Récord absoluto: lleva 763 días esperando su DNI.

Tiene apenas 3 años y 4 meses, sólo tuvo su DNI durante 3 meses porque sus padres lo perdieron. Reiniciaron el trámite y llevan esperando casi tres años el duplicado de la identificación de la menor.
Josefina Brunella quizás no se de cuenta de las idas y vueltas que sus padres han tenido que realizar a lo largo de más de tres años para conseguir una copia de su DNI. Ni el Registro Civil en Mendoza ni el Renaper en Buenos Aires (Registro Nacional de las Personas), le han dado respuestas sobre qué pasó con el duplicado de su documento.

La pequeña nació el 13 de septiembre del 2005, como todo niño recién nacido, sus padres Walter y Claudia Bertorello, realizaron el trámite para obtener su DNI. Así lo hicieron y rápidamente lo obtuvieron.

En diciembre del mismo año, en un descuido, los documentos de los padres y la niña se perdieron. Quizás esta familia nunca imaginó el trastorno que esto significaría en sus vidas.

El 12 de diciembre del 2006 iniciaron el trámite para obtener los duplicados de los mismos. Como el 2007 fue un año electoral, tanto Claudia como Walter, recibiero su DNI a tiempo para votar, pero el de Josefina nunca llegó.

Primero Walter reclamó en la oficina en donde hizo la gestión, la delegación del Registro Civil en Chacras de Coria, no hubo respuestas, a la semana volvió, tampoco hubo respuesta. Así lo hizo a la semana siguiente, el mes siguiente y cada viernes de cada semana de cada mes, de cada año.

El documento nunca llegó.

Hoy la familia Bertorello quiere tomarse sus vacaciones fuera del país, y aún no tiene el documento de Josefina. Han pasado 763 días, mañana serán 764 y así sucesivamente y la respuesta desde el Registro Civil es la misma: "no ha llegado el documento en la partida que enviaron desde Buenos Aires, hay demoras en las entregas...".

El tema no es menor, justamente ayer el propio Ministro del Interior, Florencio Randazzo, admitía públicamente que tienen una demora preocupante en la entrega de documentos, y para salvar la situación culpó a la empresa Siemens (encargada de emitir el papel oficial), de ser los responsables por la demora.

Mientras tanto en Mendoza las autoridades también admiten demoras en los trámites de recepción de documentos.

Pero la verdad es que esa franqueza oficial, a los Bertorello, como a tantos en Mendoza y en el país, no le sirve de nada.

Es posible que esta familia tenga que reprogramar sus vacaciones y elegir hacer turismo interior, porque no han recibido nunca las respuestas adecuadas desde los organismos oficiales locales o nacionales.

Walter a lo largo de estos 763 días, insistió en obtener el DNI de su hija de diferentes formas. Contactó a familiares, amigos, amigos de sus amigos, conocidos, diputados nacionales, envió reclamos por email a Renaper, llamó en reiteradas oportunidades a la Capital para obtener información y hasta está pensando viajar allá para retirar el documento de la oficina central de documentos, pero como nadie le da una respuesta clara, no sabe tampoco si es la acción adecuada o una pérdida más de tiempo.

Por si algún funcionario tiene ganas de facilitarle las cosas a esta familia, la niña se llama Josefina Brunella Bertorello, DNI 46.866.380, quedan 12 días para sus vacaciones y todavía hay tiempo de hacer algo.

Comentá la nota