En la recta final, comienza una pelea clave por el voto de los indecisos

En la recta final, comienza una pelea clave por el voto de los indecisos
Para los analistas, en estas últimas semanas empieza a definirse el voto de los indecisos, que todavía se mantiene alto. La estrategia de cada sector en la provincia de Buenos Aires
A menos de 20 días ya de las urnas, comienza la etapa de la campaña electoral que los especialistas definen como decisiva, ya que es a partir de este momento en que el electorado comienza a poner mayor atención en la actividad de los candidatos y a tomar forma la decisión de aquellos que se mantienen indecisos frente a las distintas alternativas. Por eso, la estrategia de las principales fuerzas políticas para seducir el voto que aún busca un referente, así como el denominado ‘voto volátil’ -aquellos que manifiestan una predilección por alguno de los candidatos, pero con un bajo nivel de seguridad que podría cambiar su voto a último momento- será en los próximos días de vital importancia para la pelea voto a voto el 28 de junio. Consultados por El Cronista, los jefes de campaña de los principales candidatos en la provincia de Buenos Aires, el mayor distrito electoral, adelantan cuál será la estrategia en cada caso.

En los últimos relevamientos de la consultora Analogías, que dirige Analía del Franco, el nivel de indecisos ha llegado incluso a incrementarse en la provincia, pero los analistas consultados coinciden en que el porcentaje que exhiben hoy las encuestas (van del 8 al 20% según la consultora) "es el natural" a esta altura de la campaña, cuando la mayoría de la sociedad comienza recién medir en detalle su voto. "Los indecisos crecieron en los últimos días -explica Del Franco- y eso es lógico porque en esta etapa, cuando restan dos o tres semanas para la elección, porque es el momento en que una porción de aquellos que tenían medianamente decidido su voto tienden a repensar su elección, y en general a prestar atención a la tendencia".

En el relevamiento que culminará esta semana, Analogías detecta una porción de "no sabe/no contesta" de 13%, que en una elección aparentemente ajustada puede resultar definitorio, pero ese porcentaje es mucho mayor en la difundida por la consultora Poliarquía el último fin de semana, alcanzando el 20%. Del Franco aclara que ese sector no responde a un estrato social en particular, sino que es "repartido". En cuanto a la tendencia, revela que en el último sondeo mejora levemente la posición de Margarita Stolbizer (Acuerdo Cívico y Social); la lista oficialista de Kirchner lleva una ventaja, pero también está bien posicionado en segundo lugar Francisco De Narváez (Unión-PRO). "Si a la gente se le muestra la boleta entera en la encuesta mejora la posición de Kirchner porque empieza a funcionar la tracción local de las candidaturas testimoniales de intendentes. Para acortar distancias, en el caso de De Narváez será clave lograr el corte de boleta", agrega Del Franco.

Para Fabián Perechodnik, director de Poliarquía, el voto indeciso todavía es alto "porque la gente recién se está enganchando con la elección, como ocurre siempre cuando se está más cerca del comicio". Según el analista, en una proporción de 6 a 4 de los encuestados, "la tendencia es hacia una visión crítica" del Gobierno, por lo cual ello podría influir.

En ese punto coincide Carlos Fara, para quien el perfil de los indecisos está mayormente concentrado en el conurbano y con una tendencia a revisar su apoyo al kirchnerismo, "lo cual representa una riesgo para el Gobierno", en tanto que el voto K es el más consolidado desde el principio porque es un "apoyo al modelo".

Pero Fara sostiene que lo importante es saber si parte de esa gente irá a votar, y a la vez advierte que la clave puede estar en el "voto volátil". Es decir, aquellos que pueden modificar su posición sobre el el final de la campaña y que, según sus cálculos, estarían representando hoy un 10% del electorado.

También aclara que la campaña "ha despertado bajo interés" en la gente, lo cual influye para que haya indecisos y para que el final siga abierto.

Comentá la nota