Con el recorte se esfumaron 50 millones para obras

La partida para obras públicas perdió 50 millones de pesos en la readecuación del presupuesto de Río Negro.
Aún los distintos anuncios gubernamentales, la reforma aprobada el viernes por la Legislatura redujo la partida de "trabajos públicos" de 404 millones a 354,8 millones. Poco a poco, la ejecución de esos recursos expondrá qué proyectos se relegaron.

El proyecto original del Ejecutivo establecía llevarlos a 325 millones pero los legisladores bajaron el impacto y la partida de "trabajos públicos" quedó en 354,8 millones. La pérdida será finalmente de 50 millones, es decir, algo más del 12 por ciento.

Días atrás, una delegación de la UOCRA Viedma se reunió con el ministro de Hacienda de la provincia, Pablo Verani. El titular gremial, Damian Miller aseguró que existió el compromiso gubernamental de respetar las obras de la zona Atlántica, aunque admitió que el impacto negativo por el recorte presupuestario se daría en las restantes regiones.

La reducción se formalizó a pesar de que el gobernador Miguel Saiz insistió públicamente que se mantendría la ejecución de la obra pública. Desde el gobierno anunciaban financiamiento extraprovincial para esa continuidad, pero esos recursos se desconocen y tampoco están previstos en la modificación que se aprobó en la sesión del viernes.

El déficit del presupuesto original se estimó en 48 millones y el nuevo se proyecta en 103 millones. Se preservaron las partidas para la Justicia (162 millones) y la Legislatura (67 millones), en tanto que se mantuvieron los recortes de otras áreas del Ejecutivo, esencialmente en funcionamiento. Algunas carteras -prácticamente- ya se quedaron sin fondos presupuestados.

Cabe recordar que el presupuesto 2009 de la provincia pasó de los 4.003 millones de pesos aprobados en diciembre a 3.821 millones.

La modificación presupuestaria se votó con la adhesión del oficialismo, el ARI, PPR, Redes y Encuentro, mientras que el PJ, Sur y el Foro Rionegrino de Luis Bardeggia rechazaron el proyecto. Iguales oposiciones repitieron con la iniciativa que autorizó al Ejecutivo para establecer mecanismos de refinanciamiento de sus pasivos. La bancada de Encuentro, que preside Facundo López, observó y rechazo artículos en particular.

El legislador Luis Bardeggia, del Foro Rionegrino, consideró que las modificaciones presupuestarias aprobadas el viernes por la Legislatura significan "un verdadero ajuste" que repercutirá negativamente en la prestación de los servicios básicos y esenciales del Estado. Por ese motivo, decidió no acompañar el proyecto enviado por el Ejecutivo que en general fue apoyado por todos los bloques a excepción del que integra él, del Frente para la Victoria y del Partido Sur.

"No aprobé ni en general ni en particular ya que los puntos que deberían ser sometidos a recortes siguen sin ser tocados, como es la publicidad oficial, los gastos indeterminados, las partidas de 20 millones de pesos que nadie sabe a donde van de la Secretaría de la Gobernación, entre otras erogaciones injustificadas y exageradas", manifestó el legislador.

Bardeggia rechazó tanto las modificaciones al presupuesto cuanto la autorización a que el Ejecutivo refinancie pasivos, reprograme deudas y ceda en garantía o en pago de las obligaciones asumidas los recursos que corresponden a la Provincia.

Comentá la nota