Fue récord el secuestro de cocaína en 2008

La pasta base y la marihuana son las sustancias que más circulan en la provincia de Salta.
El jefe de Policía, comisario Argañaraz, reconoció que el consumo de droga sigue en aumento.

El secuestro de 800 kilos de cocaína es una de las acciones más relevantes de la Policía Provincial durante el año que pasó. Esa cantidad triplica a la decomisada en 2007, según destacó ayer el jefe de la fuerza, comisario Humberto Argañaraz, quien además adelantó que los efectivos llevarán adelante un intenso operativo de control vial durante el verano en las rutas de Salta.

De acuerdo con el informe de la autoridad policial, durante 2008 "los operativos de inteligencia también consiguieron desbaratar bandas de narcotraficantes vinculadas con la trata de personas y algunos laboratorios caseros de fabricación de drogas". Sin embargo, los esfuerzos oficiales no lograron disminuir el flagelo de las adicciones, según Argañaraz, quien afirmó que "se está incrementando el consumo de estupefacientes en Salta".

En ese sentido, señaló que son múltiples los factores que contribuyen a la expansión de la problemática, entre los que destacó "la situación económica desfavorable, la falta de empleo, la desintegración familiar y el bajo costo de los estimulantes", y aclaró que en los barrios una pipa (pasta base de cocaína) cuesta cinco pesos".

"Ceferino, Villa María Esther, Democracia y Siglo XXI son algunos de los barrios capitalinos donde se descubrieron laboratorios clandestinos de elaboración y de fraccionamiento de drogas", informó el jefe policial, y agregó que "se decomisaron 195 litros de precursores químicos", que suelen ser usados en la preparación de drogas ilícitas.

En ese sentido fue consultado sobre si el proceso de fabricación de narcóticos como la cocaína había traspasado la frontera norte del país en los últimos años. "No podría afirmar eso, ya que mucha droga ingresa al país a través de lanzamientos aéreos, pero tampoco podría descartarlo porque hemos comprobado que en Salta funcionaban algunas cocinas de cocaína". Además, el jefe policial señaló que este negocio en muchos casos "constituye, sin dudas, una economía familiar".

Las denuncias son anónimas

"En todas las comisarías se puede denunciar de manera anónima la venta de estupefacientes", señaló la autoridad a la hora de hacer un llamado a tomar mayor compromiso por parte de la comunidad".

"Esta es una lucha generalizada", ratificó. A su vez, remarcó la labor preventiva que están llevando adelante operadores comunitarios de la fuerza policial.

Penalización del consumo

En cuanto al fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que prevé la despenalización de la tenencia de drogas para uso personal, Argañaraz opinó que "en su visión personal, en esta provincia no va a funcionar porque existen otros valores, otra cultura".

Ante la ambigüedad de la respuesta, se le insistió en cómo cree que debe actuar la policía si a un chico le encuentran un porro de marihuana, tras lo que Arañaraz respondió: "Si eso sucede tomamos intervención y damos parte a la justicia. En mi opinión personal, creo que tenemos que mantener ciertos valores y sostener la penalización del consumo", remarcó el comisario.

Otros datos del año pasado

En el informe de lo actuado por la Policía en 2008 se señala la realización de 436 procedimientos en los que se secuestraron psicofármacos.

Además, en el año que pasó se confiscaron 535 cigarrillos pecosos (con pasta base) en distintos barrios de Salta.

En cada procedimiento policial se incautaron entre 60 y 70 pipas de pasta base, añade la información policial.

Por otra parte, en 2009 se sumarán al patrullaje de las calles de la provincia 300 agentes de policía y 25 vehículos nuevos.

Continúan las negociaciones salariales con los policías

Transcurrieron cinco meses desde que asumió el actual jefe de Policía de la Provincia, en el marco de la resolución del conflicto que mantuvo en vilo la seguridad en todo el territorio salteño, dado que los efectivos policiales se habían autoacuartelado en pedido de mejoras salariales.

Si bien la situación coyuntural se resolvió en esa ocasión, las negociaciones no se detuvieron en ningún momento, pese a que no tomaron estado público.

Ayer, el jefe policial adelantó que la semana que viene habrá una nueva reunión entre la cúpula de la fuerza y el ministro de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos, Pablo Kosiner.

Consultado sobre los posibles resultados de ese encuentro que, por otra parte, es esperado con ansiedad por los efectivos, Argañaraz respondió que "la reunión es vista con mucha expectativa".

El jefe de la Policía añadió que "todos los trabajadores están gestionando pedidos de recomposición salarial".

Durante el último encuentro entre el sector policial y el ministro Kosiner, llevado adelante los últimos días de 2008, la comisión conformada para representar a los agentes de seguridad había solicitado un sueldo de "2.300 pesos para quienes recién se inicien".

Esta cifra es el punto de partida del diálogo por la nueva grilla salarial entre la Policía y el ministro, en lo que constituye la primera reunión que enfrenta el Gobierno provincial en lo que va del año para tratar asuntos salariales.

Comentá la nota