Recordaron a las víctimas de dictadura

Recordaron a las víctimas de dictadura
En el Parque de la Memoria, organizaciones de Derechos Humanos realizaron actos homenaje. Al cierre, arrojaron flores al Río de la Plata.
Integrantes de organizaciones de Derechos Humanos y familiares de desaparecidos de la última dictadura militar conmemoraron este domingo el Día Internacional del Detenido-Desaparecido con actos en el Parque de la Memoria, ubicado en la Costanera Norte de la Ciudad de Buenos Aires.

Los asistentes recorrieron el Monumento a las Víctimas del Terrorismo de Estado, que cuenta hasta el momento con los nombres de unas 9.000 personas.

María Adela Antokoletz, hija de María Adela Gard de Antokoletz, la fundadora de Madres de Plaza de Mayo, y hermana de Daniel, desaparecido en noviembre de 1976, dijo que "hoy es un día especial, porque celebramos la vida y recordamos a las víctimas del terrorismo de Estado, la mayoría detenidos-desaparecidos".

Antokoletz, integrante de la Federación Latinoamericana de la Asociación de Familiares de Desaparecidos, señaló que "en este monumento faltan nombres, porque según consta en los documentos de los represores, son más de 30.000 las personas desaparecidas, y es tarea de todos inscribir sus nombres".

"Hoy homenajeamos a los detenidos-desaparecidos, que quienes sembraron sus ideas por una sociedad con justicia, libertad y amor", señaló Antokoletz al inicio del acto.

Por su parte, Horacio Pietragalla Corti, nieto recuperado el 30 de abril de 2003, recordó el momento en el cual recuperó su identidad. "Conocí a mi viejo hace seis años, su vida, y la clase de persona que era, gracias a compañeros vivos que permitieron reconstruir nuestra historia", recordó.

Su padre, Horacio Miguel Pietragalla fue asesinado el 8 de noviembre de 1975, mientras que su madre Liliana Corti fue secuestrada el 5 de agosto de 1976 en su casa de Villa Adelina y asesinada ese mismo día. "Mi padre tenía los ideales de los jóvenes de la época", rememoró .

La integrante de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Enriqueta Maroni, sostuvo que "los detenidos-desparecidos fueron militantes políticos y sociales y nosotros no negamos su militancia y entregaron su vida porque sabían que estaban en peligro pero no conocían el horror".

"Rechazamos las declaraciones del asesino y torturador Videla cuando decía que los desaparecidos no son, no están, porque sí son y sí están y tienen identidad", remarcó Maroni, madre de Juan Patricio Maroni y María Beatriz Maroni y suegra de Carlos Rincón, quienes fueron secuestrados el 5 de abril de 1977 .

En el final del acto fueron arrojadas flores al Río de la Plata y se homenajeó al ex embajador de Francia, Bernard Kessedjian, promotor de la aprobación por parte de la Organización de Naciones Unidas (ONU) de la Convención Internacional de Protección de todas las personas contra la Desaparición Forzada.

Comentá la nota