En la recta final de la campaña los candidatos debatieron en El Diario.

Seis de los siete candidatos que encabezan las listas para diputado nacional aceptaron la invitación para hablar sobre el escenario nacional tras las elecciones, la relación Nación – provincias y políticas sociales

Seis de los siete candidatos a diputado nacional que encabezan sus respectivas listas, aceptaron la invitación de El Diario de la Republica y confrontaron sus ideas y propuestas, con vistas a las elecciones del próximo 28 de junio, en un debate público y abierto.

La cita fue el viernes a las 18 en el Auditorio de El Diario. El orden de exposición se sorteó previamente y

quedó de la siguiente manera: Eduardo Estrada Dubor, (Concertación Frente para la Victoria); Walter Ceballos, (Frente Federal Cívico y Social); Luis Alberto "Tochi" Moreno (Partido Demócrata Cristiano); Daniel Rodríguez Saá, (Acuerdo Cívico y Social); Alberto Pérez, (Frente Justicialista Es Posible) y Silvia Tadey, (Frente Popular) Cada uno de los candidatos recibió en los días previos la invitación correspondiente junto con las "reglas de juego" con las que se desarrolló el debate: tres minutos para exponer sus ideas y propuestas sobre cada eje temático. Y otros tres para poder replicar o contestar a sus pares. Un cronometro proyectado sobre una de las paredes del salón, permitió llevar la cuenta del tiempo de exposición de cada candidato.

Los temas a desarrollar fueron:

- La Argentina y el kirchnerismo después de las elecciones.

- La relación de las provincias con el gobierno federal.

- Propuestas sociales para la Argentina en crisis Finalizadas las exposiciones, los propios candidatos acordaron un tiempo extra de dos minutos para cada uno para cerrar sus presentaciones, a modo

de conclusión.

La moderación del encuentro estuvo a cargo del editor de la sección La Provincia, Pablo Petrolini y el debate, que se prolongó por espacio de dos horas y diez minutos, permitió a cada uno de los candidatos explayarse en su plataforma política y expresar sus ideas no sólo respecto de los ejes fijados, sino también sobre aspectos vinculados con la realidad provincial.

Hubo críticas mutuas y confrontación de ideas y proyectos que se reflejaron con madurez en las diferentes alocuciones. Al finalizar el debate todos los candidatos ratificaron su predisposición para seguir debatiendo y exponiendo sus ideas y proyectos de cara al último tramo de campaña con vistas a las elecciones que se realizarán en 15 días.

Sólo Daniel Pérsico (postulante de espacio Más vocación Sanluiseña) rechazó la invitación a debatir. Lo

comunicó el jueves por la noche, vía telefónica, cuando El Diario lo llamó para confirmar su presencia. Pérsico tampoco estuvo presente hace una semana en un debate similar que organizó la Universidad Católica de Cuyo.

"El futuro de Argentina está integrado a Latinoamérica"

Después de la Segunda Guerra Mundial quedó establecido un orden internacional donde Argentina, como toda Latinoamérica, viene inserta en la misma posición: un país marginal, un país colonial. Pareciera que en el comienzo del siglo XXI esta geopolítica mundial está cambiando y los grandes centros del poder se están alterando. El gobierno de los Kirchner tiene la virtud que entiende ese momento y se afirma en la América latina de la Bolivia de Evo Morales, en el Brasil de Lula Da Silva, en la Venezuela de Chávez, en el Ecuador de Correa, en el Chile de Bachelet. Toda América latina unida para conformar un centro de poder internacional. Ese es el futuro inmediato de la Argentina. Eso no se va a alterar cualquiera sea el resultado de las elecciones 2009. Aunque, si el kirchnerismo sufriera un traspié se va a demorar un poco este proceso que es irreversible. También tenemos que establecer

un nuevo orden en la Argentina, cambiar la estructura vertical que viene teniendo. Están emergiendo nuevos sectores políticos que son los que van a tener a su cargo el proceso político en los próximos 4,

5, 8 ó 10 años.

Réplica

Aquí se han ido mucho por las ramas. Escuchamos hablar como si la Argentina fuera igual a Estados Unidos, Francia o Japón y nos olvidamos que el mundo está dividido entre los que mandan y los que son mandados. Nosotros estamos dentro de los que son mandados.

Cuando un país ha sido tan exfoliado desde afuera, los movimientos políticos movimientistas tienen mucho más fuerza que aquéllos que son partidistas y logran concertar avances en el proceso de la independencia. Todos hablan de que van a apoyar la gobernabilidad, pero el año pasado intentaron hacer un golpe de Estado para derrocar a la Presidenta. Y nos quieren hacer creer a nosotros, quienes estamos identificados con el gobierno nacional, nos llevamos mal con Chile, Brasil y Uruguay.

Nos hablan de los países que quieren venir a invertir en Argentina. ¿Qué países, Estados Unidos, Europa y de paso venir a castigar al pueblo argentino como lo han hecho en la última dictadura militar?

Nosotros estamos muy contentos de no tener ninguna relación con el Fondo Monetario Internacional. Si fuera por nuestro sector ni siquiera hubiéramos llegado a tener algún entendimiento con el Banco Mundial, no queremos esa ayuda que es una bandera de seguir teniendo sometida a la Argentina.

"Hay gobiernos que quieren dar un golpe de Estado"

La relación de la Nación con las provincias tendría que ser armónica. Lamentablemente hay gobernadores que están llevando una fuerte confrontación con el gobierno nacional para debilitarlo. Vemos gobiernos de provincia que cortan las rutas, desabastecen el país, impiden las comunicaciones, quieren hacer un golpe de Estado. En el caso del ex gobernador de San Luis, ex presidente y actual senador nacional estaba alentando los piquetes del campo para hacer todo lo que sucedió, evidentemente es difícil que pueda haber una buena relación. Los gobiernos de provincia le pidieron a la Nación que les dé lo que no les corresponde cuando piden participar en las retenciones, que son derechos de importación y de exportación, resorte exclusivo del gobierno nacional. Si no gusta, hay que cambiar la Constitución.

Sobre la concentración del poder en la provincia de Buenos Aires, la manera de sacarla es cambiar de lugar la Capital Federal. Hay que cambiar la capital a una provincia del interior y si es posible a San Luis o a La Pampa.

Réplica

Escuché que la Nación sigue el ejemplo de la provincia de San Luis. ¿El ejemplo en qué? En el cierre de las fábricas, en la vuelta a un gobierno pastoril, en la profundización de las grandes desigualdades sociales. Lo que tiene que hacer San Luis es insertarse en el orden nacional, tratar de lograr una renovación del régimen de promoción industrial, ir hacia el San Luis industrial. Nunca se llevó mal con el

campo el gobierno de los Kirchner, lo que pasa es que a los grandes terratenientes, no les gusta un gobierno que tenga autonomía y fortaleza para conducir los destinos de la Nación. Tenemos que lograr un gobierno que tenga firmeza en sus decisiones y gobernadores que apoyen la obra de gobierno y no estén boicoteándola y programando golpes de Estado. Dicen favorecer las relaciones con el campo. ¿Con qué sectores del campo? ¿Con los sectores que provocaron esa tentativa de golpe de Estado, que cortaron las rutas, que impidieron la comunicación?

"El Congreso va a recuperar los equilibrios"

El modelo de Argentina después del 28 de junio será con más equilibrio político, con un Congreso Nacional revalorizado en su rol, donde estoy seguro que el kirchnerismo no va a tener ni mayoría ni quórum propio. Deberá ser el ámbito donde se encuentren los consensos para rectificar los desvíos institucionales, económicos y de retroceso social, reconociendo que el primer gobierno kirchnerista de 2003 a 2007 tuvo una incidencia importante en lo que es el crecimiento, pero no logró cumplir con una distribución federal y con equidad ese crecimiento. Y fundamentalmente, lo que tenemos que recuperar en ese ámbito es la defensa de los intereses federales de las 24 jurisdicciones. La Argentina se alejó de

la integración Latinoamericana, hay cuestiones de confrontación con países como Uruguay, Brasil y falta de defensa de sectores del empresariado nacional para quedar bien con un modelo como el de Chávez en Venezuela.

A partir del 10 de diciembre con el nuevo Congreso, la Argentina va a recuperar los equilibrios, el federalismo y la senda del desarrollo incluyendo la equidad que nos está faltando en esta etapa donde

aumenta la pobreza y disminuye la participación del salario en la ganancia.

Réplica

Me gustaría que las convicciones del candidato del oficialismo provincial las estuviera cumpliendo

en la provincia desde hace 26 años en la búsqueda de no tener hegemonismo, tener equilibrio político, garantizar los sistemas de control, búsqueda de los consensos, de la calidad de las instituciones.

Cuando hablamos de modelos de desarrollo regionales, desde el concepto de la Patria Latinoamericana tenemos muestra de lo que se piensa del actual gobierno, fundamentalmente en esta segunda

etapa, donde tiene un discurso de populismo que no condice con las acciones. La relación con Chávez,

que es observada por cualquier democracia del mundo en cuanto a incumplimiento de reglas de funcionamiento institucional. Me parece que no justifica que digamos que somos progresistas porque

le cancelamos una deuda al FMI que estaba calzada al 5,25% anual para tomar una deuda con Chávez

al 16,25% en dólares anuales.

Hay que reconstruir el sistema de partidos políticos, que es la base y la esencia del sistema constitucional. Las democracias más afianzadas del mundo son aquéllas que tienen estabilidad en su sistema político.

"Hay que discutir un nuevo esquema federal"

En el 2008 el gobierno nacional se quedó con el 75% del total de los recursos que se recaudan y las provincias solo con el 25%. Tenemos que recordar además que las provincias tienen bajo su responsabilidad desd e el 92 salud y educación, que le han generado un aumento del gasto que al año 2008 es de 20 mil millones de pesos. Tendríamos que mirar un poco cómo se distribuyeron los recursos discrecionales que tanto le gustan al matrimonio presidencial. El mismo modelo de ejercicio por Nación, billetera mata galán, es el que se aplica en San Luis. No tenemos federalismo en la Nación y no

tenemos autonomía en las provincias, especialmente en la nuestra.

En San Luis el conjunto de municipios recibe el 6% del presupuesto provincial, un porcentaje equivalente al que recibe la Universidad de La Punta. Planteamos equilibrar el poder para poder

discutir un nuevo esquema federal, donde volvamos a que la Nación se quede con el 43% y las provincias con el 57%. Además hay que fortalecer una nueva ley de coparticipación para que los

municipios participen de manera directa.

Réplica

El federalismo es garantizar que las provincias y los municipios en autonomía tengan los recursos para

cumplir con sus fines. Las provincias perdieron en el año 2008 32.719 millones de pesos. De eso, San Luis perdió 739 millones de pesos. Recibió por trasferencias discrecionales 98 millones de pesos, lo que hace que perdimos 641 millones y saben qué, durante este período los cinco diputados nacionales de San Luis han sido del oficialismo provincial. Cuando peor le fue a la provincia en sus relaciones con la Nación es desde el 2003 hasta estos días. Por eso tenemos que ser capaces de defender los recursos de San Luis en beneficio del pueblo, no de los intereses políticos. Sobre los recursos discrecionales hay cosas en las que San Luis ha sido discriminada, como por ejemplo, el plan techo digno y el Fondo de Incentivo Docente. Esto es una denigración y a quienes toque representar a la provincia deben revertirlo.

"El Congreso debe saldar la deuda humana"

Las consideraciones del gobierno de Kirchner de que puede estallar el país si ellos caen, me parece que son las bravatas que tienen más sentido en una interna, que en una conducta democrática seria y responsable. Hace acordar al voto de Menem o también aquí en San Luis, cuando se dice que si pierde el oficialismo se pierde todo lo que se ha construido. No se va a caer la Argentina después de los Kirchner, ni San Luis después de los Rodríguez Saá, porque el pueblo tiene más conciencia de seriedad que muchos de sus dirigentes. Espero que después de una nueva composición del Congreso pueda aparecer, una conducta generalizada de debate más serio, no simplemente de mayorías que levantan

las manos, como nos pasó acá, que aprobaron una ley enviada por el Ejecutivo y a los tres días el gobernador la tiene que vetar porque habían metido la pata.

Esperemos que una nueva conformación del Parlamento nos permita solucionar los problemas que tenemos a corto plazo y luego hacer escuela y formación, para saldar la deuda humana que tiene tanto el gobierno provincial como el gobierno nacional.

Réplica

Antes se hablaba de peronismo y justicialismo. Ahora de menemismo, kirchnerismo, adofoarlbertismo y rodriguesaismo. Me parece que este es un índice de cómo se está degradando la democracia y como se está degradando la vida política partidaria. Llámese San Luis, llámese Argentina, deberíamos trabajar desde perspectivas ideológicas las doctrinas más firmes y sólidas y no desde la ambición desmedida de una familia o de un matrimonio.

Me sorprendió Pérez que fue ministro y critica los superpoderes de la Nación. San Luis vive con superpoderes para que el gobernador maneje a su antojo el presupuesto. Si los criticamos a los Kirchner, hay que criticar lo de la provincia también. Respecto de la vida democrática, no nos olvidamos que el oficialismo es responsable de que no tengamos defensor del pueblo. Y que se esté llamando mal a elecciones en los municipios, violando la Constitución que dice que entre los pueblos de 801 habitantes y 1.500 eligen comisionado municipal. Estrada Dubor decía sobre el "golpe de Estado" del año pasado. Y en esto hay que hablar de la institucionalidad, porque la 125 fue una medida que imponía

impuestos altísimos mediante una resolución de un ministro y no como un impuesto a ser tratado en

el Congreso.

"Mientras pese el unitarismo las relaciones irán mal"

Argentina nació federal.3 Nacieron las provincias y después la Nación. Pero los gobiernos han ido avanzando en distribución de los recursos federales a unitarios. Mientras no tengamos un verdadero federalismo que se traduzca en el manejo de las cifras, como estaba diciendo Walter (Ceballos), y siga pesando este unitarismo, mal van a seguir las relaciones Provincia Nación. En este momento, la Nación está manejando a su antojo los recursos que recaudan. Y esto obliga también, antes que hablemos de la coparticipación, que se cambie la matriz impositiva nacional, que es decididamente regresiva.

Después que cambiemos la matriz impositiva, habrá que hablar de la coparticipación con el respeto estricto al federalismo. La concentración electoral que se da en el gran Buenos Aires, obedece también a este criterio de unitarismo que existe en la provincia. Este unitarismo que tememos de hecho, está matando a la plena realización de cada una de las provincias y las provincias hacen lo mismo con los municipios.

Réplica

Se está gobernando desde una postura netamente liberal con una triste vocación que se tiene desde la política cuando se gana de creerse el todo.

Los partidos son una parte de la sociedad. Pero el que gana se cree el amo y señor de los intereses de la Provincia y de la Nación y se olvida del resto. Por eso es de temer, cuando se hable de la coparticipación nuevamente que la cuestión se resuelva por amistades o por adhesiones políticas partidarias y no en un contexto realmente humanista, respetuoso del federalismo. Aquí no se ha rebatido el escaso volumen de coparticipación que se les da a los municipios. Lo que hay que ampliar es que a los municipios la coparticipación les va atada. Le llega a un municipio la empresa que ha ganado

para hacer tal obra. Ahí es cuando se entera que el gobierno decidió hacer por ellos alguna obra. A lo sumo le dan la plata para que le pague a la empresa, sin que el municipio haya tenido ninguna posibilidad de discutir o analizar la obra. Es lo que está pasando en La Toma. Y esto hace también a los superpoderes

"No hay riesgo de falta de gobernabilidad

Después del 28 de junio no hay riesgo de falta de gobernabilidad en la Argentina. Esa una apreciación apocalíptica por parte del ex presidente, tratando de aglutinar voluntades a su favor para sortear una difícil elección. El gobierno nacional va a retroceder en la configuración de la Cámara actual, va a perder el

quórum y posiblemente será la primera minoría. El gobierno nacional hasta el 2007 fue impulsor de una

política de generación de empleo y de crecimiento. A partir de allí se cometieron varios errores y se ha vuelto impredecible, empezó a manipular estadísticas y esconde números como el crecimiento de

la pobreza y la desaceleración económica. Trata de demostrar una realidad que no se condice con la

que viven los argentinos.

Habrá un parlamento fortalecido. Hay que ver el disenso, la discusión, el debate de ideas como algo que permite encontrar salida a la crisis y o como obstáculo para los proyectos hegemónicos. Habrá además

un freno a las ansias desmedidas de Kirchner de controlar todos los resortes de la vida política nacional. La reforma parlamentaria tiene que servir para controlar al gobierno y construir una alternativa capaz de

ser mirada como alternativa, como gobierno para el 2011.

Réplica

No comparto esa visión que tiene "Lalo" Estrada Dubor, respecto a las personas que se movilizaron el año pasado en defensa de la producción y del campo en el país, hayan sido golpistas. Es una generalización que abarca productores, que dignamente trabajan la tierra y que fueron el motor del resurgimiento económico de la Argentina de los últimos años. No debemos ver las críticas, como si fueran desestabilizadoras.

Veo en el contexto internacional, un gobierno débil, desdibujado, que ha cancelado su deuda con el FMI, pero para tomarla, como ya se dijo, a tres veces más a los intereses con el gobierno de Chávez. Eso ha creado, una dependencia con el contexto internacional y obligó al gobierno de hacer nuevas medidas, por ejemplo, para apropiarse de los fondos de las jubilaciones, porque no tenía manera de financiar los

recursos del Estado. Celebro que el contador Pérez observe que es importante que haya disenso, discusión. Los puntanos hace 26 años sabemos que hay un solo color político en el gobierno provincial. La alternancia en las instituciones es vital para que revitalice el sistema y el Acuerdo Cívico y Social propone una renovación constante de personas.

"Hay que pensar una nueva ley de coparticipación"

No es aceptable que los puntanos tengan que sufrir una mengua o una discreción en el uso de los recursos nacionales, por el hecho que haya un enfrentamiento entre el gobierno nacional y el gobierno provincial. Pero el gobierno nacional hace con la provincia lo que la provincia hace con los municipios: usa los recursos del Estado para disciplinar a las comunidades y eso no es aceptable. Abogamos por defender el federalismo y los recursos que son de San Luis. Y nuestros legisladores lo que van a hacer es enfrentarse al oficialismo provincial para revertir esa distribución discrecional de los fondos que se hacen hacia el interior de la provincia. En San Luis el federalismo hacia los municipios no existe, han sido fuertemente postergados y ha habido una fuerte concentración en manos del Poder Ejecutivo para

otorgar las obras pasando por encima de las autonomías municipales. El acuerdo pacto Provincia-Municipio, es una fotografía de esa realidad que es inaceptable.

A nivel nacional, hay que trabajar fuertemente para repensar todo el sistema impositivo. En eso coincido

con Tochi.

Réplica

Respecto a las apreciaciones de Lalo, quiero reconocer que él defiende y al gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, lo ha hecho cuando aún otros representantes del kirchnerismo están ausentes en los debates. Yo valoro esto porque nos permite la posibilidad de discutir el país que queremos.

Pero disiento con Lalo con respecto al criterio de cambiar la matriz de las inversiones. En el estado

actual de crisis que tiene el sistema productivo nacional, sería muy difícil reconstruir la Argentina. Con ese criterio, por ejemplo en San Luis tenemos inversiones, como EASY, Wall Mart, como tantas empresas que son de origen internacional que están radicadas en la provincia. De alguna forma han generado puestos de trabajo y han traído empleo a San Luis. Con respecto a la distribución

del presupuesto nacional hay que repensar na nueva ley de coparticipaciónque debe estar atada a

fortalecer la coparticipación a los municipios.

"El gobierno nacional debe cambiar de actitud"

Argentina mostrará un escenario diferente a partir del 29 de junio. Hay que evitar la salida de capitales que se están yendo al exterior y epatriar los que se fueron. Se necesita crear confianza en el Indec,

dar seguridad jurídica y mejorar la relación con el campo. De esta manera se atraerían las inversiones necesarias para el país.

En lo político no escuché a ningún partido, decir que no va a respaldar la gobernabilidad. La Presidenta se puede quedar muy tranquila porque todos vamos a yudar a que termine de gobernar en el 2011. Lo importante es que desde el gobierno haya un cambio de actitud hacia las instituciones, hacia la oposición, hacia los que piensan distinto.

A partir del 10 de diciembre veo un Congreso donde las fuerzas políticas van a estar equilibradas, se

va a fortalecer la institución, habrá mayor actividad legislativa, se van a consensuar los proyectos que

vengan del Ejecutivo y saldrán los mejores. Le vamos a decir "no" a los superpoderes. Le vamos a decir

"no" a los decretos de necesidad de urgencia. Vamos a promover las buenas relaciones con todos los

países del mundo. Recordemos que sólo tenemos como amigo a Venezuela y no es de los mejores que podemos tener en este momento.

Réplica

Cuando dije que nuestro país tenía que atraer las inversiones cualquiera, yo veo, a diferencia de mi amigo "Lalo" (Estrada Dubor), que eso recrea la posibilidad de crear nuevas fuentes de trabajo. Me deja desacomodado mi amigo "Lalo" cuando rechaza toda posibilidad de recibir créditos del extranjero y recientemente recibimos un crédito del Banco Mundial por 1.200 millones de dólares. Respecto a los superpoderes, me he referido a los que en el orden nacional se le otorgan al ministrojefe de gabinete. Es más, esos superpoderes han sido incorporados a la ley de administración financiera. En San Luis el gobernador no tiene superpoderes, el poder se lo da el voto popular. Y referido a este mismo tema discrepo con Daniel (Rodríguez Saá) respecto de la alternancia con la que todos estamos de acuerdo, pero ese no es un problema del Frente Justicialista Es Posible. Las elecciones donde han sido electos nuestros gobernadores han sido totalmente trasparentes. Por lo tanto no hay razones para objetarlos. La culpa no es del ganador, sino de la oposición que no se sabe organizar.

"Aspiramos a que el gobierno abra sus puertas" Nuestra aspiración es que el gobierno nacional abra las puertas a nuestro gobernador, a nuestros ministros, que se han cerrado desde hace mucho tiempo y a pesar de la insistencia en pedidos de audiencia o de trámites en determinadas cuestiones nunca fueron atendidas. Con respecto a la coparticipación, primero deberemos volver a la simplicidad la ley 23.548, la ley de coparticipación federal, eliminando el actual laberinto de coparticipación existente que lo único que logra es que queden nichos de fondos de las provincias en poder de la administración federal. Como segunda medida, antes de hablar o modificar la ley es preferible determinar las

esferas de competencia: qué cuestiones se van a encargar la Nación, qué las provincias y qué los municipios. Además el gobierno nacional se debe amigar con el campo y disminuir las retenciones.

Debe seguir el ejemplo de San Luis que tiene una economía abierta con fuerte contenido social.

Réplica

Con el solo hecho de dejar a la ley de coparticipación como estaba, sin el laberinto, tendríamos nosotros y todas las provincias una mayor coparticipación federal en un 28% más que a la fecha. Con respecto a la coparticipación municipal se cumple estrictamente la ley de coparticipación municipal y no hemos tenido reclamos de los intendentes, salvo Sergio Guardia de Merlo. Y desde el gobierno provincial se reforzó con el Plan Mil, que es el plan de todos, sin distinción de banderías políticas ni de credos religiosos, ni de nada.

Fue para todos y el plan está presente en la provincia con todas las inversiones realizadas. Además elaboramos el presupuesto participativo donde intervinieron todos los que les interesaba que se hicieran cosas en cada uno de los municipios de la provincia. De modo que el gobierno está gobernando para todos. Lalo, lo que usted hablaba de San Luis, San Luis no se va a arrodillar ante el gobierno nacional porque tiene independencia económica y soberanía política. Las recetas del gobierno nacional si son

buenas las vamos a aceptar. Hasta acá, ninguna receta ha sido favorable a San Luis y por eso no la hemos aceptado

"Se romperá la lógica bipartidista"

Luego del 28 de junio es altamente dificultoso que después del proceso que se vivió en nuestro país a partir del año 2008, los movimientos sociales no tengan su representación política, institucional y jurídica porque son las voces nuevas de una representatividad oculta que subyace a partir de los conflictos institucionales desde al año 2001.

El escenario pos kirchnerista tratará de romper con las lógicas del bipartidismo y va a construir nuevas representatividades, tratando de recuperar todo lo que aquí se ha señalado como positivo durante los

primeros años del kirchnerismo Lo señalaba el candidato del oficialismo respecto de que todo eso que forma parte de las viejas prácticas del pensamiento único y dominante deben ser saneadas y democratizadas. Creo que desde que San Martín salió de Las Chacras y construyó el ejército revolucionario para la liberación latinoamericana, nunca hubo condiciones objetivas más prósperas.

Planteamos que después del 28 de junio lo que hay que derrotar es a la vieja política, a la vieja dirigencia, a las viejasprácticas corporativistas. Y hay que concentrar el esfuerzo en que a la derecha de Kirchner no esté la derecha de Macri, De Narváez y Menem; y a la izquierda esté el pueblo organizado. Pero si después de este proceso volvemos al neoliberalismo, qué le quedará al pueblo de nuestra patria: volver a perder lo que se conquistó desde 2001 hasta ahora.

Réplica

Yo quisiera que los que son periodistas, para aquéllos que dicen que no hay crisis de representatividad en los partidos, digan quién está jugando en nuestras elecciones con el sello de alguno

de los partidos políticos tradicionales. No encuentro al MID, a la UCR, al PJ. Después del 28 de junio se van a ver muchas voces expresas no por las condiciones clásicas de la teoría de la polarización bipartidista. Hay un crisis de representatividad y en cada uno de los debates nos ponen las opiniones del sujeto social común que cada vez está más distanciado de los partidos políticos. Ya sea porque nos equivocamos, porque no pudimos o nos es más difícil disputar el poder con las grandes corporaciones políticas determinan el uso del patrimonio público en relación a la incompetencia de lo que podríamos manejar las expresiones más pequeñas.

Imaginamos un Congreso que esté levantando la mano, del lugar que venga la expresión, a favor de los intereses del pueblo. Hay suficientes recursos y enormes situaciones de acumulación de riqueza porque el cambio de la moneda acentuó la ganancia de muchos sectores y hoy se viene un tiempo para la redistribución social y equitativa de la riqueza.

"Necesitamos construir un Estado popular"

Esto del Estado unitario y el Estado federal contiene vicios y sesgos históricos del pasado.

Nosotros necesitamos construir un estado popular. Y para construir un estado popular, lo que hay que deconstruir son las matrices del Estado antipopular. Por lo tanto las leyes que dieron origen a estas

matrices de coparticipación injustas son el Pacto federal 1,2 y 3, que impusieron los organismos multinacionales de crédito.

Para nosotros la ley de coparticipación actual es muy beneficiosa para San Luis, porque tenemos la misma matriz base que tienen, incluso provincias grandes. Lo que hay que tratar, contador Pérez, es hacer un juego de democracia real. Nos parece perverso que la ley de coparticipación autorice a tener demasiado autónomo en los territorios provinciales, para que las provincias puedan jugar este rol de disciplinamiento con los municipios. La ley de coparticipación con respecto a San Luis es una ley de coparticipación con un piso importante, tal es así que el presupuesto provincial está integrado por el 73% del recurso que producen solidariamente los argentinos y argentinas.

Réplica

El Frente Popular, decidió encarar el sueño del proyecto nacional y popular que quedó

con limitaciones. La forma de recuperar ese proyecto nacional y popular con nombres. Por ejemplo, empresas como la Otto Bemberg que vendió en el año 2006 la totalidad de su paquete accionario en 1.200 millones de dólares, a un grupo transnacional. Transacción que no aportó ni un peso al Estado

argentino en concepto de carga tributaria eximida del actual impuesto a las ganancias. Para que haya trabajo, para que las industrias se radiquen, todo eso que ustedes como políticos tradicionales sostienen y machacan, hay una sola forma: el tipo que cobra más de 300 mil pesos al año, tiene

que pagar el 39% al impuesto a las ganancias. Esto tiene que ser votado por los legisladores.

En Suecia los que ganan más del equivalente a más de 300 mil pesos, ya que hablamos de seguridad jurídica, pagan el 60%. No vamos a tener mejor coparticipación, Mejores escuelas o mejores

caminos si no es una matriz tributaria diferente y tenemos capitales a los cuales descontárselos.

Comentá la nota