BGH le reconoció a Fabiana Ríos el incumplimiento de la ley de exención impositiva

La población laboral este año es menor a la que teníamos en ese momento”, reconoció el gerente de BGH, Raúl Sosa, al ser consultado sobre uno de los puntos que la firma debía cumplir en el marco de la Ley 748 que garantiza a la empresa una serie de exenciones impositivas a cambio de mantener los niveles de ocupación laboral, tras el incendio que destruyó la totalidad de la planta en julio de 2007.
Los directivos de la firma en Río Grande se reunieron con la gobernadora Fabiana Ríos, a quien le ratificaron su decisión de seguir produciendo en la ciudad y reconocieron el incumplimiento de la ley sancionada luego del siniestro en su planta en el cual se estipulaba en su artículo 1º que durante un año BGH sería beneficiaria de Tasa Cero para el pago de todos los impuestos y contribuciones.

Además en la norma se le obliga a “presentar trimestralmente el estado de avance de la reconstrucción del establecimiento industrial” (art. 2º). La normativa contempla, en su artículo 3, que estos beneficios están supeditados “al nivel de avance de la reconstrucción del establecimiento industrial y la garantía de la continuidad laboral de la totalidad de los trabajadores en los términos y condiciones vigentes al 31 de julio de 2007”.

Al 31 de julio de 2007 BGH contaba con 642 trabajadores contratados y 260 efectivos, haciendo un total de 902 empleados. Un año después, estos niveles se fijaron en 405 contratados y 318 efectivos sobre un total de 723 trabajadores, por lo que la reducción fue de un 20%.

Esta situación fue denunciada por el ministro de Trabajo, Marcelo Echazú, días atrás aunque desde BGH argumentaron que “el número de personal está relacionado con los niveles de producción, y en ese momento teníamos previsto para 2007 niveles de producción importantes”.

“En 2008 la situación nacional ha cambiado y estamos entrando en una fuerte baja del consumo, con lo cual es difícil que se mantengan los mismos niveles de producción, y la población laboral nuestra este año es menor a la que teníamos en ese momento”, admitió.

Respecto al incumplimiento del plazo previsto para la reconstrucción de la nueva planta, Sosa explicó que esto “no fue posible debido a distintas circunstancias”, aunque aseguró que durante el encuentro mantenido ayer en Río Grande con la gobernadora Fabiana Ríos “asumimos el compromiso de resolver esto que se ha generado, y finalizar la planta a la máxima brevedad posible, porque somos los primeros interesados en que esto sea así”.

Sosa dijo que en el encuentro con la Gobernadora abordaron esto “para mostrar justamente que la ley se hace con letras pero también con espíritu, y lo que importa también es el espíritu de ambos lados, la ley lo que trataba de hacer era justamente que una empresa de la importancia de BGH no desapareciera de la isla, con el impacto social que eso representa por tratarse de la empresa más grande en términos de ocupación, y una manera de ayudar a que no desapareciera. Era un apoyo económico a través de una exención impositiva, pero también justamente pidiéndole el compromiso a la empresa de que reconstruyera su planta porque eso es la forma real de que la empresa no se vaya y tener un reaseguro, y eso lo hemos demostrado y tiene que ver con el espíritu de BGH de mantenerse en la provincia, y que los plazos constructivos se hayan prolongado no creo que estuviera en contra de lo que llamamos el espíritu de la reconstrucción”

“La ley cuando se hizo fue con el criterio de que se garantizara la permanencia de una empresa, pero sobre todo que se garantizaran los puestos de trabajo, y BGH manifiesta y reafirma a través de esta obra su compromiso con la Isla”, aseguró Sosa.

Comentá la nota