la existente alguna nueva carrera", señaló Ricardo.

Spada, por su parte, adelantó que el CIN le pedirá a la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner una audiencia donde llevarán un estudio que demuestre lo inconveniente de abrir estas nuevas universidades nacionales.

Los rectores también muestran que cuando la matrícula de alumnos viene en retroceso (ver gráfico) se propone mayor oferta educativa. Y aclaran rápidamente que no se trata de una oposición infundada al recordar que apoyan la creación de una universidad en Tierra del Fuego, donde la oferta nacional es inexistente.

"Hay que tener en cuenta que en San Luis egresan anualmente 2.600 alumnos de la secundaria y vamos a tener dos universidades nacionales en funcionamiento", sugirió Ricardo.

De acuerdo a las primeras estimaciones hechas por ambos rectores, en Villa Mercedes se necesitarán en un principio entre 300 y 400 docentes que serían aportados en buena parte por las universidades de San Luis y Río Cuarto.

G.D.

Cantero: "Es la plata mejor invertida"

"Lo mejor que podemos hacer es invertir en educación y en ese plano se inscribe la apertura de las nuevas universidades como la de Villa Mercedes, Moreno, Avellaneda y Merlo. Actualmente, además de la delegación de la Universidad Nacional de San Luis, en Villa Mercedes existen extensiones de la Universidad de Lomas de Zamora, de la Católica de Salta y tres privadas. No tengo dudas de que la Universidad genera progreso y de eso damos fe los riocuartenses", aseguró el diputado nacional Alberto Cantero, integrante de la Comisión de Educación de la cámara baja.

Para el legislador, los cuatro proyectos de universidad contemplan un proyecto educativo y tienen un nivel de alumnos que justifica la apertura. En cambio, sobre los otros 10 proyectos en marcha sugirió que se trataran en el marco de la discusión de la nueva ley de educación superior.

Sin embargo, Cantero admitió que "es necesario impulsar un reordenamiento integral de la educación superior, que contemple centros de educación y desarrollo tecnológico vinculado a las universidades". Por último, señaló que la caída de matrícula no es un argumento válido para no impulsar nuevas aperturas.

Las nuevas sedes

Entre las universidades que ya cuentan con media sanción del Senado y luz verde en Diputados se encuentra en primer lugar la de Villa Mercedes, que contaría con tres facultades: Ingeniería, Salud y Sociales, Jurídicas y Económicas. La estructura además contaría con 34 secretarías. Estas tres unidades académicas se superpondrían con la oferta académica de San Luis y Río Cuarto. Además, se suman las universidades de Merlo, Moreno y Avellaneda. Y en proyecto hay otras 10, que duplicarían la cantidad de casas de altos estudios del conurbano bonaerense: de 7 pasarían a 14 si avanzaran.

Comentá la nota