Recrudece la presión gremial por salarios

Salvo algunos estatales, casi ningún sindicato cerró un aumento. Piden 25% anual o una suba provisoria hasta las paritarias.
El cálido otoño parece haber descongelado los reclamos salariales, que estaban agazapados por la crisis y la prioridad de cuidar las fuentes de trabajo. Esa premisa comparte ahora espacio con la presión por aumentos, aunque sean de emergencia, hasta discutir la pauta definitiva del año.

Para el sector empresarial, es una "irresponsabilidad" la postura que en los últimos días han asumido varios sindicatos. Y ensaya que setiembre podría ser la época propicia para discutir.

Bajo cuerda, los gremios no descartan esa posibilidad, pero piden una suba provisoria.

En la delegación local del Ministerio de Trabajo de la Nación se iniciaron formalmente las negociaciones de petroleros, prensa, vigilancia, panaderos y Uecara, todos sin ningún acuerdo hasta ahora. En Buenos Aires, las únicas paritarias abiertas son las de bancarios, metalúrgicos y comercio, también sin avances. Las paritarias son comisiones especiales que forman gremios y patronales para discutir temas laborales, entre ellos, salarios. Pueden ser convocadas a pedido de las partes o por el Ministerio de Trabajo, que es la autoridad de aplicación.

Panorama. Por ahora, sólo algunos gremios estatales han logrado una recomposición, como docentes, Sindicato de Empleados Públicos (SEP) y Suoem (municipales).

Judiciales. Se profundizó el conflicto por un aumento de 25 por ciento. El Tribunal Superior ofertó a partir de mayo una bonificación de 273 pesos por mes u otro mecanismo equivalente a discutir hasta agotar la totalidad de los fondos. Fue rechazado por el gremio que encabeza Irina Santesteban.

Personal Superior. La UPS no descarta medidas esta semana. Piden que el promedio de 11,7 por ciento vaya al básico.

ATE. Sin acuerdo. Solicitan, por caso, una suba de emergencia de 600 pesos para el personal civil de las Fuerzas Armadas.

Luz y Fuerza. Hoy habrá una nueva reunión con Epec. El proceso afecta a 3.125 empleados. Aún no se habla de porcentajes.

Bancarios. Piden 25 por ciento. La protesta aumentó la semana pasada y se dictó la conciliación obligatoria. Abarca a 12 mil empleados en Córdoba.

Construcción. Uocra también reclama un ajuste de 25 por ciento o un arreglo antes de la discusión final. Engloba a 17 mil trabajadores.

Smata. El conflicto arrancó en Renault, donde hoy no hay actividad y se dictará la conciliación obligatoria. El sindicato reclama 25 por ciento de aumento, además de 150 horas de trabajo bonificado y estabilidad laboral. La empresa ofreció mil pesos desde enero a junio. Entre terminales y autopartistas hay seis mil operarios.

Metalúrgicos. Se abrió la paritaria nacional con un reclamo de la UOM de 20 a 25 por ciento de incremento. Suman más de 20 mil trabajadores.

Alimentación. El jueves vence la paritaria anterior. También se habla de 20 a 25 por ciento, pero se podría acordar una suma fija de "emergencia". Suma 4.500 empleados en la provincia.

Comercio. Se decretó el estado de alerta y movilización. Reclama una recomposición de emergencia de 300 pesos durante seis meses y que el adicional de antigüedad pase del 0,5 al uno por ciento. La paritaria pasa para después de las elecciones, con un piso de 21 por ciento de reclamo. Suma 120 mil personas.

Choferes. La UTA negocia con Fetap la suma no remunerativa de 400 pesos (ahora serán 533 pesos en seis meses). Afecta a 3.200 trabajadores. Por su parte, Aoita (3.500 choferes) empezaría a discutir mañana. Pide 20 por ciento en salarios y viáticos.

Camioneros. Hubo algunos acuerdos extraordinarios para logística, expreso y mudanza. Siguen las conversaciones.

Frigoríficos. Se negociaron sumas fijas (200 y 400 pesos) con una cámara bonaerense, pero en Córdoba no hay novedades. Abarca a cinco mil trabajadores.

Comentá la nota