Recrudece la interna del PJ por la sucesión de Fortuna

Schiaretti confirmó a Sergio Busso. Y Passerini amaga dejar la jefatura del bloque oficial.
Hay bronca en el bloque de Unión por Córdoba. "Y mucha", coinciden legisladores que están enrolados en algunas de las corrientes internas que conviven en Unión por Córdoba: schiarettistas y delasotistas.

La bronca tiene que ver con los cambios que se están produciendo por la inminente partida del legislador y diputado nacional electo Francisco Fortuna al Congreso de la Nación. La vacante que deja Fortuna en la Presidencia provisoria (tercer cargo en la línea sucesoria del gobernador) desató una disputa que se ha disparado con resultados imprevisibles.

En las últimas horas el gobernador se habría definido en favor de que sea Sergio Busso el que suceda en el cargo a Fortuna. Se trata de un ex ministro delasotista que fue el primero en apoyar a Schiaretti cuando, meses atrás, los dos líderes del PJ provincial midieron fuerzas para una interna que finalmente se postergó.

La elección de Busso desairó a Daniel Passerini, actual presidente del bloque de Unión por Córdoba que aspiraba al cargo de Fortuna. Es que, como recuerdan en el entorno del ex intendente de Cruz Alta y ex ministro de Solidaridad de la gestión De la Sota, también le fue mal cuando intentó encabezar una de las dos listas de candidatos a legislador nacional en las elecciones de junio último. Disgustado, Passerini habría lanzado una amenaza: "Si no merezco la confianza del gobernador para ser presidente provisorio de la Unicameral, tampoco puedo seguir al frente del bloque", habría dicho Passerini.

La suya no fue la única amenaza que se habría escuchado ayer en torno al asunto. Allegados a Fortuna aseguraron que el todavía presidente provisorio está muy disgustado por la forma en que se está dilucidando esta cuestión. Y que hasta habría deslizado la posibilidad de postergar su asunción en la Cámara de Diputados hasta que el tema local se dilucide.

Al parecer, con Fortuna, son varios los que no están conformes con la participación que ha asumido en el caso el ministro de Gobierno Carlos Caserio.

Comentá la nota