El FBI recorrió el camping y ya trabaja con las autoridades locales

Tras su llegada el viernes, bajo un estricto hermetismo, los investigadores del FBI ya trabajan de lleno en el caso Sofía. El mismo viernes concurrieron al camping John Goodall y mantuvieron intensas jornada de trabajo con el juez y autoridades policiales. Son tres hombres y una mujer, especializados en diversos aspectos investigativos del perfil de la causa.
Las autoridades policiales y judiciales ya trabajan de lleno junto a los cuatro investigadores enviados por el FBI para poder interactuar en la investigación del caso Sofía Herrera.

El arribo de los investigadores mantuvo el hermetismo y recelo que se había adelantado por parte de las autoridades locales, las cuales hicieron todo lo posible por que los mismos pasaran totalmente desapercibidos ante la prensa que fue a encontrarlos en el aeropuerto local.

Apenas llegados a Río Grande, los investigadores pidieron inmediatamente ser trasladados al camping John Goodall, el cual recorrieron acompañados de personal policial de la provincia y el propio juez Eduardo López, a la vez que inmediatamente empezaron el entrecruzamiento de información.

Una vez llevada adelante esta diligencia, las autoridades judiciales y policiales pusieron a disposición de los investigadores del FBI toda la información necesaria en intensas reuniones de trabajo, efectuándose informes y resultados a solicitud de los agentes norteamericanos a fin de poder adaptarlos a sus protocolos de trabajo investigativo.

Los especialistas del FBI se desempeñan en investigaciones en el área de delitos contra menores y secuestros, abocándose al perfil que presenta la causa, por lo que en las próximas horas es de esperar que continúe el entrecruzamiento de datos e información.

"El objetivo es venir, interactuar y dar su punto de vista", resumió escuetamente el juez Eduardo López, en relación al inicio del trabajo con el FBI, en víspera al cumplimiento del primer aniversario de esta enigmática desaparición.

Comentá la nota