Recordarán con un acto el "No positivo" de Cobos.

El primer aniversario del recordado "No voto positivo" del vicepresidente de la Nación Julio Cobos y caída de la Resolución 125, volverá a convocar a diversos exponentes de la dirigencia gremial agropecuaria, productores y público en general, a un acto previsto para mañana, a las 11, en la intersección de las Rutas Nacional 7 y Provincial 65, próxima al puente sobre el río Salado.
La concentración, donde además de discursos, se amenizará con música folklórica, y se aprovechará el momento para instalar un mástil como símbolo de la lucha reivindicativa que emprendió el hombre de campo, junto a sus dirigentes y vecinos, en la protesta por la aplicación de las retenciones al agro a través de la Resolución 125, lo que generó a lo largo y ancho del país innumerables marchas, paros.

La carpa instalada por semanas en esa intersección fue un icono de la protesta en Junín.

Anoche, en la sede de la Sociedad Rural de Junín se dieron a conocer aspectos del acto y se extendió la convocatoria a toda la sociedad, funcionarios, instituciones que quiera sumarse y participar.

Estuvieron presentes representantes de diversas instituciones agropecuarias; entre ellos, Roxana Franco y Néstor Traverso por los autoconvocados; Rodrigo Esponda y Julio Melcon por Sociedad Rural; Javier Belligoi por la Asociación de Ingenieros Agrónomos; y Adrián Bochini, vicepresidente de la filial local de la Federación Agraria Argentina.

La reunión de anoche fue además marco para que los dirigentes expresaran la crítica situación que traviesa el sector, y aseguraron que aún "las cosas no cambiaron para nada. Están peor".

"Lo único que nos queda es un poco de esperanza y rogamos a Dios que el gobierno tome conciencia de lo mal que están todos los sectores en general. Por eso la convocatoria al acto este viernes es amplia, a toda la sociedad".

Por cierto que la falta de respuesta a la siembra de trigo no faltó de la conversación. "La mala campaña que se espera tuvo en la sequía una parte importante, pero el productor no quería tampoco invertir en un cultivo el cual estuvo intervenido tres años. Se sembraba con una expectativa y se cosechaba con un castigo en el precio, donde los únicos ganadores de la cadena eran los molinos".

Comentá la nota