Reconquista: histórico avance judicial en causas por la represión ilegal

Con sólidos argumentos, la justicia federal de Reconquista avanza en las investigaciones sobre la represión ilegal en el norte santafesino. Una fuerte intervención de los asesores legales de los imputados intentó voltear detenciones. Presiones de los grupos nostálgicos de la dictadura. Importantes testimonios se aportaron ayer en sede judicial.
La situación no es la ideal. Jueces subrogantes que renuncian, interpretaciones laxas de los abogados de los imputados y operaciones de prensa para alertar sobre “una persecución ideológica” provocaron un fuerte cimbronazo estos últimos días en Reconquista, donde también se investigan los delitos cometidos por ex policías y ex militares durante la represión ilegal.

Hasta el momento, están presos un ex militar y cuatro ex policías: Danilo Sambuelli, ex capitán en la III Brigada Aérea y ex intendente de facto de la Ciudad de Reconquista. Se encuentra detenido en la cárcel de Marcos Paz. Tiene 66 años y hasta su detención en junio de 2008 vivía en la Ciudad de Santa Fe, en el barrio Constituyentes, sobre la calle 4 de enero. Además están procesados con prisión preventiva Carlos Nikisch, Horacio “Indio” Machuca, Eduardo “Cañoncito” Luque y Rubén “Pulpo” Molina, todos ellos revistaban en la policía santafesina durante la represión ilegal. Todos ellos quedaron detenidos el 14 de octubre pasado, mientras que el 4 de noviembre el juez subrogante Carlos Skidelsky ordenó la captura del ex policía Juan Antonio Mulasano, a quien se señala como autor de varias detenciones ilegales, de acuerdo al testimonio de varias víctimas de la última dictadura. Malsano no estaba en su domicilio en Resistencia cuando fueron a buscarlo, aunque sí recibió a la delegación de la Policía Federal su esposa.

La causa se inició hace tres años, pero tomó impulso los últimos meses cuando el fiscal José Candioti activó varias medidas, entre ellas las indagatorias y las posteriores detenciones.

El lobby de los nostálgicos procesistas empezó a motorizarse tras conocerse un fallo de la Cámara de Casación, en donde el plenario intervino sobre la queja de la defensa legal del ex general Diaz Bessone. El plenario opinó que la expectativa de pena, por si misma, no es razón suficiente para denegarla prisión de una persona. En cambio, las razones deben ser la existencia de riesgo procesal. Los abogados de los imputados tomaron la parte más ventajosa de la interpretación e hicieron llover los pedidos de libertad. El laxo entender los llevó a plantear en los medios que la Cámara de Casación había ordenado la liberación de todos los presos hasta la sentencia firme. Todo lo contrario: denegó el pedido de Díaz Bessone.

El fiscal federal de Reconquista José Candioti empezó a contestar esta semana los pedidos de excarcelación planteados por Machuca, Sambuelli y Molina. Sobre el mismo fallo del plenario de Casación y por la importancia que tiene evitar las presiones sobre los testigos que, en democracia, los sectores reaccionarios ejercen.

Ahora, y por 20 días, estará a cargo del juzgado (que dejó otro conjuez, Virgilio Palud) el abogado Marcelo Venetucchi que amplió este martes las indagatorias de los cuatro policías imputados, pedidas por sus abogados.

En la mira

Fuentes cercanas a la causa dijeron que también se investiga la situación de un ex agente de la policía rural santafesina, Héctor Orlando “el rengo” Aglieri, ya que la Cámara de Apelaciones de Resistencia le revocó la falta de mérito dictada por el ex conjuez Palud. La Fiscalía instó a revisarse situación, dictarle el procesamiento y detenerlo. Del mismo modo, se evalúa la posibilidad de citar a declarar a dos ex agentes civiles de inteligencia del Ejército, oriundos de la zona norte. Uno de ellos actualmente es comunicador y cronista de medios provinciales y otro, de Villa Ocampo, ex funcionario del gobierno nacional. Ayer por la tarde declararon siete personas en condición de testigos, quienes aportaron valiosa información para la causa.

Comentá la nota